Home » Cultura, Patrimonio Cultural

Museo de Yanhuitlán exhibe Arcángeles pasionarios del Siglo XVIII

Publicado por @Shinji_Harper el lunes, 18 febrero 2013
Sin Comentarios


Oaxaca, México.- Año con año ocho arcángeles pasionarios que datan del siglo XVIII, salen en procesión durante Semana Santa, el resto del año dichas tallas se resguardan en el Museo Regional del Ex Convento de Santo Domingo Yanhuitlán, en la Mixteca Alta de Oaxaca, a fin de garantizar su óptima conservación.

Tal colección de arte virreinal se exhibe, a partir de este mes, de manera permanente en las Salas Refectorio y Capitular, en la planta baja de dicho inmueble, que reabrió sus puertas en diciembre pasado, luego de su puesta en valor que implicó doce años de trabajo (2000-2012).

De acuerdo con Celina Pérez Mota, directora del Museo Regional del Ex Convento de Santo Domingo Yanhuitlán, esta exposición es de suma importancia ya que se trata de una serie de esculturas que son muy apreciadas por la comunidad, porque forman parte de su parafernalia religiosa, fruto del sincretismo indígena y la tradición católica europea.

El hecho de que ahora los arcángeles puedan ser admirados en este recinto museístico, deriva de la gestión del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta) delegación Oaxaca, que contó con el invaluable apoyo de las autoridades municipales de Santo Domingo Yanhuitlán, ya que en la reapertura del complejo conventual este acervo se encontraba en calidad de préstamo, señaló la arqueóloga.

Se trata de ocho esculturas de madera policromada y estofada que datan del siglo XVIII, y cuya dimensión en promedio es de 1.10 metros; son llevadas en procesión por las calles principales del poblado cada Semana Santa, ataviadas con los atributos de la Pasión de Cristo.

Cada arcángel tiene un nombre de origen mixteco, que representa a cada uno de los ocho barrios que durante la época prehispánica y los siglos XVI y XVII conformaron Yanhuitlán.

Daná o Dequedaná (cabeza de loco), cuyos atributos son el bastón y el título; Yuxacóyotl (orilla de ciénega) que porta el martillo; Yuyusa (orilla del río) la lanza; Xayujo o Xayuco (al pie del monte) la corona; Ticoó (terreno de ciénega) la cruz, el cíngulo y el resplandor; Tindeé (tierra de abrojo) la escalera; Ayuxi (flor que se venera) la azucena; y Yuxayó (río de carrizo) los clavos.

“Las vestimentas de las esculturas están bajo resguardo de ocho familias de Yanhuitlán, mayordomías que se heredan de generación en generación, incluso de algunas se tiene registro de que conservan estos objetos religiosos desde hace más de 150 años.

“Anteriormente los arcángeles se alojaban en la Sacristía del templo, donde las familias acudían a vestirlos, ahora que se encuentran en el museo se dedicará un área especial del recinto para que los mayordomos acudan a cumplir su tradición, en compañía de algún restaurador del INAH Oaxaca que asesore el manejo de las piezas virreinales”, explicó Pérez Mota.

La preparación de las esculturas también incluye el montaje en sus andas, tablero sostenido por dos barras paralelas que sirve para el transporte de imágenes religiosa.

En el caso de la procesión del Viernes Santo, ésta se realiza en la noche, y como se trata de un día de luto, las esculturas son cubiertas con atuendos de terciopelo negro, pelucas de cabello natural, alas y un penacho multicolor, así como los atributos correspondientes al pasaje bíblico.

Ese andar nocturno, en el que la gente lleva velas, es presidido por un joven de la comunidad montado a caballo y vestido de centurión o caballero (traje negro de terciopelo y un yelmo rematado con plumas). Al concluir el acto regresan al templo.

En cuanto a la peregrinación del Domingo de Resurrección, ésta se lleva a cabo en la tarde, los arcángeles son vestidos con un atuendo rojo, peluca, penacho y alas, además de los símbolos de la Pasión de Cristo, durante la procesión son acompañados por el centurión —ahora vestido de rojo— y los habitantes del poblado, al tiempo que los niños hacen sonar las campanas, abundó Celina Pérez Mota.

Respecto al acervo —de los siglos XVI al XVIII—  que exhibe el Museo Regional Ex Convento de Santo Domingo Yanhuitlán, en la Sala Capitular se muestran tres arcángeles procesionales: Yuxacoyotl, Ayuxi y Yuyusa, además de un broche con el diseño de un cordero, y dos cendales (paños litúrgicos que el sacerdote se coloca sobre los hombros y con cuyos extremos envuelve sus manos para asir la custodia).

En esa misma sección del recinto, se presenta un Cristo de pasta de caña, de 1.80 m de largo; otro conocido como de cuello gozne, por la movilidad que tiene en esa parte; además de un Cristo filipino (rasgos asiáticos) de madera, que es el más pequeño (1.30 de largo).

Mientras que en la Sala Refectorio se exhibe la escultura de un santo que al parecer corresponde a San Antonio de Florencia; los arcángeles Ticoó, Tindeé, Daná o Dequedaná, Yuxayó y Xayujo o Xayuco; además de un Cristo español, que corresponde a una talla de madera de 1.40 m de largo, y el Cristo de papelón, de 1.83 m de largo.

El Museo Regional Ex Convento de Santo Domingo Yanhuitlán se localiza  en el kilómetro 119 de la Carretera No. 190, a 18 kilómetros al oeste de Nochixtlán, y a 70 de la capital oaxaquena. Abierto de martes a domingo de 9:00 a 17:00 horas. Costo de entrada: 35 pesos.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.