Home » Cultura

Reflexionan sobre el legado de Benny Goodman al jazz

Publicado por @Shinji_Harper el viernes, 15 junio 2012
Sin Comentarios


Oaxaca, México.- Benny Goodman fue, en opinión de Alberto Zuckermann, un músico que marcó no sólo su propio estilo, sino también una época propia dentro del mundo del jazz, que según los estudiosos de este género, aún deja sentir su estela cual si se tratara de un Big Bang musical.

Como parte del ciclo “10 grandes figuras del Jazz”, Zuckermann acercó al público de la Fonoteca Nacional con el legado de uno de los músicos más inclasificables de su tiempo.

Con la pieza Thats Plenty, el especialista inició la sesión del jueves 14 de junio, en la que remitió al ambiente del Chicago que fue testigo de los primeros años del jazz y donde Goodman se convirtió en un referente.

“El optó por el clarinete por tres razones, porque era un instrumento ligado a su tradición judía, porque siempre estaba presente en las bandas de jazz y también porque estaba muy arraigado a su formación musical clásica”.

Zuckermann recordó que Goodman ya era muy conocido a fines de 1934 cuando tocaba con su orquesta en los programas que se transmitían desde el Radio City Music Hall de Nueva York.

“Su estilo tendía mucho en esas presentaciones hacia el Swing y en realidad fue el primer representante de este ritmo a la corriente jazzística”.

Durante la sesión compartió con el público la pieza Whispering, realizada en 1936 y que fue interpretada con el cuarteto que formó Goodman, reclutando a viejos lobos del jazz como Teddy Wilson, Gene Krupa y Lionel Hampton.

“Cada uno de los miembros de su grupo visitarían México por separado y ofrecerían presentaciones con sus bandas”.

Comentó que en tiempos donde la mayoría de los músicos de jazz eran negros, el éxito de Goodman se debió en gran parte a la identificación del público blanco con él, siendo además el autor de grandes clásicos como Running Wild, pieza que también fue escuchada durante la velada, además de la versión que el músico hizo con arreglos de Fletcher Henderson en 1937 de Saint Louis Blues.

Zuckermann comentó que además del talento de Goodman, sus músicos fueron piezas claves para revolucionar el jazz, tal como lo demostró Gene Krupa, el baterista del cuarteto cuando realizó algunos solos inolvidables y estridentes que innovaron el género en piezas como Sing Sing Sing.

“A finales de los años 30, Goodman amplió su grupo y lo volvió sexteto, incorporando al guitarrista Charlie Christian, quien ya presagiaba el estilo que iba a venir, lamentablemente murió prematuramente a causa de la tuberculosis”.

Finalmente, Alberto Zuckermann compartió piezas como South of the border que pertenecen a la etapa de los años 40 cuando Goodman viajaba mucho a otros países y se nutría de las diversas culturas.

“Fue uno de los grandes músicos que nos legó repertorios colmados de riqueza, de la orquesta de Benny Goodman surgieron muchos solistas que hicieron grandes carreras, siendo la principal plataforma del género del jazz en su época”.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.