Home » Arte

Restauran óleo de la Batalla del 5 de Mayo

Publicado por @Shinji_Harper el martes, 28 febrero 2012
Sin Comentarios


Oaxaca, México.- A 150 años de la célebre batalla del 5 de mayo, en la que en 1862 se enfrentaron tropas mexicanas y galas en el Cerro de Guadalupe, en Puebla, un importante óleo alusivo a este hecho histórico, que data de 1870, fue restaurado por especialistas ante la próxima reapertura de la sala dedicada a la segunda invasión francesa, del Museo Nacional de las Intervenciones (MNI).

En la escena de autor anónimo, plasmada en un lienzo de 177 x 214 cm, los batallones de ambos regimientos están desplegados y se enfrentan en las faldas del cerro. Sin embargo, por efecto del tiempo, las imágenes de ambas huestes ya presentaban algunas “bajas”, de ahí que expertos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta), intervinieron para devolverle su integridad.

La restauradora Dora Méndez Sánchez, de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural (CNCPC) del INAH, informó que entre septiembre y noviembre del año pasado, se aplicaron injertos de tono almagre o rojizo, a base de cera resina, para recuperar el plano en las áreas con pérdida de soporte en la pintura.

Posteriormente, dijo, se utilizó la técnica rigattino, que consiste en el trazo de líneas verticales de color que unifican el faltante con el tono circundante —pero permiten distinguir la intervención—, para recuperar la integridad de la imagen.

La subdirectora de Conservación del Patrimonio en Museos detalló que derivado del programa a su cargo, en 2010 comenzó a darse apoyo al Museo Nacional de las Intervenciones, que desde entonces ha estado sometido a trabajos de rehabilitación y actualización museográfica, renovación que incluye la atención de su obra en exhibición permanente y temporal.

En ese sentido, como parte de una muestra —prevista para septiembre próximo— que tendrá por tema a las imágenes marianas del Ex Convento de Churubusco (sede del MNI), también se restauraron 11 óleos y tres esculturas, por parte de un equipo de expertos del INAH.

En las instalaciones del propio museo, en Coyoacán, se trabajó en la conservación de tales obras, que datan de los siglos XVII y XVIII; en el caso de las pinturas: óleos sobre tela y sobre tabla que, si bien en su mayoría son de autor anónimo, incluyen a destacados exponentes de la época, como Pedro López de Calderón, Diego Pérez, Nicolás Rodríguez Juárez, Francisco Carrillo y Juan Correa.

De los 11 óleos restaurados, dos de ellos Nuestra Señora de Passabienses, de Diego Pérez (251 x 178 cm) y la Inmaculada Concepción (104 x 156 cm), de Francisco Carrillo, estarán incluidos en la exposición temporal y forman parte de la colección permanente del Museo Nacional de las Intervenciones, en el Refectorio y en el Claustro Bajo, respectivamente.

De acuerdo con Dora Méndez, si bien las obras recibieron intervenciones en distintos momentos de su historia, se encontraban en mal estado, prueba de ello eran algunas zonas con pérdida de capa pictórica y la aparición de grietas en la misma,  a la vez, los barnices estaban opacos o mostraban una tonalidad irregular.

Luego de hacer el dictamen del estado de cada una de las obras, “procedimos a eliminar las intervenciones en mal estado, y se aplicaron barnices de protección y de acabado y, en los casos necesarios, una pasta de resane a base de cera; después se hizo la reintegración cromática con pinturas al barniz. En el caso de las tablas se utilizó una pasta de carbonato de calcio y también se reintegró con pinturas al barniz”, detalló Méndez Sánchez.

Sobre los títulos del resto de los lienzos y tablas intervenidos, la experta del INAH indicó aluden a la Asunción de la Virgen, El Calvario, Imposición de la casulla a San Ildefonso, Nuestra Señora de Balvanera, La Purísima Concepción de María, La Anunciación, La Virgen del Rosario, Nuestra Señora del Carmen y La Coronación de la Virgen. El ancho de las pinturas va de 120 a 181 cm y la altura de 172 a 218 cm.

Estos trabajos se efectuaron el año pasado e incluyeron la restauración de  algunos marcos de madera que presentaban el barniz oscurecido, faltantes y grietas; para resolver este último problema se inyectó un consolidante y se realizaron resanes, después fue repuesta la hoja de oro que hacía falta. 

En lo que respecta a las tres esculturas —también de la época colonial—, Dora Méndez anota que su manufactura es diversa, una que representa a la Virgen María es de escayola, es decir, fue modelada con un lienzo cubierto con carbonato de calcio; otra más, de la Virgen de Guadalupe, fue esculpida en piedra, y una tercera es una talla estofada de la Virgen de Atocha, que destaca por su belleza. 

“Se les realizó una limpieza, pero el mayor problema radicaba en áreas con pérdida de capa pictórica y desprendimientos, de manera que, en el caso de la escayola, unimos los fragmentos desprendidos. También se repusieron algunos faltantes en las otras dos obras, y se realizaron procesos de resane y reintegración cromática”.

Finalmente, la especialista del INAH adelantó que como parte del programa Restauración de obra procedente de museos, este año personal de la CNCPC atenderá pinturas del Museo Nacional de las Intervenciones, entre las que destacan piezas de gran formato relativas a la vida de San Francisco de Asís y su orden, las cuales se exhiben en el cubo de la escalera y en el Claustro Bajo.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.