Home » Reflexión

Zapata vive, la lucha sigue!

Publicado por @Shinji_Harper el lunes, 26 noviembre 2012
Sin Comentarios



Jesús Rito GARCÍA

Oaxaca, Mméxico.- En  los Estados Unidos hay algunos sectores de la sociedad que no tienen derecho a manifestarse, ellos son: los médicos, las enfermeras, los policías, los bomberos y los maestros. En otras partes del mundo quizá sólo sean los policías y los médicos.

Foto: 50 MM

Cosa difícil de entender para los mexicanos esto de manifestarse. ¿Por qué será que los médicos y las enfermeras no deberían tener derecho a manifestarse? Será que explicando este tipo de situaciones haga reflexionar un poco a algunos sectores que se manifiestan constantemente (evito mencionar el nombre o los nombres de los sectores por temor a que me secuestren o quemen mi bicicleta). Los médicos y las enfermeras No deberían hacerlo, ya que dejarían en desamparo a los enfermos, además de atentar contra el derecho básico de todo ser humano a la salud, por tal motivo no sería prudente. Existen oficios y profesiones que no harían tanto daño, digo “tanto” porque si existen todo tipo de oficios, es porque son necesarios, a mayor o menor medida. Por ejemplo, leo en los diarios la siguiente nota: “Una huelga de tres días de los trabajadores de la limpieza del ayuntamiento de Madrid dejaron a la capital española infestada de basura, con sus calles repletas de bolsas de desechos y con olor desagradable en el ambiente.” Aunque también esto fue una forma de manifestarse de la ciudadanía española que ha sido golpeada por la crisis: “Con ese espíritu nació la protesta Tu basura al banco, lo que provocó que enormes bultos de basura amanecieran a las puertas de los bancos de la ciudad, muchas bolsas con mensajes anónimos del tipo: Si nosotros pagamos por su basura, tomen nuestra basura”.

Obviamente la basura genera malestar, puede provocar enfermedades, hacer que proliferen alimañas, en fin; es algo grave, sin dudarlo. Pero no tan grave a que una persona se quede sin el servicio de Salud, luego entonces, por tal motivo no deberían tener derecho a manifestarse, abandonando sus labores ni los galenos, ni las enfermeras.

Otro de los oficios que tampoco deben de tener derecho a manifestarse son los policías y los bomberos. Es muy claro, no es necesario explicar mucho esta parte. Por ejemplo, (si tuviéramos tantos bomberos, como en Estados Unidos) que en este momento iniciara un incendio en la Central de Abasto o en algunas de las plazas comerciales, uno nunca sabe, hay que estar precavidos de algún corto circuito, de alguna llamarada. Pero si los bomberos están en huelga, van marchando por alguna de las calles céntricas, entonces, ¿quién podrá defendernos? No creo que el Chapulín Colorado o Batman vengan a rescatarnos de tal desgracia. Los policías no tienen derecho a manifestarse, porque ellos deben guardar el orden, el respeto a la ley. Pero creo que en México eso vale un cacahuate.

Con respecto a los maestros y por qué NO deberían manifestarse, es igual de sencillo. NO, porque la Educación es uno de los derechos primordiales que marca nuestra constitución, por lo tanto, ninguna persona debería quedarse sin estudiar. Es igual de trágico que un médico o un bombero abandonen su puesto de trabajo. Sin dudarlo, ponen en peligro a la sociedad. Alguien puede decir que la escuela no puede resultar tan trágica, como el caso de un incendio o una enfermedad, pero no es así, es igual de grave, que una persona vaya por el mundo sin saber leer ni escribir, o escribir y leer a medias. Precisamente el presidente de la República, Felipe Calderón hace un par de días expresó lo siguiente: “Y una de las cosas que más daño le hacen a México es dejar a niños sin clases o dar clases sin calidad. Cuántos de los plantones que hablaba el gobernador, cuántos días sin clase se hacen en nombre de la justicia, cuántas veces se paran sistemas educativos en nombre de la justicia, cuando la peor injusticia es dejar a los niños sin clase. Porque esos niños que solo tienen la opción de ir a una escuela pública van a una escuela que no tiene clase, no aprenden y entonces el niño que sí tuvo dinero va a tener más oportunidades y la desigualdad se agrava en nombre de la desigualdad, la injusticia se agrava en nombre de la injusticia”. Por lo que veo, al presidente no le importó en absoluto la Educación, puede decir mil palabras, pero en los hechos, solapó a Elba Esther Gordillo y a todos los sectores que tienen en sus manos el control educativo, sin la menor posibilidad de que salga de su atraso.

En realidad todo mundo tiene derecho a manifestarse. ¿Por qué no? Pero lo que sí deberíamos entender es que muchas veces nuestros oficios tienen una relevancia primordial en la sociedad. Que cada uno de nosotros debe asumir su lucha y sus proyectos desde una posición ética. Y eso va para todos, desde el Presidente de la República, que bien sabe el grave problema de la Educación en México hasta el padre de familia que debe asumir su responsabilidad. No nos podemos manifestar sólo por un pase de lista o un bono extra. Y aquellos “líderes sociales” que llevan a las personas aprovechándose de su miseria y su falta de educación, esperemos que algún día reflexionen.

Si de parte de los gobernantes hay injusticias y atropellos, la gente se puede manifestar; claro, pero eso sí, hay muchas formas de inconformarse, estudiando cada día más es una manera de hacerlo, cambiando los formatos donde vemos carencias, es otro. En fin, a veces hay que ser más creativo y efectivos para manifestarnos.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.