Home » Cultura

Gran gala para celebrar centenario de Moncayo

Publicado por @Shinji_Harper el sábado, 30 junio 2012
Sin Comentarios


Oaxaca, México.-Todos llevamos un huapango en el corazón pero hay algunos que lo llevan en la sangre”. La frase del director Enrique Barrios quedó más que confirmada cuando Rodrigo Sierra Moncayo, nieto de José Pablo Moncayo, dirigió la obra más emblemática del compositor jalisciense, Huapango, como parte del concierto de la Orquesta Sinfónica Juvenil Carlos Chávez ofrecido la tarde de ayer viernes 29 de junio en el Alcázar del Castillo de Chapultepec, como parte de los festejos del centenario del artista nacido en Guadalajara.

La maestría, energía y dominio de la ejecución provocó los aplausos, ovaciones e incluso lágrimas entre algunos de los asistentes que celebraron el momento más emotivo del cierre de Temporada de Conciertos 2012 de la Orquesta  bajo el título de Gala Moncayo.

Al término de la pieza, Rodrigo Sierra Moncayo de 29 años de edad, levantó por lo alto la partitura de Huapango, lo que generó el reconocimiento del público.

En entrevista con Conaculta, explicó que la obra más representativa de México se basa en ocho sones jarochos: El Gavilancito, Balajú, Siquisirí, Mariachuchena, Aguanieve, Zapateado costeño, El jarabe loco y Pájaro Cú; representa un reto como director orquestal ya que la articulación y las figuras rítmicas son complicadas.

“Dirigir esta pieza es más especial este día porque es 29 de junio, celebración del centenario de su natalicio. La familia esperaba este momento como el día de año nuevo para cantarle las mañanitas a Pablito”.

A pesar de que no tuvo la oportunidad de conocer a su abuelo, Sierra Moncayo, Becario del Taller de Dirección Orquestal del Sistema Nacional de Creadores, comentó  que a nivel personal se dice que José Pablo Moncayo era un hombre muy afable, amoroso, con muy buen sentido del humor.

“Dicen que era un hombre tímido pero quizá eso tendría que haber sido a nivel público, pero en confianza dicen que era un tipo muy agradable”.

Se trató de un concierto vibrante y majestuoso en el que también se presentaron tres piezas para orquesta bajo la dirección de Enrique Barrios (Feria, Canción y Danza); Homenaje a Cervantes; Hueyapan y Bosques, obras poco conocidas del compositor nacido el 29 de junio de 1912.

Las tres piezas para orquesta se caracterizaron por moverse entre tempos moderados, breves solos para instrumentos de aliento, y un paso de ambientes tranquilos hacia ritmos vivos y marcados.

Homenaje a Cervantes mostró una pieza serena en honor al escritor español que más que tratarse de música folklórica destacó por su sonido elegante y por escenas abstractas de gran sensibilidad.

Hueyapan, pieza dedicada a la población ubicada en el estado de Morelos, de de inmediato remitió a ambientes y paisajes mexicanos a través de sonidos descriptivos en los que por momentos se llegaba a escuchar el sonidos de aves, mientras que Bosques mostró una influencia de la música francesa de principios del siglo XX.

Al evento acudieron descendientes de Carlos Chávez, quien se considera el comisionado de encargar la pieza de Huapango y familiares de José Pablo Moncayo entre los que se encontraba su hija Claudia Moncayo, su nieto Juan Pablo Sierra Moncayo, Clara Elena y María Eugenia Moncayo.

Resuena la música de Moncayo en Bellas Artes

 

Como un homenaje al gran compositor jalisciense de sentimiento nacionalista, el pianista Douglas Bringas y la violinista Noelia Gómez ejecutaron algunas de las obras de José Pablo Moncayo en uno de los conciertos conmemorativos por el centenario de su natalicio celebrado ayer viernes 29 de junio, en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.

Douglas Bringas, originario de la ciudad de México, fue recibido con aplausos al subir al escenario de la sala vestido de gala con un smoking negro, concentrado, inició el concierto Centenario del nacimiento de José Pablo Moncayo con la pieza Tres piezas para piano.

Sonriente, Bringas agradeció la compañía de los asistentes al concierto, para después darle paso en el escenario a la violinista española Noelia Gómez y juntos interpretar, con base  en el manuscrito de copia de Pimentel, Sonata para violín y piano y sus tres movimientos I Moderado, II Lento, III Aprisa, donde Gómez sorprendió a los asistentes con su ejecución que realizó sin el apoyo de partituras.

En la segunda parte del programa dedicada al discípulo de Candelario Huízar, Bringas interpretó al piano Muros verdes, una sugestiva pieza que actualmente forma parte del bagaje imprescindible de pianistas mexicanos, para después continuar con la interpretación de una de las composiciones “rara vez” interpretadas de Moncayo, Homenaje a Carlos Chávez.

Finalmente, la directora artística de Paaxfest Chiapas- Festival Internacional de Música subió de nuevo el escenario para ahora con la viola y junto con el pianista ejecutar los tres movimientos de Sonata para viola y piano, I Allegro Moderato, II Lento y cantado y III Vivace para con dicha pieza dar por culminado uno de los conciertos en honor a uno de los compositores más importantes de México, quién falleciera el 16 de junio de 1958 en la Ciudad de México.

El legado de José Pablo Moncayo incluye obras para piano, música de cámara, piezas para cámara y orquesta sinfónica, obras vocales, ballets y una ópera. Parte de ese repertorio podrá disfrutarse hoy sábado 30 de junio en el auditorio Blas Galindo del Centro Nacional de las Artes, como parte del Festival Camaríssima 2012 que ofrecerá el programa “Celebrando un siglo con Moncayo: Más allá del Huapango”, en el que participará el nieto del compositor, Rodrigo Sierra Moncayo.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.