Home » Género

Defienden con graffiti derechos sexuales y reproductivos

Publicado por @Shinji_Harper el viernes, 22 marzo 2013
Sin Comentarios


CItlali LÓPEZ/CIMAC

Oaxaca, México.- Salpicadas en la pared,  palabras como “mujeres”, “libertad” y “conciencia” toman un sentido de responsabilidad en el arte urbano del graffiti convertido en canal de expresión de las y los jóvenes indígenas de Oaxaca, para reivindicar sus derechos sexuales y reproductivos.

Con un aerosol en mano, creatividad en la mente y un objetivo claro, jóvenes de tres comunidades del estado alzan la voz ante la falta de información y acceso a métodos anticonceptivos, así como por el derecho de las mujeres a la autonomía sobre sus cuerpos.

La marginación de la población indígena ha derivado en embarazos en adolescentes, inicio temprano de la maternidad en las niñas y mayor número de hijas e hijos en comparación con la población urbana, pues cifras del Inegi señalan que en Oaxaca en promedio las indígenas tienen 3.2 hijos e inician su maternidad a los 12 años edad.

Cristian Rodríguez, integrante de la Red de Jóvenes Católicas por el Derecho a Decidir, precisa que toda vez que las paredes se han constituido en un foro de expresión de los actores jóvenes del país, la elaboración de graffitis con mensajes de derechos sexuales y reproductivos se convierte en un ejercicio de ciudadanía.

La reivindicación de los derechos sexuales y reproductivos a través del graffiti se desarrolla en Oaxaca, Chiapas, Guerrero e Hidalgo, enmarcado en el proyecto “Mejorando los conocimientos, actitudes y acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva para jóvenes en comunidades indígenas”, de la Red Católicas por el Derecho a Decidir.

En Oaxaca el proyecto se aplica en los municipios de Tlacochahuaya, Teotitlán del Valle y San Juan Cotzocón, con el fin de que las y los jóvenes tengan mejores conocimientos sobre sus derechos sexuales y reproductivos para sensibilizar, difundir y lograr incidencia en el sector salud de sus comunidades.

DESCONOCIMIENTO

A través de una encuesta realizada en 2012 en Oaxaca, las y los jóvenes expresaron su interés por hablar de salud sexual, métodos anticonceptivos y la necesidad de “espacios de confianza”.

“Vemos casos concretos en donde es justificado hablar sobre salud sexual y métodos anticonceptivos en las y los jóvenes. Es una cultura que debemos de ir asumiendo ante las realidades de las comunidades”, explica Rodríguez.

Los resultados de la encuesta aplicada a 220 jóvenes en Oaxaca (51 por ciento mujeres y 49 por ciento hombres) revelan que el 97 por ciento conoce el condón masculino como método anticonceptivo, pero sólo el 22 por ciento sabe su uso correcto.

El 66 por ciento de los encuestados tenía entre 15 y 19 años y el 34 por ciento entre 20 y 24 años. Por estado civil el 85.9 por ciento eran solteros, 3.6 casados y 9.5 vivía en unión libre.

La encuesta también reveló que el 53 por ciento consideraba que la gente puede eliminar el riesgo de contraer VIH si sólo tiene relaciones sexuales con su pareja, lo cual, según las evidencias, es falso considerando que el aumento de casos ha sido mayor en mujeres amas de casa, quienes sólo tenían sexo con su esposo.

Valentina Jaso, quien participa en el taller de graffiti con esténcil, asegura que la difusión de los derechos sexuales y reproductivos forma parte de un proceso para desarraigar creencias que impiden a las y los jóvenes prevenir infecciones de transmisión sexual o embarazos no deseados.

Asimismo, desterrar la visión urbana que plantea que en las comunidades los matrimonios o embarazos a temprana edad son una regla, sin considerar que las y los jóvenes también tienen proyectos de vida.

ARTE PARA EL DEBATE

Emmanuel Audelo Enríquez, conocido como “El Pantera”, fundador e integrante del Colectivo Graffitiarte, señala que la utilización del graffiti en la difusión de los derechos sexuales y reproductivos de la juventud busca tomar los espacios públicos para provocar el debate y exigir los derechos que les han sido negados.

El arte urbano como el graffiti o cualquier práctica artística en espacio público, dice, tiene un impacto y lo ha tenido en los últimos 30 años, pues quienes lo realizan son actores sociales bien identificados a falta de espacios de participación formal.

“El arte urbano ha dado existencia a un actor social específico que ha sido ignorado y ha buscado sus propios caminos”, abunda.

Graffitiarte es una organización del DF que nació hace 13 años con el objetivo de disminuir el estigma hacia las y los jóvenes comúnmente conocidos como graffiteros, quienes hoy buscan ser reconocidos como “escritores de graffitis”.

La intención principal de quienes escriben graffitis es existir en el espacio público y tener un objetivo social.

En Oaxaca, añade “El Pantera”, en los últimos 15 años el graffiti con aerosol ha ido creciendo como una expresión social. Plantea que la mezcla entre el graffiti y los derechos sexuales y reproductivos como temas censurados a las y los jóvenes, no es un acto de rebeldía sino de reclamo.

“Ninguna de las y los jóvenes está pensando en acabar con el sistema, en realidad lo que hacen es participar creando cosas. Es decir: ‘soy yo en el espacio público. No me has dado un espacio pero yo ya lo tomé y exijo mis derechos’”, expresa.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.