Home » Reflexión

Sin Derecho a Fianza/El humor del Vaticano

Publicado por @Shinji_Harper el miércoles, 28 marzo 2012
Sin Comentarios



Juan Manuel Alegría/ Primera parte

 

Oaxaca, México.- La iglesia católica mexicana deseaba que la llegada del papa Benedicto XVI se programara para el 21 de marzo, fecha muy importante para los mexicanos, ya que se celebra el nacimiento de Benito Juárez, el estadista que se enfrentó al mayor poder de México en su tiempo: el del clero.

Sin embargo, pudo más la sensatez en el gobierno panista, ya que eso podría ser considerado una grave afrenta (si con lo de la reforma al artículo 24 hubo movilizaciones)  y que este año es de elecciones (aunque si estuviera Fox…), por lo que la llegada se realizó dos días después. Así que la venganza contra el Benemérito se pospuso.

La Iglesia ha mostrado que es rencorosa, y eso lo podemos percibir con esta frustrada aparición del papa en el aniversario de Juárez y con otras fechas significativas.

Con Porfirio Díaz la Iglesia vivió un romance. De la Constitución que provocó la guerra de Reforma y la intervención francesa casi nada se aplicó. El idilio fue interrumpido por la aparición de Francisco Ignacio Madero y el inicio de la Revolución el 20 de noviembre de 1910.

Foto: www.fotogafias.net

Con la caída de Victoriano Huerta,  Venustiano Carranza fue detestado por el clero, y lo fue más cuando el “Varón de Cuatro Ciénegas” acusó a la Iglesia de ser responsable de la muerte de Madero y de aliarse con Huerta (aquí ni negarlo, si hasta le hizo un tedeum). Por eso, entre 1914 y 1919 (gobierno del barbón)  casi no hubo obispos en México.

Aunque Carranza no aprobó las medidas más anticlericales de la Constitución e hipócritamente intentó acercarse al clero, los constitucionalistas se apoderaron de edificios y bienes de la Iglesia y desterraron curas.

Dice el historiador Lorenzo Meyer que, a los sacerdotes, “los carrancistas les desconocieron fueros y privilegios; se les trata como a cualesquiera de los ciudadanos haciéndoles mucho favor”, por lo que los enemigos de  México se van con los enemigos del farsante: “Entonces llenaron de imágenes y de amuletos religiosos los pechos y los sombreros de los zapatistas. Los curas estaban con ellos. También en los velludos pechos de los norteños villistas había medallas y escapularios y en ese campo, ya cuando aliados con los zapatistas habían desconocido al señor Carranza, el clero creyó favorable su intervención”.

Seguramente los ensotanados bailaron de gusto cuando supieron del asesinato de Carranza el 21 de mayo de 1920 en Tlaxcalantongo.

Durante el gobierno de Plutarco Elías Calles, cuando la Iglesia se negó a aceptar la Constitución de 1917, se suscitó la guerra Cristera. La verdadera historia se ha ocultado en los libros de texto, se victimiza a la Iglesia y se minimiza su actuación, cuando ella es la que cierra los templos y arma a sus feligreses, incluso con la aprobación de Roma. Pero el tema es otro.

La Iglesia mexicana ha logrado que muchos sacerdotes criminales que participaron en esa lucha, hayan sido elevados a la santificación, como los 24 que fueron canonizados el 21 de mayo de 2000 por Juan Pablo II; la investigación sobre los mártires la realizó el Ateneo Pontificio “Regina Apostolorum”, una institución universitaria que dirigen los Legionarios de Cristo en Roma. Sí, los del padre Maciel. Esta canonización fue la más numerosa en la historia de América Latina.

¿Es una coincidencia que los cristeros, que mataron a sus hermanos en la Tierra, hayan sido canonizados en la misma fecha en que fue asesinado el enemigo de la Iglesia, Venustiano Carranza? Tal vez. Hay que aclarar que el beato José María de Yermo y Parres, quien no participó en la guerra Cristera, también fue canonizado.

Pero hay otros: Miguel Gómez Loza y  Anacleto González Flores, dos cabecillas de los cristeros, fueron beatificados por Benedicto XVI el 20 de noviembre de  2005. Sí, precisamente en el aniversario de la Revolución mexicana.

El primero fue nombrado por los cristeros gobernador civil de Jalisco en esa época y Anacleto fue el brazo derecho del cerebro que originó la Cristiada: el obispo Francisco Orozco Jiménez; el historiador Francisco Martín Moreno dice que Anacleto y el obispo eran amantes.

Se pregunta el famoso historiador: “¿Cómo puede el Papa declarar que Anacleto y Gómez Loza gozan de la eterna bienaventuranza y se les puede rendir culto si dinamitaron puentes y ferrocarriles, se sumaron a la mutilación de la nariz y orejas de los maestros laicos, incendiaron escuelas, se empeñaron en el tráfico de armas, utilizaron las limosnas pagadas por los fieles para comprar cartuchos y municiones, dirigieron ejércitos de cristeros para matar soldados federales defensores de la Constitución y además, secuestraron y asesinaron a personas inocentes?”

Después de Carranza, la iglesia se topa con Álvaro Obregón. Como pudo lo sobrellevó cuatro años, porque el sonorense tenía otros planes. Con calles se inicia la Cristiada.

Sin embargo, el “Manco de Celaya”, convirtiéndose en lo que aborreció en Porfirio Díaz, decidió reelegirse. El clero decidió asesinarlo (con una pequeña ayuda de Calles y Morones), así que el sonorense murió como presidente electo a manos de José de León Toral (y otros dos o tres); antes se había salvado de varios atentados de fanáticos religiosos como el padre Miguel Agustín Pro, quien pagaba la renta de la casa donde se fabricaban explosivos para la guerra cristera y donde se planeó la muerte del presidente de la República.

La guerra Cristera duró tres años (1926-1929) y dividió hondamente al país. Por eso, Calles se convirtió en el mayor enemigo del clero. Plutarco Elías Calles apodado “El Turco”, nació el 25 de septiembre de 1877 en Sonora.

Tal vez no sean sólo coincidencias las fechas; por eso, uno de los que participó en esos atentados contra su paisano Obregón, el padre Agustín Pro (protector de la Madre Conchita, quien asesoró a De León Toral), fue canonizado por Juan Pablo II el 25 de septiembre de 1988, aniversario del natalicio del “Turco”.

¿No tienen sentido del humor los del Vaticano? Bueno, pero con Juárez, ahora se fueron lisos.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.