Home » Literatura

Editan libros de amor prohibido de personajes de la historia

Publicado por @Shinji_Harper el jueves, 14 febrero 2013
Sin Comentarios


Ooaxaca, México.- Relaciones de amor prohibidas, cuya veracidad la constatan los propios involucrados a través de diversos documentos, principalmente el intercambio de cartas, se han convertido en una parte interesante de muchas biografías, al ser sus protagonistas personajes relevantes en diferentes capítulos de la historia.

Simone de Beauvoir, Felipe Carrillo Puerto, José Vasconcelos y Elena Arizmendi, pasaron por este tipo de episodios en su vida, y el testimonio de los mismos está recogido en tres títulos de reciente aparición del catálogo de la Dirección General de Publicaciones (DGP) del Conaculta, que se encuentran disponibles en la red de librerías Educal de todo el país.

Se trata de los libros Un amor de Simone, de Bárbara Jacobs; Vida Incompleta. Ligeros apuntes sobre mujeres en la vida real, de Elena Arizmendi, con prólogo de la historiadora Gabriela Cano, y Tuyo hasta que me muera… Epistolario de Alma Reed (Pixan Halal) y Felipe Carrillo Puerto (H’Pil Zutulché). Marzo a diciembre de 1923, de Michael K. Schuessler y Amparo Gómez Tepexicuapan.

En Un amor de Simone, Jacobs presenta a una Simone de Beauvoir que va más allá de su conocido feminismo y compromiso con la sociedad de su tiempo. Una mujer que —además de su perfil intelectual— nos revela una profunda sensibilidad.

Tras el estudio de la correspondencia entre De Beauvoir y su amante, el escritor Nelson Algren, la autora contrasta la mirada del propio Algren y de quien fuera la hija adoptiva de Simone. Así, Un amor de Simone brinda la oportunidad de construir otra imagen de la novelista y pensadora francesa, y nos adentra en las complejidades de la pasión humana.

Elena Arizmendi, feminista que vivió una polémica e intensa relación amorosa con José Vasconcelos, uno de los intelectuales mexicanos más destacados de las primeras décadas del siglo pasado, publicó en 1927 Vida incompleta…, un escrito a manera de novela corta, en el que defiende su perspectiva de la relación extramarital, y con el que reivindica su nombre y el de todas las mujeres que fueron juzgadas en su tiempo por motivos similares.

El libro, que fue editado por la propia autora en una imprenta de Nueva York y tuvo una circulación restringida – se conoció principalmente entre sus amigos y familiares – aparece más de ocho décadas después, dentro de la colección “Singulares” de la DGP, con la intención de satisfacer “el interés por conocer un ángulo hasta ahora silenciado de uno de los célebres episodios amorosos de la literatura mexicana”, como escribe Gabriela Cano en el prólogo a la obra.

Autobiografía ficticia, impregnada de feminismo e hispanoamericanismo, Vida incompleta… logra alejar a Elena Arizmendi del estereotipo de mujer fatal y brinda una visión integral sobre esta apasionante relación, dejando atrás al personaje literario y dando sentido a la protagonista de trascendencia histórica que durante un tiempo sintió tener una vida incompleta.

El intercambio de cartas y otros documentos que revelan el romance entre Felipe Carrillo Puerto, ex revolucionario y entonces gobernador de Yucatán, y Alma Marie Sullivan Reed, joven periodista estadounidense, puede conocerse a través de Tuyo hasta que me muera…, publicación que da cuenta de una correspondencia con la que el lector podrá ser testigo del nacimiento de un insondable amor, de un profundo respeto mutuo y de un gran sueño compartido para mejorar la raza humana.

Alma Reed, mejor conocida como La Peregrina (por la canción del mismo nombre que escribiera Luis Rosado Vega, a petición de Carrillo Puerto), famosa por su labor en defensa de los derechos de los mexicanos radicados en Estados Unidos, visitó México por vez primera en septiembre de 1922, y a su regreso a nuestro país cubrió una expedición arqueológica a las ruinas mayas de Chichen Itzá.

En este segundo viaje conoció al gobernador de Yucatán, de tendencias socialistas, apodado El Dragón Rojo de Ojos de Jade, Felipe Carrillo Puerto, entonces casado con María Isabel Palma con quien tuvo cuatro hijos. Carrillo Puerto y Reed sostuvieron un breve pero apasionado romance, la mayoría en forma epistolar, de marzo de 1923 a enero de 1924, día en que el gobernador fue asesinado. 116 documentos cruzados entre la pareja, fechados de marzo a diciembre de 1923, están contenidos en esta recopilación.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.