Home » GOBERNATURA

Aprendizaje costoso en Oaxaca

Publicado por @Shinji_Harper el domingo, 12 febrero 2012
Sin Comentarios


REFORMA 
 
 
Oaxaca, México.- Gabino Cué cumplió su primer año de gobierno en medio de cuestionamientos por el reparto de cuotas en su gabinete, la incapacidad para superar el conflicto magisterial y la falta de acciones en contra del ex gobernador Ulises Ruiz.
Abanderado de la alianza PAN-PRD, a la que se sumaron el PT y Convergencia, y casi al final de la campaña también el Partido Nueva Alianza, Cué se comprometió a designar un gabinete plural y profesional, ciudadanizar los organismos autónomos, ejercer de manera responsable el presupuesto del estado y erradicar la impunidad; no obstante, las expectativas generadas por sus promesas de campaña pronto comenzaron a desvanecerse.
Férreo crítico de la designación de amigos en puestos claves de la administración pública durante el gobierno de Ulises Ruiz, el nuevo gobernador presentó un gabinete que se caracterizó por el reparto de cuotas entre los grupos que lo apoyaron en su ascenso al poder.
Los ganones 
Varios nombres ejemplifican el pago de facturas: Benjamín Robles Montoya, ex líder local de Convergencia, fue nombrado secretario particular, actualmente es precandidato al Senado; Daniel Juárez, sobrino de Mariano Santana, dirigente local del PT, fue designado secretario del Trabajo; Irma Piñeyro, ex candidata al gobierno local por el Panal, ocupó el cargo de secretaria general de Gobierno y renunció tras reconocer que carecía de título académico, y Gerardo Cajiga, ex oficial mayor de la Secretaría de Gobernación cuando el titular era Diódoro Carrasco -a quien se considera padrino político de Cué- fue designado secretario de Finanzas.
El reparto de cuotas 
Tampoco cumplió el compromiso de ciudadanizar los organismos autónomos; por el contrario, recurrió a la práctica de casi todos los gobernadores priistas, de colocar a aliados al frente de estos apoyándose en el Congreso local (en donde los partidos de la coalición colocaron 24 diputados contra 16 del PRI).
En la Auditoría Superior del Estado fue designado Carlos Toledo Altamirano, su ex secretario de Desarrollo Social.
Como consejero presidente del Instituto Electoral fue electo Alberto Alonso Criollo, pieza clave del equipo de campaña.
Y Alfredo Rodrigo Laguna Rivera, sobrino de Ericel Gómez Nucamendi, ex senador suplente de Cué, fue designado magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia estatal.
No obstante, es en materia de impunidad en donde el gobierno aliancista registra su mayor deuda que no ha podido saldar.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.