Home » Literatura

Inédito aún, ensayo de Julieta Campos sobre el cuento cubano

Publicado por @Shinji_Harper el lunes, 7 mayo 2012
Sin Comentarios


Oaxaca, México.- Para Emiliano González la mejor manera de recordar a Julieta Campos, su madre, es como una buena escritora con un destacado estilo y temas interesantes.

El también escritor destacó que aún queda pendiente de publicar un estudio sobre el cuento cubano del siglo XX, considerado el primer ensayo largo que Julieta Campos escribió, además de cartas que conserva su padre, Enrique González Pedrero.

Con motivo del 80 aniversario del natalicio de su madre, Emiliano González aseguró que la autora de Oficio de leer, Muerte por agua y La forza del destino destacó por una capacidad de síntesis que influenció a creadoras como María Luisa Mendoza y Ulalume González de León.

Si algo disfrutaba la narradora, ensayista, académica y traductora Julieta Campos era viajar durante largas temporadas sin necesidad de guías como lo demuestran sus experiencias en Francia, España, Portugal, Italia, Suecia, Alemania, Rusia, Egipto, Grecia, Brasil, Venezuela, Cuba y México.

“Era agradable viajar con ella y era buena compañía. Le gustaba observar los paisajes, ver los museos, comer en un buen lugar. Compartí viajes como el de Acapulco, al hotel El Mirador, que figura en la novela Tiene los cabellos rojizos y se llama Sabina”, mencionó su hijo, el escritor Emiliano González, a propósito del ochenta aniversario del natalicio de su madre.

Nacida en Cuba el 8 de mayo de 1932, la narradora, ensayista y dramaturga Julieta Campos vivió en México desde 1955 y adquirió la nacionalidad mexicana luego de contraer matrimonio.

“Los mejores recuerdos que tengo de ella son épocas en que hubo un diálogo expresivo entre nosotros… Nació en Cuba, después se fue a Europa y vino a México a vivir, por lo que su aporte es a la literatura mexicana”, dijo Emiliano González.

Julieta Campos obtuvo el doctorado en Filosofía y Letras en la Universidad de La Habana y estudió Literatura Francesa contemporánea en la Sorbona, en Francia. Fue maestra en la Universidad Nacional Autónoma de México; directora de la Revista Universidad de México; miembro del consejo de redacción de Vuelta; presidenta del Pen Club de México (1978-1982) y colaboradora de numerosas revistas y suplementos culturales.

Además, fue galardonada con el Premio Xavier Villaurrutia 1974 por la novela Tiene los cabellos rojizos y se llama Sabina. Falleció en la Ciudad de México el 5 de septiembre de 2007.

Julieta Campos en voz de amigos y colegas

“Sus conocimientos van desde los griegos clásicos a la historia y a la cultura contemporánea, en música, pintura y literatura. En realidad, leer sus libros es echarse un clavado dentro de una gama muy, muy grande de temas tratados de la mejor manera”. Aline Petterson, novelista, ensayista y poeta

“La belleza era una de sus constantes, la inteligencia de la belleza, la belleza física y la intelectual, la pública y la personal, la de la ciudad y la de sus casas en la calle de Frontera y en el pueblo de Tetecala, la de los libros que escribió”. Elena Poniatowska, escritora y periodista

“Julieta Campos se diferencia de sus coetáneas por esa intensa obsesión por la muerte, algo único en ella, presente en todas sus novelas, tema con el cual me identifico en lo personal plenamente. Para Julieta, la muerte tiene su punto de partida, como debe ser, en el acto creador, por eso en ella Eros y Tánatos son apenas discernibles. La muerte es siempre ‘lo otro’, ‘la otra’ posibilidad”. Ignacio Solares, escritor y novelista

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.