Home » Efemérides

La existencia se mueve por corrientes extrañas pero disfrutables: Hiriart

Publicado por @Shinji_Harper el sábado, 28 abril 2012
Sin Comentarios


Oaxaca, México.- Para el escritor, ensayista y dramaturgo Hugo Hiriart, la existencia está movida por corrientes muy extrañas que no dominamos, que no entendemos de dónde vienen o a dónde van; es por eso que este 28 de abril que cumple 70 años agradece todo lo que puede tener y los “regalos” que la vida le ofrece.

“Mi vida ha sido muy afortunada porque si usted ve la cantidad de gente que vive haciendo trabajos espeluznantes, dolorosos, angustiosos, agobiantes,  ahora imagínese a una persona que puede vivir de escribir y dar clases. Es un privilegio, propiamente es no trabajar, es una gran cosa”, comenta desde Nueva York, ciudad donde celebrará sus siete décadas de vida.

Destacado por su dominio del lenguaje escrito que se traduce en sus múltiples libros entre los que destaca Galaor, considerada una de las mejores novelas de caballería del siglo XX, Disertación sobre las telarañas (cuentos satíricos y ensayísticos)  y publicaciones recientes como El arte de perdurar, Hiriart reconoce el papel fundamental que la lectura ha jugado a lo largo de su trayectoria.

“Yo empecé a escribir porque me gustaba leer, creo que la lectura ha sido más importante que escribir, quizá el momento de más trascendencia en mi vida fue cuando siendo un niño empecé a leer La isla misteriosa de Julio Verne que de hecho fue la primer novela completa que leí”.

De aquel joven que con Galaor obtuvo el Premio Xavier Villaurrutia 1972, reconoce que aún perdura el entusiasmo por el leer, además de no creer en la fama ni el éxito inmediato.

“Pensaba y sigo pensando que si un libro funciona, él se va a defender y en algún momento va a llegar al público, si no funciona para qué preocuparnos, se olvida y ya, no es tan importante. Una de las cosas que me han ayudado más es no darle importancia a lo que uno escribe o publica, es una importancia relativa, no hay por qué ponerse histérico. Hay en cierta medida una fatalidad al escribir, uno escribe cosas que pueden funcionar o no”.

El ganador del Premio Nacional de Ciencias y Artes 2009, sigue sosteniendo que el único pecado imperdonable del arte es aburrir, lo que equivale a que no se cumpla el propósito de establecer una comunicación con la gente, pero aún no se sabe bien a bien cuál es la clave o cómo es que llega la inspiración.

“Hay que esperar a que llegue y no intentar forzarla, hay que tener claro que si no llega no llega y no hay nada que hacer porque los malos libros creo que se escriben cuando hay ansiedad y no se espera a que la imaginación literaria vaya poniendo las cosas en su lugar”.

Lo cierto es que el éxito no es predecible por lo que asegura, es importante buscar por caminos distintos a los que elige el común de la gente: “Hay que buscar, hay que arriesgar, la categoría fundamental que debe manejar un artista es la categoría de riesgo, si no hay riesgo no hay calidad”.

Hiriart ha tenido la fortuna de destacar tanto en su labor literaria como dramatúrgica cosa que no siempre es sencilla para un escritor.

“El teatro no es para escribirlo, es para la escena, si alguien quiere escribir teatro necesita familiarizarse con la escena. Los grandes motores han sido actores, empresarios, directores, gente que vive de cerca el teatro”.

Pero Hugo Hiriart no sólo ha mostrado interés en las artes escénicas y en la literatura, también desde pequeño descubrió su gusto por la pintura y  la afición de dibujar.

“Yo me quería dedicar a la pintura y a veces pienso que fue un error que no me dedicara a eso, me hubiera gustado ser un erudito en una época y escribir sobre pintura porque he escrito algo pero de manera irresponsable… A veces pienso que quizá cuando esté más viejo y no funcione bien escribiendo me voy a dedicar a hacer grabados o a pintar”.

A pesar de sus reconocimientos y la profunda admiración que despierta en colegas y alumnos, admite que aún no se siente atraído por la celebridad.

“Al contrario, prefiero sentarme atrás, en un rincón, me gusta mucho estar solo… Yo creo que la recompensa del artista está en el trabajo mismo. Leer  y escribir debe ser una suficiente cosa de satisfacción para que el resultado o la consecuencia no le importe a uno demasiado. No creo que nadie escriba para tener dinero o viaje, uno escribe para hacer algo que vale la pena hacerse”.

El autor aseguró que para celebrar su cumpleaños número 70 irá al teatro para ver la obra Tío Vania de Antón Chéjov. “Es una obra que me gusta muchísimo y hubo un tiempo que me sabía de memoria, de ahí me iré a cenar a un lugar de buena comida con mi mujer, así que para mí es muy buena la percepción de celebración”.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.