Home » Noticias

Mirar diferenciadamente, voto 2012

Publicado por @Shinji_Harper el jueves, 21 junio 2012
Sin Comentarios


Amaranta Gómez Regalado*

Oaxaca, México.- A la distancia, ya encaminadas las elecciones para elegir a nuestro próximo presidente de la republica, a nuestros diputados por nuestros distritos electorales y a los senadores que intentaran gobernarnos y administrar nuestros bienes como país, reflexiono hacia dónde votaré en este proceso el 1 de Julio.

Siempre, la inercia mediática que generan las  elecciones federales, centran nuestra atención en una sola figura, la del cambio de la presidencia de la republica. Cosa nada menor, por el contrario una figura crucial para lo que como país deseamos tener. Sin embargo, el país esta administrado por un poder ejecutivo, un poder judicial y el poder legislativo, éste último de gran importancia, por su carácter en las leyes constitucionales que aun deben de avanzar para mejorar las condiciones de vida de muchas y muchos mexicanos, parece desaparecer en las campañas mediáticas generales.

En la feria internacional de libro de Xalapa 2012, la politóloga Denis Dresser en la presentación de su libro “El País de Uno” (Editorial Aguilar), ha preguntado a los asistente ¿quién conoce a su candidato a diputado federal?, de unas 500 personas aproximadamente, levantamos la mano 30 cuando mucho. Este hecho me permitió reflexionar seriamente sobre el proceso electoral que vivimos actualmente, cuatro personas que se disputan la presidencia, pero en el imaginario nacional solo se centran estas figuras.

Dejando de lado el propio proceso mediático, la importancia que tiene la cámara de diputados en términos de los cambios legislativos que México necesita para recuperar su liderazgo en la región Latinoamericana y como país emergente del mundo. Legislaciones que fortalezcan los aspectos energéticos, de las telecomunicaciones, de los derechos humanos, del medio ambiente, de mejorar el sistema político y económico, son urgentes.

Las diputaciones no son cosas simples, son actores necesarios que buscan ser ese contrapeso en la toma de decisiones para los rumbos que queremos en la consolidación de la democracia que le urge a México. Tengo claro esto, pero también tengo claro que para nuestra región del istmo, las elecciones traen con nosotros como sociedad, convicciones, acercamiento con tal o cual candidato, amistades y verdaderas miradas críticas.

Trae apasionamientos (muchas veces desmedidos), divisiones familiares y un juego de roles para cada actor, así sea de actores que se asumen alternativos, románticos del rescate cultural Istmeño, toman posiciones al final de cuentas y es válido.

Mi consideración es que tengamos miradas ciudadanas y seamos una ciudadanía crítica, reconociendo las tensiones que nos generan los procesos políticos, asumo que mi convicción social y política es desde la lucha de las libertades y de la izquierda social. Pero tengo capacidad para poder mirar lo constituye para la izquierda los equilibrios necesarios. No puedo ser una ciudadana crítica sin poder reconocer lo negativo del priismo del istmo, del estado y en la esfera nacional. Pero tampoco hago caso omiso a la realidad que tiene cooptado a todo el perredismo desde sus grupos y mafias coceistas, chuchistas, bejaranistas, más los que se acumulen, pero tampoco dejo de denunciar los mas de 65 mil muertos de los 12 años del panismo y su visión conservadora, donde no entramos en sus cánones las mujeres, los indígenas, la diversidad sexual y otras religiones.

Reconociendo estas realidades y a sabiendas de que tenemos que elegir este 1 de julio a nuestros candidatos para estos puestos de elección popular, postulo lo siguiente:

Primero no llamo al voto nulo, porque es anular nuestro carácter de ciudadanía, votar no es un derecho, es una obligación ciudadana, en tanto provocamos cambios y cambiamos la enajenación por la acción ciudadana. Pero si considero que podemos contar con un voto crítico y diferenciado. En donde radica mi decisión del voto diferenciado, yo solo elegiré a un presidente, un diputado y un senador. Solo tengo esas oportunidades para contribuir a este proceso democrático, bajo esa lógica mi voto diferenciado tiene las siguientes razones.

Los votos diferenciados construyen equilibrios. Enseña a los partidos políticos a que no son los únicos con las verdades absolutas y que no deben de ser los únicos en un país tan diverso. Les enseña a que su candidato en turno hace la diferencia, pero no cambia su historia como partido, pero el candidato en turno constituye ese voto necesario para reivindicar esa historia.  Permite que el presidente de la republica tenga un contrapeso del poder y sin mayorías absolutas.

El voto diferenciado es la antesala de un proceso sistemático de alternancias del poder, en pocas palabras y para estas elecciones de 2012 “ni todo el amor, el poder y el  dinero” a la izquierda, es momento de diferenciar ese voto; pero tampoco “ni todo el amor, el poder y el dinero” para el PRI.  Asumo mi responsabilidad como ciudadana pensante y actuante de mi realidad. El contexto de cambio presidencial es un escenario crucial, pero lo local/regional también nos compete y urge elegir, es necesario ir hacia esos escenarios de los equilibrios de poderes, de lo contrario la lección no será aprendida por los que intentan gobernarnos o quieren mantenerse en el poder.

Por tanto, mi voto diferenciado será para la presidencia de la republica para Andrés Manuel López Obrador del Movimiento de Regeneración Nacional y para Diputado Federal de nuestro distrito séptimo por Samuel Gurrión Matías del Partido Revolucionario Institucional, ambos conocidos y amigos míos. Dos personajes complejos pero interesantes que deseo me gobiernen, pero que también pediré rindan cuentas en caso de llegar a ganar, que espero para ambos casos así sea, realmente lo espero.

Nuestra sociedad despierta, los votos duros estarán, saldrán el día primero, pero que los partidos no se preocupen por esos votos seguros, esos ya están. La dinámica de pensamiento cambia y los contextos obligan realmente a ejercer una autorreflexión al respecto de lo que realmente queremos, insisto ni todo el amor, ni todo el poder y ni todo el dinero. Finalmente me reservo aun mi voto para la senaduría, ya que ninguno me convence.

P.D. Notarán que nunca hablé de la candidata, cierto es, pero no comparto su ideal mujerista. Lo lamento Josefina, suerte para la próxima y gracias por participar, a las feministas no nos convenciste.

* Activista Social, Estudiante en Antropología Social de la Universidad Veracruzana

 

 

 

 

 

 

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.