Home » Género

No se debe confundir maltrato y ofensas con amor: IMO

Publicado por @Shinji_Harper el lunes, 13 febrero 2012
Sin Comentarios


Oaxaca, México.- Idealizar a la persona durante el enamoramiento puede impedir detectar violencia en el noviazgo, ya que “por amor” se puede llegar a tolerar e incluso perdonar “arrebatos”, maltratos u ofensas.

La directora general del Instituto de la Mujer Oaxaqueña (IMO), Anabel López Sánchez, exhortó a las parejas a tener en cuenta que los novios no deben confundir el control, los celos y en ocasiones diversos tipos de violencia con el amor.

En general la violencia en el noviazgo tiene a pasar desapercibida, tanto por las instituciones como por los propios jóvenes, sin embargo, la Encuesta Nacional de Violencia en las Relaciones de Noviazgo 2007 (Envinov) que elaboró el Instituto Mexicano de la Juventud, detectó que en las relaciones de noviazgo que establecen las y los jóvenes entre 15 y 24 años hay expresiones de violencia de muy distinto tipo y en diferentes grados, ya sea violencia física, psicológica o sexual.

Según la información recolectada en la Envinov, el 15% de las y los jóvenes han experimentado al menos un incidente de violencia física en la relación de noviazgo que tenían al momento de la Envinov. Los incidentes tienen una mayor proporción en zonas urbanas (16.4%) en comparación con las zonas rurales (13.2%). La mayor proporción de personas que reciben violencia física son las mujeres (61.4%) y en menor proporción los hombres (46%).

La violencia psicológica es entendida como el abuso emocional, verbal, maltrato y menoscabo de la estima hacia una o varias personas. Los resultados de la Envinov en este rubro indican que el 76% de los jóvenes son víctimas de la violencia psicológica y la mayor incidencia de ésta se da en áreas urbanas (76.3%) a diferencia del área rural (74.7%).

Con lo que respecta a la violencia sexual, las mujeres constituyen las dos terceras partes de las personas a las que han tratado de forzar o que han forzado a tener relaciones sexuales y tanto en una o en otra situación, la casa de la persona agredida, ha sido el lugar de la agresión.

Explicó que durante la etapa del enamoramiento y en la mayoría de ocasiones se confunde el maltrato y ofensas con amor e interés por la otra persona, situaciones que no suelen denunciarse, además de que la violencia en el noviazgo no está tipificada en la legislación local.

La violencia contra las mujeres sin un marco jurídico eficiente la combatirla

Según la Organización Mundial de la Salud, tres de cada diez adolescentes denuncian que sufren violencia en el noviazgo, además de que muchas de las mujeres que son maltratadas durante el matrimonio vivieron violencia en el noviazgo. La edad en que son más vulnerables a la violencia es durante la adolescencia y es una situación que se mantiene en silencio porque la mayoría considera que son conductas normales, que no aumentarán y no se atreven a denunciar.

Es más común que la ejerzan los hombres, sin embargo las mujeres también utilizan formas de control como la manipulación y el chantaje. Puede darse al poco tiempo de iniciar el noviazgo, después de algunos meses o años y seguramente continuará en caso de que lleguen a casarse. Esta situación se da en todos los estratos sociales aunque es mayor en las áreas urbanas.

Una pareja violenta es muy probable que tenga antecedentes de violencia en su familia y su conducta no cambiará espontáneamente. Inicia con la violencia psicológica después se pasa a la física y luego a la sexual, hizo ver la directora general del IMO.

La violencia en una relación de pareja se refiere a toda acción u omisión que daña tanto física, emocional como sexualmente, con el fin de dominar y mantener el control sobre la otra persona. Para ello se pueden utilizar distintas estrategias que van desde el ataque a su autoestima, los insultos, el chantaje, la manipulación sutil o los golpes.

En caso de que una persona requiera orientación y apoyo, puede acudir a la Unidad de Atención a Mujeres Víctimas de Violencia de Género con que cuenta el IMO en la calle de Eucaliptos número 422, en la colonia Reforma, en la ciudad de Oaxaca.

Si no puede acudir personalmente, cualquier persona puede llamar también al (951) 51 5 22 52 o de manera gratuita, desde cualquier parte del territorio oaxaqueña, a la línea de atención a violencia 01 800 8 31 76 56, la cual brinda servicio las 24 horas.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.