Home » Ciudadanía

Lanza Consejo Ciudadano, la Proclama de El Fortin

Publicado por @Shinji_Harper el sábado, 27 octubre 2012
Sin Comentarios


Oaxaca, México.- Por primera vez,  el Consejo Ciudadano, impulsó una propuesta surgida desde la socieadad civil organizada, para que  los actores actores políticos y sociales, escucharan las demandas  y preioridades  surgidas desde la sociedad  para emitir la La Ddeclaratoria de El Fortin.

A continuación el texto integro de esta proglama ciudadana

 

El propósito de nuestra organización es el de forjar ciudadanos e impulsar el desarrollo con equidad fortaleciendo al sector social de nuestra economía. La dirección estatal del Consejo Ciudadano, convocó a esta primera conferencia pública, debido a la urgencia de afrontar con creatividad, solvencia profesional y honestidad ciudadana, los graves problemas que enfrenta Oaxaca, ante una parálisis gubernamental sin precedentes que nos obliga a superar nuestros ámbitos iniciales de operación.

 

La primera tarea derivada de esta emergencia estatal, es la de fortalecer a nuestra organización, motivo por el cual, les ha sido presentada la nueva estructura organizativa de su dirección y los responsables de todos y cada uno de los sectores y áreas de actividad del Consejo Ciudadano.

 

La segunda tarea no es menos importante: se trata de hacernos públicamente presentes ante los hombres y mujeres de Oaxaca, para ofrecerles una vía concertada por la que impulsemos el desarrollo en nuestra entidad y coadyuvemos a la construcción de una gobernabilidad democrática y al fortalecimiento del Estado de Derecho.

 

Oaxaca es hoy un estado relegado por el gobierno federal, no lo estará más si sabemos organizarnos y plantear con coherencia nuestras exigencias, para que la solución de nuestros problemas contribuya al propio desarrollo del país. No se trata de vernos como el sur oprimido y abandonado, sino como factores indispensables para el engrandecimiento de México.

 

Oaxaca vive días aciagos. La expectativa de qué la alternancia política se transformara en transición hacia la democracia quedó, al parecer, en mera esperanza. Nuestro estado vive cotidianamente añejos problemas agrarios que provocan violencia y muerte; los conflictos al interior de nuestros municipios se agudizan y no hay visos de  que se establezcan los mecanismos para que se resuelvan definitivamente. La protesta social persistente amenaza con salirse de control y sumir a Oaxaca en el caos y la desgracia. La criminalidad  no solo se incrementa, parece diversificarse y poner en mayor riesgo a la población, que ve con creciente desconfianza a las instituciones que tienen la tarea de luchar contra la criminalidad y aplicar la ley.

 

Los asesinatos no aclarados de luchadores sociales y la desaparición de líderes de diversas organizaciones, nos hacen desconfiar del estado de derecho, y facilita la creencia de la criminalización de la lucha social; estos hechos fortalecen nuestra convicción en la defensa a ultranza de los derechos humanos.

 

Por su parte, el gobierno del estado ha dado reiteradas muestras de incapacidad para aplicar los recursos fiscales provenientes de la federación. La parálisis que hoy sufre la inversión pública contribuye a sumir aún más en la pobreza a los oaxaqueños.

 

Los conflictos permanentes que atacan proyectos de inversión privada con los que deberíamos concertar un ejercicio socialmente responsable de su actividad empresarial, no tardarán en ahuyentar a otros posibles inversionistas. Por otra parte, la corrupción invade los ámbito público y privado, y hace más urgente el impulso de las empresas sociales en nuestra economía.

 

En la compleja problemática de Oaxaca, nuestra organización juega un papel fundamental al impulsar la acción autogestionaria de la ciudadanía oaxaqueña; autogestión que no   puede  reducirse ahora a la esfera del desarrollo social. Hoy Oaxaca nos exige la autogestión política de la acción de la ciudadanía y a eso también responde la reestructuración de la dirección de nuestra organización y el camino de su estrategia de desarrollo: nos orientamos ahora a la construcción de una opción política para los oaxaqueños.

 

Nuestro Consejo Ciudadano saluda  la iniciativa lanzada recientemente por un frente amplio de organizaciones nacionales y destacadas personalidades, para construir el proyecto de un nuevo partido para la Concertación Mexicana. Muchos de nosotros hemos tomado ya la decisión de incorporarnos y otros están analizando con seriedad la posibilidad de su participación.

Una nueva expresión política va tomando forma y nosotros deseamos representarla en Oaxaca. Una expresión centrada en la construcción de ciudadanía y opinión pública, una expresión que pretende y tiene capacidad para construir buenos gobiernos en un marco de democracia, de rendición de cuentas a la ciudadanía, con equidad de género, impulsando la defensa de los derechos laborales  de los trabajadores, del de los propios empresarios para crear riqueza de manera socialmente responsable, construir gobiernos que ademas respeten los derechos de los pueblos originarios y reivindiquen la vigencia de sus culturas.

 

Una expresión política que combata a la empresa monopólica y al sistema fiscal inequitativo que lo acompaña. Una fuerza ciudadana organizada que impulse la economía social y solidaria sin renunciar a las ventajas del mercado y las empresas de carácter público.

 

Una opción política que desde la acción pública impulse políticas para el bienestar y la prosperidad de los oaxaqueños en particular y de los mexicanos y mexicanas en general.

 

Una expresión ciudadana con una visión de futuro donde los niños, los jóvenes, los adultos y los hombres cargados de años de experiencia, vivan una vida saludable y plena, donde la alimentación natural y balanceada, el ejerció físico y el deporte sean una manera de ser en y para la sociedad.

 

Sería insostenible postular una comunidad con desarrollo autosustentable y alta calidad ecológica, si no se pone en el centro al ser humano y a su desarrollo y formación integral como propósitos.

 

Impulsamos una educación con  altas exigencias humanistas: una acción pedagógica  que sin olvidarse del desarrollo y la salud corporal, ponga en el nodo de su sistema la educación por y para el arte, como medio para desarrollar nuestra conciencia y habilidades intelectuales en armonía con nuestra capacidad de goce estético. La formación de la persona que queremos para el México de mañana no puede dejarse al vaivén las modas sexenales: una política educativa de Estado es necesaria y estamos dispuestos a construirla e impulsarla desde ahora. Ese es el compromiso que asumimos hoy.

 

 

Por todo lo anterior hacemos un llamado a las organizaciones y partidos políticos, para dialogar y concertar acuerdos que nos permitan pasar de la alternancia y los gobiernos de cuotas y cuates, a la democracia con gobiernos municipales y estatales eficientes, eficaces y profundamente republicanos. Hemos puesto nuestras cartas sobre la mesa, los actores políticos de Oaxaca tienen ahora que decidir si continúan con el viejo esquema que destaca los desacuerdos ideológicos, o se deciden a concertar con nosotros, para resolver los problemas que afectan a los oaxaqueños.

 

De entrada, ponemos a disposición de todos los ciudadanos y de las organizaciones políticas, nuestro medio televisivo Canal Gente Libre, cuyo equipo técnico, de producción y administración nos acompaña en esta primera Asamblea del Consejo Ciudadano. Conste lo anterior, como muestra de nuestra voluntad de incluir a todos, de no dejar que nadie fuera, independiente de su condición social, económica, religiosa o política. En nuestro Consejo Ciudadano caben todos, con una sola condición: dedicar su mejor esfuerzo a servir a la ciudadanía.

 

Al señor gobernador Gabino Cué Monteagudo, quien en reiteradas ocasiones ha invitado públicamente  a las organizaciones sociales, a firmar un pacto de gobernabilidad, mismo que no ha sido aceptado por muchas de ellas, le manifestamos nuestra disposición al diálogo y nuestro propósito de participar para mejorar la gobernabilidad de nuestro estado; solo aclaramos:

 

El  Consejo Ciudadano no acepta un diálogo condicionado, lo aprueba y promueve desde la sociedad civil, y sin restricción  alguna en cuanto a los temas a tratar y a los compromisos a asumir, todo, desde luego, con estricto respeto a las leyes.

 

En esos términos, nuestra organización  exige al gobierno del licenciado  Gabino Cué Monteagudo, ser escuchada en sus propuestas. Nuestra exigencia la hacemos  desde la fortaleza que es el derecho que nos asiste como ciudadanos y no desde la presión callejera  o el chantaje político.

 

El Consejo Ciudadano de Formación y Cultura Autogestiva, pone a disposición de todos los oaxaqueños, su variada capacidad profesional, su honesta disposición de servir y su indeclinable convicción de que un Oaxaca próspero no sólo es posible, sino urgente y necesario.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.