Home » Seguridad

Policias muestran su lado humano en el Hospital Civil

Publicado por @Shinji_Harper el lunes, 27 enero 2014
Sin Comentarios


Oaxaca, México.- El movimiento no era cotidiano, no ululaba la ambulancia y sí, había algo distinto en esa noche; sin embargo a Estela parecía no importarle, su mirada alcanzaba al grupo de personas que se congregaban alrededor de quien por ahí gritaron: “Es un señor con patrullas, trae algo, trae algo”.

 

ssphospitalEran las 20 horas y el frío había “apretado”, eso, tampoco parecía inmutar a la mujer cuya edad sería a lo mucho de 35 años, aunque su físico la hacía aparentar mucho más…seguía parada, inmóvil, perdida su mirada y su aspecto devastado.

 

Cerca de ella la gente comenzaba a rodear a un grupo muy especial, los policías cocineros y los elementos de Protección Civil del municipio de Oaxaca de Juárez, que junto con Alberto Esteva Salinas, Secretario de Seguridad Pública, habían arribado para regalar cobijas, pan y café a familiares de pacientes internados en el Hospital Aurelio Valdivieso.

 

En tanto la gente buscaba afanosamente la atención de Esteva Salinas y sus acompañantes; Estela veía sin mirar el movimiento a su alrededor, incluso seguramente ni siquiera escuchaba las palabras de quien le insistía en tomar una pieza de pan y su vasito de café.

 

Ocurrió que, otra mujer se levantó del suelo con su bebé en brazos y muy decidida, se acercó para recibir el apoyo, pero también, para investigar respecto a quien afanoso ofrecía y por qué no decirlo, presumía el producto hecho por las y los policías estatales.

“Oiga, ¿ese quién es?, preguntó la menuda mujer, a lo que otra voz respondió: ¡es el Esteva, el mero mero de la policía!…! Ora Estela habla con ese hombre a ver si te ayuda, Estela, Estela te hablo!, ¡úchala y ¿ora qué le pasa?, gritaba la curiosa.”

 

La verbena provocada por la llegada de la policía era increíble, aún más para Juana, una abuelita que paciente esperaba el resultado de la operación de su nieto Carlitos, que era intervenido por problemas de apendicitis: “milagro que vienen a dar y no a asustar”, decía.

 

La entrega llamaba la atención de todo quien pasaba cerca, excepto a Elena que aún no alcanzaba a comprender lo que minutos antes le habían notificado: su padre, Andrés, había muerto. Lo peor es que Elena, no tenía más que unos cuantos pesos en la bolsa para volver a su casa en la colonia Volcanes.

 

ssphopital2 Las amistades que se forman en momentos de dolor, son invaluables, Elena las había hecho durante 45 días que agonizó su padre, estaba agotada, desgastada moral y económicamente, pero sola no. La menuda mujer, aquella que curioseaba la presencia de Esteva Salinas, saltó de su lugar al percibir el dolor de su amiga, la abrazó y le dijo, “pérate verás orita lo arreglamos”.

 

Oiga, seño, cree que nos haga caso, que nos deje acercarnos, ya ve que luego los políticos ni caso le hacen a uno, preguntaba quien para entonces sabíamos se llama Felipa; ¿Por qué no lo intentan y juzgan por ustedes mismas?, fue la respuesta que motivo a Felipa y a Elena a acercarse al titular de la SSPO.

Ahí, Estela aún en shock, pudo articular tan sólo “mi padre murió, no tengo caja, mi madre está en la Estancia (Fraternidad), no tengo dinero y no sé qué hacer, ayúdeme por favor”.

 

Aun cuando éste, no es tema que la dependencia deba o pueda resolver, buscaremos en este momento como ayudarte, le respondió Alberto Esteva, quien giró instrucciones para buscar el auxilio de la sociedad, de otras áreas o de quien pudiera en ese momento auxiliar a Elena en su pena.

 

Las miradas de sus colaboradores se cruzaban, eran las casi 9.30 de la noche, difícil reto, en fin de semana, pues de “vaquita” decían entre ellos, pero de que sale, sale; teléfonos, llamadas, carreras y caras de preocupación por no poder resolver tan pronto como se debía, Elena, esperaba, ya no tenía prisa y Felipa su amiga, esperando incrédula que hubiera respuesta.

 

Minutos después, la ayuda llegó, la Fundación Cristina que asumió el compromiso una semana antes de coadyuvar en las tareas que desempeñe la SSPO a favor de la sociedad, promovió el auxilio económico para los gastos funerarios del padre de Estela, lo que dejó claro que, la decisión del gobernador Gabino Cué Monteagudo por llamar a la suma de esfuerzos entre sociedad y gobierno a favor de los más necesitados, es correspondida y se manifiesta con acciones tangibles.

 

¿Si pudieron no?, sonreía Felipa, no, si cuando se quiere se puede, ese Gabino y ese de la seguridad son de los míos, decía Felipa mientras abrazaba a su amiga en señal de consuelo.

 

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.