Home » Pueblos Originarios

Niña zapoteca reivindica su lengua materna

Publicado por @Shinji_Harper el lunes, 20 febrero 2012
Sin Comentarios


Oaxaca, México.- “Hablemos nuestras lenguas maternas y de esta manera podremos aprender inglés, chino y alemán. Así, no sólo hablaremos un idioma, de esta manera nos enriqueceremos y enriqueceremos a nuestro país”, dijo el escritor Natalio Hernández, Premio Nezahualcóyotl de Literatura en Lenguas Indígenas 1997, durante su participación en el Segundo Encuentro Nacional de Niños Lectores en Lengua Materna “Mi lengua, mi corazón”, que se realizó el domingo 19 de febrero en Cuetzalan, Puebla.

Para celebrar el Día Internacional de la Lengua Materna –que se conmemora cada 21 de febrero, según estableció la UNESCO–, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), a través de la Dirección General de Publicaciones (DGP) y su Programa Nacional Salas de Lectura, y el Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Puebla, con el apoyo del Municipio de Cuetzalan, convocaron a 31 niños que asisten a Salas de Lectura de diversos estados del país para compartir lecturas en voz alta y narraciones en 15 lenguas maternas.

De las 68 lenguas que actualmente se hablan en México, se escucharon el chontal, totonaco, maya, náhuatl, wixarika, huichol, tlapaneco, me’phaa,  zapoteco, hñâhñu,  tzeltal, otomí, tenek, mayo-yoreme y rarámuri.

Proveniente de la Sierra Tarahumara de Chihuahua, Eduardo Alfredo Rayo Bernal (12 años), de la Sala de Lectura “Pájaro azul”,  leyó los poemas Eruka mu jú? (¿Quién eres?) y Mapu tamí busurebi (Lo que me despierta) en la lengua materna rarámuri.

Durante la inauguración, Socorro Venegas, Directora General Adjunta de Fomento de la Lectura y el Libro, en representación de Laura Emilia Pacheco, titular de la DGP del Conaculta, agradeció a los padres de los participantes por enseñar a sus hijos su lengua materna y con ello hacer que sigan vivas.

“Este Encuentro se llama ‘Mi lengua, mi corazón’ precisamente porque alude a las raíces más profundas de nuestros afectos, las primeras palabras con las que nos amaron, las primeras palabras que nos enseñaron el mundo”, explicó Venegas, durante las actividades en las que participaron niños de entre 6 y 13 años.

Asimismo, hizo referencia a la exposición de ilustraciones Hacedores de palabras que se presentó en la plaza principal de Cuetzalan y mostró el trabajo de niños de comunidades mayas de Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, con el apoyo de la Conafe.

La niña Emma Coyolicatzin Hernández Solórzano (11 años), de la Sala de Lectura “Ra roonda nee ra riisidi binni”, narró el cuento Lexu ne gueu’ (Conejo y coyote) en zapoteco y poco a poco cada uno de los niños de los 23 estados participantes compartieron poemas, cuentos y leyendas de sus comunidades en su lengua materna.

“Mientras haya un niño que siga pronunciando y hablando de sus raíces, habrá lenguas vivas”, dijo José Octavio Ferrer Burgos, subsecretario del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Puebla quien estuvo en la ceremonia inaugural de las actividades realizadas de 11:00 a 18:00 horas.

El presidente municipal de Cuetzalan, Arturo Báez Carmona, dijo estar orgulloso de que se haya escogido este pueblo mágico como sede del Encuentro Nacional de Niños Lectores en Lengua Materna, que por primera vez se realizó en el interior del país. El año pasado se efectuó en el Museo Nacional de Antropología en la Ciudad de México.

Para celebrar de manera festiva a las lenguas maternas Adriana Lebrija interpretó canciones en tenek, mazateco y purépecha, mientras que el Trío Infantil Huasteco de Mecapalapa amenizó con su música la jornada. Como cierre, los niños voladores de Cuetzalan realizaron su danza tradicional en el escenario.

De esta manera se mostró la diversidad lingüística del país y se compartió el Encuentro Nacional de Niños Lectores en Lengua Materna “Mi lengua, mi corazón” con el resto del país a través de Internet en www.salasdelectura.conaculta.gob.mx

Paralibros en Cuetzalan

En el marco de esta celebración, se instaló en la plaza principal de Cuetzalan el primero de diez Paralibros que habrá en Puebla. Durante el primer fin de semana se acercaron decenas de niños, jóvenes y adultos a consultar algunos de los 365 libros que la DGP del Conaculta pone a disposición de la comunidad.

Los Paralibros son estructuras semejantes a una parada de autobús que se instalan en parques, plazas y otros espacios públicos. Entre los servicios que se ofrecen en ellos están la asesoría de un mediador y el préstamo a domicilio. Durante 2012 continuará la instalación de Paralibros en todo el país.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.