Home » Educación

UNAM rinde homenaje a su fundador, el pensador Justo Sierra

Publicado por @Shinji_Harper el jueves, 13 septiembre 2012
Sin Comentarios


Oaxaca, México.- A 100 años de su fallecimiento, la Universidad Nacional rememoró a su fundador, Justo Sierra. En la ceremonia respectiva, el rector José Narro Robles estableció que hoy los problemas que tiene el país son complejos y tomará tiempo atenderlos, pero tienen solución. “La única condición para resolver la vieja y la nueva patología social es asegurar que a México no se le enferme el alma; eso, desde la UNAM, no podemos permitirlo”.

Al darle vida, evocó Narro, Sierra creó una institución fundamental para el avance del país. Los estrechos vínculos entre la Universidad y la nación, al igual que los resultados de esa relación, son la mejor muestra de la razón que tenía al pensar que México requería una instancia liberadora, capaz de darle a la sociedad la emancipación mental que le permitiera transitar en el camino de la modernización.

Es hora de reconocer que nuestros grandes problemas, actuales e históricos, no tendrán solución si seguimos por la misma ruta, si no se realizan reformas de fondo, si no se definen políticas alternativas, si no se imagina y diseña un nuevo proyecto para el desarrollo. Es tiempo de recordar el ejemplo de Sierra y otros que confiaron en la educación y el saber para transformar la sociedad, añadió.

En este sentido, Narro Robles planteó que el simple control de las variables macroeconómicas y del déficit público, no pueden ser más importantes que el bienestar colectivo y que el propio crecimiento de la economía. No pueden pesar y valer más los equilibrios fiscales que los desequilibrios sociales.

Menos aún –añadió- servirán esos senderos para enfrentar los retos alimentarios que amenazan con rebasarnos; los problemas energéticos que pronto serán críticos si no hacemos algo; las nuevas y costosas patologías que acompañan el envejecimiento poblacional; los desafíos derivados de las aglomeraciones urbanas, los planteados por grupos delictivos; el continuo deterioro del medio ambiente; el abastecimiento de agua, y el crecimiento de las adicciones entre nuestros jóvenes.

Revalorar la política social

Requerimos nuevos diseños para impulsar un verdadero desarrollo económico que fortalezcan las instituciones sociales. Tenemos que repensar y revalorar la política social en su conjunto, indicó.

Los nuevos cursos deben poner en el centro de la atención el crecimiento económico con desarrollo social. Tenemos que reconocer que ningún proyecto económico vale la pena si no sirve para mejorar las condiciones de vida de la gente y el actual no lo hace.

Queremos un México donde se viva en paz, sin los niveles alarmantes de violencia que hoy experimentamos, donde se pueda transitar libremente y con seguridad. Recuperar la paz y la armonía, donde predomine el Estado de derecho, se abatan corrupción e impunidad, y que el sistema de justicia funcione de manera expedita y equitativa, añadió.

Frente a este panorama, es hora de que todas las fuerzas políticas del país tengan altura de miras para pensar en la nación, más que en los legítimos intereses particulares. La tarea es colectiva, de todos, y requiere pactos y un gran acuerdo nacional. Es por México, y todos debemos contribuir con lo que nos corresponde, asentó.

La UNAM, voz fundamental

En el Salón El Generalito del Antiguo Colegio de San Ildefonso, Cristina Barros Valero, bisnieta de Sierra, dijo que es uno de los personajes de mayor importancia en la vida política y cultural de México. Su obra abarca, como la de otros hombres del siglo XIX, las más diversas áreas: literato, abogado, ministro de la Suprema Corte, legislador y, por encima de todo, educador.

Consideraba que “la educación pública es uno de los primeros deberes de todo gobierno ilustrado, y sólo los déspotas y tiranos sostienen la ignorancia de los pueblos para abusar más fácilmente de ellos. No hay verdadera democracia sin educación”.

Tenía la convicción de que sin instrucción obligatoria las instituciones democráticas están incompletas, porque “el sufragio universal requiere de la educación universal”, acotó. Es por ello que en cuanto fue nombrado, primero subsecretario de Instrucción Pública y, luego, titular de la nueva Secretaría de Instrucción Pública y Bellas Artes, su actividad fue incesante.

En estos momentos cruciales para el país, prosiguió, la voz de la Universidad es fundamental. Es a ella, nacional y autónoma, que ya ha hecho suya la nación, como lo deseaba Sierra, a la que debemos preservar para bien de la patria.

Asistieron Elena Medina Mora-Icaza, presidenta en turno de la Junta de Gobierno; Alfredo Adam Adam, presidente del Patronato Universitario, así como autoridades universitarias, familiares, académicos y alumnos de la UNAM.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.