Home » Cultura

Inauguran el ciclo de conferencias “La Nueva Novela Latinoamericana”

Publicado por @Shinji_Harper el miércoles, 21 noviembre 2012
Sin Comentarios


Oaxaca, México.- Al llevar a cabo, junto con Guillermo Soberón, presidente de El Colegio Nacional, la inauguración del ciclo de conferencias “La Nueva Novela Latinoamericana” en homenaje al escritor Carlos Fuentes, Consuelo Sáizar, presidenta del Conaculta, afirmó que este encuentro contiene el espíritu del escritor mexicano y su interés por la narrativa de nuestro continente.

“Carlos Fuentes debió haber estado esta noche aquí, no sólo porque concibió este proyecto sino porque deseaba escuchar los diálogos de los distinguidos escritores que nos acompañan y cuyos nombres escogió personalmente para establecer una reflexión sobre la nueva novela latinoamericana.

En el Aula Mayor del recinto de Donceles 104, Xavier Velasco e Ignacio Padilla, de México, abrieron las actividades la noche del martes 20 de noviembre, bajo la moderación del escritor peruano Julio Ortega y la presencia de Silvia Lemus, viuda de Carlos Fuentes.

La titular del Conaculta señaló que Fuentes era un lector atento de todo lo nuevo que aparecía en la novela Latinoamericana, siendo un puente entre generaciones y gran convocante de la diversidad de pensamiento.

“Muchas gracias a El Colegio Nacional por permitirnos rendir homenaje a un escritor que hizo más grande el tiempo mexicano y nuestro idioma”.

Guillermo Soberón afirmó que Carlos Fuentes siempre seguirá siendo uno de los protagonistas espirituales de la  cultura de México, y recordó que en 1972 ingreso a El Colegio Nacional, recibiendo por parte de Octavio Paz la réplica de su discurso de ingreso.

“Todos disfrutábamos siempre de su erudición, además de sus novelas, que fueron para todos una bocanada de calidad literaria, dando impulso a nuestras letras alrededor del mundo y reconociendo como uno de sus maestros intelectuales a Alfonso Reyes”.

Previo a la intervención de los participantes, el escritor Fernando del Paso leyó en el estrado del Aula Mayor las páginas del último capítulo de La región más transparente de Carlos Fuentes, a la que definió como la obra que inspiró en gran parte su vocación literaria.

Posteriormente Julio Ortega, de Perú, realizó la presentación de los tres participantes, destacando sus coincidencias y contrastes literarios. Xavier Velasco habló de la herencia narrativa de la que proviene, recordando sus días en el aula universitaria, soñando con ser un novelista e imaginando a Carlos Fuentes como inspiración.

“Todavía recuerdo la sonrisa de Carlos cuando, años después, me dijo muy seriamente que este trabajo, el de novelista, era el mejor del mundo”.

Recordó que su deseo de contar y narrar historias surgió en la edad escolar, siendo un niño que era considerado lisiado social y que se encontraba a bordo de una alfombra de palabras que para el eran el mejor juguete.

“Antes que novelista soy fugitivo y la novela es mi pretexto, porque no persigo más gloria que la de eludir el arresto. Si con 16 años mis amigos no creían más en súper héroes, los míos venían bajo el nombre de boom latinoamericano”.

Dijo que si los hermanos Grimm lo acomplejaron de niño, las páginas de la adolescencia que también lo marcaron fueron las de Milan Kundera y sus novelas entrañables.

“Luego me enteré del encuentro que Carlos Fuentes y Gabriel García Márquez tuvieron en Praga. Los héroes de mi historia literaria no eran para nada pueblerinos, de hecho recuerdo a Vargas Llosa cuando dijo que el novelista latinoamericano podía comerse vivo al mundo y adueñarse incluso de las páginas de un Shakespeare o un Goethe”.

Y agregó: “En el remoto caso de que un día apareciera en el periódico un anuncio en el que se necesita un novelista, el cargo dependería de las aptitudes, pero cuáles son éstas, cada uno las sabe, pues toda novela es un grito de última esperanza. De Hamlet aprendemos que el narrador no tiene sino un límite, y éste no es otro que la sobrevivencia”.

Por su parte, Ignacio Padilla aseguró que Carlos Fuentes tenía la capacidad de renovarse a través de sus lectores, recordando cuando en cierta ocasión le preguntó qué extrañaba de su obra, a lo que él respondió que sus cuentos.

“Esa pregunta del gran maestro me desconcertó, pero me sentí afortunado cuando tiempo después publicó nuevas selecciones de cuentos que continuaron enriqueciendo nuestro panorama literario”.

Recordó a Borges cuando dijo que la novela es una oportunidad para equivocarse, mientras que el cuentista está siempre condenado a buscar la quimera de la perfección y la forma intacta que entre sin rebabas en la forma del cuento.

“Sabe el cuentista que aspira a lo imposible, pero se niega a reconocerlo porque sabe que en esa búsqueda se encuentra su sentido. La novela moderna asumió que su grandeza radica en la imperfección mientras reflexiona por sí misma, convirtiéndose en el género por antonomasia de una modernidad, afirmándose en sus tropezones, el titubeo de la novela es entonces su excelencia”.

Reconoció que el cuento carece de la cualidad de la novela para romperse a sí misma, pues no puede reconocerse en lo que le sobra, siendo el cuentista alguien que se catapulta en crear una aspiración de perfección”.

“La novela, en cambio, depende de su demasía, en este sentido es la novela más humana que angélica, más carnal que espiritual, describiendo al hombre en sus tumbos”.

Padilla recordó cuando Carlos Fuentes dijo que la novela moderna nace con El Quijote, afirmando por su parte que esta obra es un laboratorio de un dramaturgo y un poeta, que llegó a crear un monstruo para nuestra cultura.

“Navegó Cervantes por una mar desconocida para él, lo hizo lleno de dudas, sin saber que las mareas novelísticas lo llevarían a nuevos horizontes, remendando sobre la marcha, reconociendo que sus personajes requieren de un campo más amplio del que había imaginado”.

Finalmente, Padilla comentó que mientras exista realidad y desencanto habrá novela, y recordó que las novelas de los gigantes latinoamericanos nos prepararon para enfrentar el vacío del mundo después del fin del mundo. “Los novelistas del boom vinieron a ordenar con sus obras el cascajo del siglo XXI”.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.