Home » Libertad de Expresión

Libro de Scherer revela bochornosos episodios alcohólicos de Calderón

Publicado por @Shinji_Harper el Domingo, 19 febrero 2012
Imprimir
Sin Comentarios


 Gustavo SÁNCHEZ/SDP NOTICIAS

 

Oaxaca, México.- Josefina Vázquez Mota, Elba Esther Gordillo, ex diputados federales y el fallecido Juan Camilo Mouriño fueron testigos del gusto de Calderón por la bebida; quien lo cuenta ahora es su exaliado, Manuel Espino.

¿Quién mejor para hablar con franqueza sobre el alcoholismo de Felipe Calderón que su exallegado Manuel Espino?

El periodista Julio Scherer lo sabía y seguramente por eso lo buscó y sostuvo varias reuniones con él en un café, de las cuales se desprende su más reciente obra titulada: “Calderón de cuerpo entero”.

En uno de los primeros capítulos de su libro -en poder de SDPNoticias.com desde ayer-, Don Julio acepta que “el tema del gusto del presidente de la República por la bebida lo llevaba en la mente y un día resolví abordarlo con Manuel Espino en el único lenguaje posible: la franqueza”.

Y es que aunque el ex dirigente del PAN -hoy expanista- acepta que su “resentimiento con Calderón es muy fuerte”, los bochornosos episodios alcohólicos que cuenta Espino del ahora inquilino de Los Pinos, ocurren ante la presencia de más personajes políticos -como Josefina Vázquez Mota- que, por su cercanía, difícilmente aceptarían que ocurrió pero tampoco podrán negarlo.

Scherer plasma cuatro episodios de alcoholismo los cuales, cabe señalar, ocurren antes de que Calderón asumiera la Presidencia “haiga sido como haiga sido”, de la que por cierto Espino apunta que la “Ley Televisa” fue impulsada por él mismo, para “consentir” a las televisoras, con tal de que le dieran un “mejor trato” en la campaña que no levantaba.

En una de las anécdotas más escandalosas, Espino cuenta que en el segundo semestre del 2000, en la reunión de diputados del PAN en que se nombró a Calderón coordinador de la bancada ocurrió lo siguiente: “Tenemos un problema con el coordinador, Felipe Calderón… Sigue en el escándalo allá abajo. Se le fue la lengua con algunos diputados, riñó con el gerente del hotel y se metió con los meseros”, le dijo el entonces diputado de San Luis Potosí, Alejandro Zapata Perogordo, a Manuel Espino, como a la una de la madrugada. Calderón habría reaccionado mal cuando se le indicó que el hotel daba servicio hasta determinada hora, y él exigía que le sirvieran “una botella más”.

Sobre ese momento, Scherer comenta que “la historia que continuó Espino fue desconsoladora y junto con Manuel decidió dejar “el asunto ahí”.

Otro episodio ocurrió en 2006 con la Maestra Elba Esther Gordillo, con quien el equipo de campaña de Calderón, entonces coordinado por Josefina Vázquez Mota, había pactado una reunión en Ciudad Juárez, a la cual Espino había sido invitado.

Al respecto, Espino apunta que ahí fue cuando conoció la falta de “visión política” de la actual precandidata presidencial del PAN y lamentó la actitud del entonces candidato panista, quien se reportó “indispuesto” para la reunión con Gordillo, a la que, a la postre, llegó.

“El candidato está indispuesto -argumentó (Juan Camilo Mouriño), me dio a entender que estaba en un plan alegre, tomando bebidas espirituosas-: no está en condiciones de ir-”, soltó a Espino quien después sería uno de los más cercanos a Felipe y moriría trágicamente en noviembre del 2008.

En aquel entonces, cuenta Manuel a Scherer, Calderón arribó casi dos horas más tarde de lo acordado, se le notaba que “había estado contento” y le habían dado café “para que llegara un poquito más entero”.

Otro episodio está incluido en la revista PROCESO que circula esta semana, cuando en 2002 Margarita Zavala le advirtió a Calderón que “ya habíamos quedado que no ibas a tomar”.

Y el último, quizá el más insignificante, tiene una botella de whisky en una oficina de San Lázaro en la madrugada de la negociación del Presupuesto.

El “cuerpo completo” por supuesto no excluye su carácter, del cual Alfonso Durazo -de quien también se incluye su testimonio- califica como que “no tiene mecha”, refutando a aquellos que dicen que Calderón es de “mecha corta”.

Corrupción

Tal como lo describe el libro en su cubierta, Scherer presenta una “serie de documentos irrebatibles que muestran los ilícitos -sobre los cuales tanto se ha hablado- en torno al controvertido proceso que llevó a Felipe Calderón a la Presidencia de la República”.

Sobre el alcoholismo, ¿qué dijo La Presidencia de la República?

El tema del posible alcoholismo que pudiera padecer Calderón cobró relevancia cuando lo exhibió el diputado Gerardo Fernández Noroña con una manta en San Lázaro que decía: “¿Tú dejarías conducir a un borracho tu auto? ¿No, verdad? ¿Y por qué lo dejas conducir el país?”.

Al respecto -y luego de que la periodista Carmen Aristegui se pronunciara porque en Los Pinos emitieran una postura clara sobre el asunto que calificó de interés nacional- Presidencia de la República emitió el siguiente comunicado, el cual fue leído por el entonces secretario particular Roberto Gil Zuarth:

LES AGRADECEMOS SU ATENCIÓN A ESTA CONVOCATORIA

La agenda de un Jefe de Estado debe cuidarse con sentido de Estado. Sin embargo, en los últimos días, se ha intentado sembrar y difundir en la opinión pública rumores ofensivos que atentan contra la dignidad y la investidura del Presidente Felipe Calderón.

Frente a esas infundadas afirmaciones y desde el más firme compromiso del Gobierno Federal con la transparencia, resulta oportuno compartir con los ciudadanos, a través de los medios de comunicación, algunos datos generales sobre las actividades presidenciales, las cuales reflejan que el Presidente de México trabaja incansablemente por el desarrollo de la Nación.

En mi calidad de Secretario Particular del Presidente de México, como responsable de su Agenda, y también de asistirlo en sus actividades, puedo atestiguar la dedicación, el compromiso y la responsabilidad con la que el Presidente desempeña la función que los mexicanos le han encomendado.

Sólo durante el último año, el Presidente Felipe Calderón realizó 261 eventos en la Ciudad de México, 108 giras nacionales, 17 giras internacionales, 49 entrevistas a medios de comunicación, 198 audiencias, 63 reuniones de Gabinete, 201 acuerdos con el equipo de Presidencia, 135 reuniones para preparar discursos, 67 reuniones para revisión y firma de documentos jurídicos y 680 reuniones temáticas sobre políticas públicas. En total, mil 779 actividades a lo largo del año; siete actividades, en promedio, por día hábil.

Desde el primer día de enero y hasta el día de hoy, ha llevado a cabo, el Presidente de la República, 15 giras nacionales, ha visitado nueve estados de la República y 22 municipios. Realizó en este periodo 17 reuniones de Gabinete, 79 eventos públicos, una gira internacional, 43 reuniones con colaboradores, tres encuentros y audiencias con líderes de opinión, un Diálogo Ciudadano sobre seguridad, cuatro encuentros con empresarios y 14 entrevistas a medios de comunicación.

Durante los cuatro años de su Administración, nunca ha faltado a actividad alguna por motivos de salud.

El Presidente de la República inicia su jornada a las seis y media de la mañana; practica diariamente una hora de ejercicio, tiene reuniones privadas e inicia actividades públicas a las ocho y media de la mañana, como a muchos de ustedes les consta, y concluye siempre en torno a las 10 de la noche.

Este ritmo de actividades es la mejor expresión de su buen estado de salud, de su fortaleza física y de su entereza.

Es, también, claramente incompatible con los infundios, los rumores y aún las dudas que dolosamente se propalan con el interés de dañar al Presidente, a su familia y a la Institución que representa y que nos pertenece a todos los mexicanos.

Jefes de Estado, líderes políticos, Gobernadores, Presidentes Municipales, Senadores, Diputados, empresarios, comunicadores, ustedes, como integrantes de la Fuente Presidencial, y muchos miles de ciudadanos que han visto y convivido con el Presidente a lo largo de estos años, son los mejores testigos de que México tiene un Presidente que trabaja, un Presidente responsable y entregado a plenitud a sus funciones.

Éste será un ejercicio permanente de transparencia sobre las actividades del Presidente, para que todos los mexicanos tengan certeza sobre el cuidado y la dedicación del Presidente Felipe Calderón en la conducción de los destinos de este país.

Por su atención, muchas gracias y buenas noches.

Cabe señalar que en ninguna parte del texto se niega, categóricamente, que Calderón sea alcohólico.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.