Home » Patrimonio Cultural

México da vigencia a la Carta de Venecia:INAH

Publicado por @Shinji_Harper el jueves, 24 abril 2014
Sin Comentarios


Oaxaca, México.- La Carta de Venecia, creada en 1964 para frenar la reconstrucción indiscriminada de monumentos destruidos durante la Segunda Guerra Mundial, “se mantiene vigente, no pasa de moda”, aseguró el arquitecto mexicano Carlos Flores Marini, integrante del comité de redacción del documento, el cual cumplirá 50 años en mayo próximo.

ona Arqueológica Santa Cecilia Acatitlán, Estado de México. Foto Héctor Montaño / INAH.

ona Arqueológica Santa Cecilia Acatitlán, Estado de México. Foto Héctor Montaño / INAH.

El texto sigue siendo preciso, incisivo y claro. Da lineamientos generales, señala métodos a seguir, explica qué cosas se pueden hacer y dónde frenar una restauración, y cada país se lo apropia y pone sus propios límites, pero es muy claro en sus enunciados y no permite duda alguna”, explicó el especialista.

Flores Marini indicó que la carta nació como una de las iniciativas del II Congreso Internacional de Arquitectos y Técnicos de Monumentos Históricos que se convocó en Venecia en 1964.
“Después de la Segunda Guerra Mundial se empezó la reconstrucción de muchas ciudades europeas que habían sido devastadas por la guerra, pero sin un criterio claro de intervención. En ocasiones se hacía una reconstrucción total de la urbe como ocurrió en Varsovia o bien se implementaba una arquitectura moderna sin tener un plan definido, por lo que el belga Raymond Lemaire decidió que uno de los documentos fundamentales del congreso sería la carta”.
También conocida como Carta Internacional para la Restauración y Conservación de Monumentos Históricos, fue firmada por representantes de Francia, Italia, Bélgica, México, Portugal, Grecia, Túnez, España, Perú, Austria, Polonia y los Países Bajos, por especialistas de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), del Centro Internacional de Estudios para la Conservación y la Restauración de los Bienes Culturales (ICCROM) y fue adoptada un año después por el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS).
En México se adaptó muy bien para monumentos arqueológicos, virreinales y contemporáneos. “En todos los trabajos en el Templo Mayor, el arqueólogo Eduardo Matos tuvo un respeto absoluto por la Carta de Venecia, pues no hay casi reconstrucciones y los visitantes entienden muy bien cómo estaba el complejo arquitectónico”.
Uno de los planteamientos del documento señala que se deben respetar las distintas etapas históricas de una construcción, “no se trata de demoler y rehacer prístinamente el monumento a su época original porque se estaría olvidando el tiempo”. 

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.