Home » Educación

La educación enriquece a Oaxaca: Sylvia Schmelkes

Publicado por @Shinji_Harper el Jueves, 9 Mayo 2013
Sin Comentarios


Oaxaca, México.- De la educación para adultos en Oaxaca podemos aprender mucho, señala Sylvia Schmelkes del Valle, una de las figuras vivas con mayores aportaciones al ámbito de la educación. Indica que a pesar de las complejidades el Instituto Estatal de Educación para Adultos (IEEA) ha enfrentado el reto de manera persistente y consistente.

“Las condiciones especialmente difíciles del estado por la pobreza, la orografía, la dispersión poblacional, la deserción escolar, hacen que el trabajo del IEEA tenga mucho que enseñarnos”, señala la académica e investigadora que ha producido más de 150 publicaciones sobre educación, en especial la de personas jóvenes y adultas. 

“Pero sobretodo, la enorme riqueza lingüística y cultural del Estado, su diversidad, su enorme variedad de conocimientos vinculados con la naturaleza, con la concepción estética, la música, el arte en general, con la vida en comunidad y la autoridad entendida como servicio, permiten que en Oaxaca se vuelva realidad la premisa freiriana: nadie educa a nadie, todos nos educamos en conjunto, a través del dialogo liberador. Y con ello, permiten enriquecer a México”, describe.

Schmelkes del Valle es reconocida a nivel nacional e internacional, ha ocupado cargos en la OCDE, en la SEP y se ha desempeñado como investigadora y académica en el Instituto Politécnico Nacional y la Universidad Iberoamericana.

En su estudio sobre la educación para personas jóvenes y adultas destacan sus conceptos sobre interculturalidad, alfabetización, atención de los pueblos indígenas, formación de los asesores, entre otros.

Recientemente recibió, por parte del IEEA, un reconocimiento por sus aportaciones a la excelencia educativa, de manos del Director General, Rogelio Rodríguez Ruiz.

¿Cuáles son los retos de la educación para jóvenes y adultos?

Es importante partir que se busca hacer vigente un derecho fundamental, que es el derecho a la educación, y que es un derecho de todos, incluyendo el de los adultos, como es reconocido en los tratados internacionales que México ha suscrito. Los adultos que, como muchos en el país, y proporcionalmente más en el estado de Oaxaca, no tuvieron la oportunidad de ver cumplido el derecho a la educación obligatoria siendo niños y jóvenes. Mientras que haya quienes no han obtenido las competencias básicas para enfrentar una vida digna, estos serán los principales destinatarios de la educación para adultos. 

Otro reto tiene que ver es con respecto de las matemáticas: el dominio de las cuatro operaciones básicas que se utilizan para problematizar el mundo y para resolver problemas.

La educación para adultos debe incluir los principios básicos de una adecuada nutrición y del mantenimiento de la salud individual y colectiva y la prevención de las enfermedades, con especial énfasis en la salud reproductiva, así como los requerimientos de una buena crianza para el desarrollo infantil que parta de los propios saberes que los adultos ya poseen.

A los adultos hay que tratarlos como personas cultas porque es gente que ya ha vivido y que ha desarrollado saberes y valores. Por eso es importante no intentar homogeneizar los programas de estudio porque los adultos no son como los niños que de alguna manera, siendo niños son más parecidos entre ellos, y en cambio los adultos ya se dispersaron porque han obtenido experiencias de todo tipo.  

¿También debe fortalecer los valores para vivir en democracia?

Claro, más allá de las habilidades básicas, los procesos formativos deben atender las necesidades básicas tales como el conocimiento de los derechos humanos y de cómo hacerlos valer; del país en que vivimos y de las instituciones que están a nuestro servicio; de la democracia y la participación cívica; de la equidad de género.

En la medida de lo posible, la educación para adultos debe privilegiar la construcción y el fortalecimiento del sujeto colectivo: las comunidades, las organizaciones civiles, los lugares de trabajo. Ello permite recuperar no sólo los saberes individuales, sino los colectivos, y poner a la educación de adultos al servicio del cumplimiento de las aspiraciones de grupos humanos.

¿Es decir, recuperar valores que se practican, sobre todo, en las comunidades rurales?

Sí, es fundamental conservar la filosofía de la comunalidad, la posibilidad de trabajar colectivamente en la solución no violenta de conflictos y el proceso de desarrollo de un proyecto colectivo de futuro. Esto, en Oaxaca, debe favorecerse especialmente. Convertir a los educandos adultos en participantes activos de su propio proceso educativo y, por lo mismo, en sujetos de su propio desarrollo.

¿Y cómo trabajar con la gran diversidad cultural lingüística de Oaxaca?

La lengua es el vehículo por excelencia para nombrar la cultura, y por lo mismo, se convierte en un recurso ideal para conocer y valorar la cultura, lo que proporciona la autoestima necesaria para abordar otros propósitos, incluyendo los educativos. Además, México ya se define a sí mismo como país pluricultural y multilingüe, lo que le significa a toda actividad educativa trabajar por el fortalecimiento de las lenguas y las culturas que nos constituyen como país diverso.

Aquí también quiero destacar el trabajo del IEEA, pionero del programa alfabetizador que incluye las lenguas maternas con el Modelo de Educación Indígena Bilingüe.

Finalmente, hay un desafío que tiene que ver con hacer notar en la población adulta que no ha ido a la escuela que hay necesidades educativas y que hay un derecho a la educación a lo largo de la vida.

 

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.