Home » Cultura

El diseño gráfico, elemento que crea calidez en el mundo virtual

Publicado por @Shinji_Harper el viernes, 14 septiembre 2012
Sin Comentarios


Oaxaca, México.- Al desarrollar la mesa “El espacio electrónico y el diseño gráfico”, en el tercer día de actividades del Segundo Simposio Internacional El Libro Electrónico, especialistas de Colombia, España, Argentina y México coincidieron en que una buena presentación visual que tome en cuenta el aspecto humano, representa el elemento que crea la calidez en el mundo virtual.

Bajo la moderación de Jorge de Buen, de México, participaron Álvaro Enrique Bernal, de Colombia; Antonio Rodríguez de las Heras, de España, y Alfredo Daniel Wolkowicz, de Argentina.

Al iniciar su participación, Antonio Rodríguez de las Heras recordó la película Ensayo de Orquesta, de Fellini, en la que una niña pregunta a su mamá a dónde va la música después de tocarla, a lo que ella responde: “Regresa al pentagrama hasta que otro se ocupe de ella”.

“Eso mismo representa el fenómeno de la digitalidad, donde todos los datos regresan a un pentagrama infinito de números del espacio electrónico de la pantalla, con lo cual todo lo que existe en el mundo virtual está sostenido por la voluntad del lector”.

El especialista afirmó que la tan buscada tercera dimensión en el mundo digital, se logra con la habilidad del escritor y el diseñador, quienes crean el equilibrio y el atractivo entre la imagen y el texto, haciendo que la lectura se convierta con la hipertextualidad en una manera de explorar los contenidos.

“Hoy no puede entenderse el mundo digital sin la hipertextualidad, porque sencillamente sería absurdo no aprovechar ese espacio nuevo donde la tecnología nos brinda aguja e hilo para enriquecer los contenidos, pasando de un significado a otro. Y en eso radica el gran desafío de la escritura para el libro electrónico, en saber  colocar sus palabras en concordancia con las imágenes”.

A su vez, el diseñador Álvaro Bernal, de Colombia, mencionó que el punto de partida para tratar de visualizar el futuro del libro electrónico es el presente, recordando a Borges cuando dijo que el libro es una extensión de la imaginación y la memoria.
“Al hablar del diseño de libros electrónicos hay que acudir a la memoria y añadirle toques de imaginación, aún dentro de los estándares que nos marca la tecnología como el Ipad 3. En este sentido hay muchas formas de visualizar un libro”.

Mencionó que en el medio editorial se han encontrado con la constante de que los diseñadores de libros tradicionales no están preparados para el cambio al diseño de libros electrónicos, siendo a veces muy violenta la transición.

“Ahora nos enfrentamos a un mundo donde se nos dice que añadamos a un libro imágenes, video, incluso juegos, y por ello debemos pensarlo no en dos dimensiones, sino en tres, apostando por enriquecer aún mas la experiencia del usuario con múltiples dispositivos”.

En este sentido, aseguró que la reciente evolución del diseño de libros electrónicos, los ha hecho más accesibles y cálidos para el lector, teniendo incluso su propio sello al bajarlo en los diversos dispositivos.

“Los diseñadores buscamos que el lector no encuentre una barrera al momento de leer un libro electrónico, que no sienta tanta diferencia, pero al mismo tiempo que encuentre cosas novedosas, porque quizá en este momento contemos con un lenguaje de diseño como el HTM 5, pero en el futuro puede llegar otro totalmente diferente, por lo que la creatividad va a ser lo que va a perdurar”.

Finalmente, Alfredo Daniel Wolkowicz, de Argentina, confesó que como diseñador proviene de la época de la tipografía de plomo, y al estar hoy en el nuevo panorama de la tecnología ha tenido que adaptarse a la revolución tecnológica.

“De hecho es un cambio que comenzó para mí en 1986, cuando comencé a utilizar el primer modelo de Mac, y comencé a adentrarme en este nuevo territorio. A menudo mis hijos me dicen: ‘Papá es que en tu época’… y yo corrijo: ‘Esta es mi época también’. Quién dice que por tener 60 años ésta no es también una era en la que puedo participar”.

Wolkowicz comentó que hoy los nativos de la era digital tienen capacidades simultáneas para usar diversos dispositivos porque básicamente han sido entrenados de forma nata para utilizarlos.

“Hoy debemos comenzar a pensar que la cultura de nuestros amigos ya no depende del tamaño de sus bibliotecas, sino del tamaño de sus discos duros, esto nos hace pensar que va a ocurrir con las bibliotecas, que probablemente vayan a convertirse en mausoleos y espacios de reserva de la cultura”.

Sin embargo, el especialista planteó otro escenario apocalíptico con respecto al libro electrónico y aquellos alumnos que hoy viven en el siglo XXI, acostumbrados a sus pantallas y con una maestra que aún escribe en el pizarrón como en el siglo XIX.

“El año pasado hubo una explosión de plasma en el sol, y los científicos de la NASA afirmaron que si hubiera sido un poco más fuerte, hubiera borrado absolutamente toda la información de los discos duros en la Tierra. Es decir, la fragilidad del libro electrónico ante estos imprevistos es algo también para tomar en cuenta. El libro tradicional no necesita de corriente eléctrica, por ello a todos les aconsejo que tengan en su casa una máquina de escribir antigua, puede ser que en el futuro la necesiten”.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.