Home » Noticias

Criminalizar consumo, hace ineficaz políticas contra drogas

Publicado por @Shinji_Harper el viernes, 27 abril 2012
Sin Comentarios


Oaxaca, México.- La política prohibitiva en torno a las drogas es ineficiente e insuficiente; además, no entiende la realidad de los consumidores, que son criminalizados. Por ello, es urgente atacar el origen del problema y deconstruir la estigmatización de los usuarios, para hacer frente al fenómeno, afirmaron expertos en el Foro Internacional sobre Políticas de Regulación del Consumo de Drogas.

En la mesa Drogas, sectores sociales y medios de comunicación, Roberto García Salgado, académico de la Escuela Nacional de Trabajo Social de la UNAM, resaltó que el consumo no es una exclusividad juvenil.

“Su realidad, en relación con los estupefacientes, la mayoría de las veces está muy distante de los discursos oficiales. Por ello, se requiere de una política que transite hacia las condiciones propias del bienestar social y buscar ahí el origen de sus condiciones actuales, como la falta de oportunidades de empleo y educación”. Según un documento de seguridad de la cámara baja, hay 160 mil desplazados y casi 23 mil jóvenes reclutados por el crimen organizado, refirió.

Lilian Paola Ovalle, coordinadora de Investigación y Posgrado del Instituto de Investigaciones Culturales-Museo de la Universidad Autónoma de Baja California, comentó que se ha naturalizado un sistema donde se excluyen y vulneran los derechos a la salud, vivienda y trabajo de quienes no pueden o no quieren dejar las drogas.

Como sociedad, debemos abrir espacios para ellos y velar por sus garantías. La prohibición, sentenció, impide la regulación del acceso y calidad de las sustancias, y aumenta su peligrosidad y la vulnerabilidad de los consumidores, a quienes se cubre de un manto de criminalización y estigmatización.

En la mesa moderada por el consultor independiente, José Luis Stein, la investigadora del Instituto de Psicología de la Universidad de Sao Paulo, Brasil, Marisa Feffermann, sostuvo que es una quimera pensar que en un contexto de inmensa desigualdad social, con elevados índices de desempleo y subempleo, los jóvenes atraídos por la posibilidad de una ganancia económica rápida, serán intimidados por la simple perspectiva de punición penal; eso revela la insuficiencia de un modelo represor.

Norma Angélica Campos Larios, alumna de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, e integrante de la asociación Students for Sensible Drug Policy, expuso que algunos medios de comunicación han generado “mala información” que contribuye a agravar el problema.

En su oportunidad, Andrés Roemer, profesor en el Instituto Tecnológico Autónomo de México, dijo que se debaten problemas del siglo XXI con prácticas y análisis del siglo XIX. “Hasta los discursos son estructuralmente idénticos, aunque ya estamos en el futuro; el problema es que no entendemos la mente humana, y sin saber cómo opera, no servirán las estrategias públicas”. La política prohibitiva genera un mercado negro y es absolutamente ineficiente, consideró.

Plantas sagradas

El uso de alucinógenos (hongos, semilla de la virgen, amanita muscaria, toloache, floripondio o daturas, entre otros), como medicina terapéutica o para un ritual religioso, es reflejo de los valores culturales de pueblos indígenas, que deben ser respetados como parte de sus tradiciones ancestrales, manifestó Rodolfo Stavenhagen, del Centro de Estudios Sociológicos de El Colegio de México.

En la mesa Cultura indígena y uso de drogas en México, el investigador informó que, entre los pueblos originarios del continente americano, la utilización de psicotrópicos –la hoja de coca, sobre todo en Sudamérica- es muy antigua; peyote, entre los indígenas del norte del país; hongos alucinógenos, en el sureste mexicano, donde habitan los mazatecos.

En su turno, Carlos Zolla, coordinador de Investigación del Programa Universitario México Nación Multicultural (PUMC), de la UNAM, advirtió que la erosión alarmante de las culturas tradicionales se debe, entre otras causas, a la migración y presión del narcotráfico para cultivar marihuana y amapola.

La mesa fue moderada por el etnólogo José del Val Blanco, director del PUMC, que fustigó que se homogenice falsa y perversamente el consumo de estimulantes que han acompañado a las diferentes civilizaciones como parte entrañable y significativa.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.