Home » Arte, Cultura, Patrimonio Cultural, Pueblos Originarios

Recuperan la tradición oral, leyendas y seres mitológicos del pueblo Yoreme

Publicado por @Shinji_Harper el jueves, 19 junio 2014
Sin Comentarios


Oaxaca, México.– Motivado por adentrarse en el conocimiento de las tradiciones de sus ancestros y rendirles un homenaje, el escritor sonorense Héctor Ignacio Rojo Humo elabora una publicación que estará integrada por cuentos que recuperan la tradición oral, leyendas y seres mitológicos del pueblo Yoreme.

encuentroyoreme061419El libro, que hasta el momento lleva el título provisional de Mitología yoreme, es realizado a partir de que el escritor recorre los pueblos de la ribera del Río Mayo y hace entrevistas a las personas mayores. Su plan consiste en entrevistar a unas 80 o 90 personas para tener información que le permita crear narraciones lo más cercanas posible a la esencia yoreme, aquella que les permitía concebir al monte como un ser generoso al cual había que pedir permiso antes de tocar un árbol o cazar un animal.

En entrevista, Héctor Ignacio Rojo Humo explica que los yoreme acostumbraban a rendir homenaje al monte al realizar la correría del venado, que consistía en lograr cazar un venado sin utilizar otra cosa más que la inteligencia y la resistencia física, ya que había que seguirlo por el desierto los días que fueran necesarios hasta que el animal, cansado y vencido se dejaba acariciar por el cazador. Con esta proeza se le demostraba al Espíritu del Monte la fortaleza del hombre yoreme y con ello que todavía eran dignos de habitar el desierto.

“La realización de este proyecto es además un compromiso con mis ancestros, sobre todo mi tata (abuelo) don Rosalino Buichileme, el cual en sus últimos años y ya retirado de las actividades del campo, dedicó algunos de sus días a iniciarme a través de sus palabras y su español imperfecto, en un conocimiento más profundo de mis raíces y el conocimiento de mis ancestros. Con él conocí, libre del sesgo y el velo que le otorgó el colonizador, el verdadero rostro de nuestro pueblo yoreme”, señaló Rojo Humo.

A través de las charlas que sostuvo con su abuelo, el escritor pudo entender la gran relación hombre-naturaleza que vivían los pueblos originarios. Él le platicaba cómo su padre, antes de ir a la caza del venado, cantaba en lengua yoreme alabanzas al monte, y cómo su madre y su abuela, pedían al Espíritu del Monte que sanará su cuerpo y su alma a través de alguna planta que iban a recoger al desierto.

“Con ello me fue posible adentrarme al desierto y saberlo lleno de vida y capaz de otorgarle lo necesario a cualquier hombre para sobrevivir plenamente. Es decepcionante ver cómo, a través de la educación formal de un sistema educativo, nos alejan de nuestra cultura, en mi caso tuve que regresar y buscar un sustento en mi pueblo para poder continuar el trabajo de investigación y promoción de mi cultura.

“Sin embargo la gran mayoría de los profesionales de la cultura yoreme están lejos de su tierra, debido a que ninguna carrera universitaria es siquiera cercana a nuestro contexto; administradores de empresas, informáticos, licenciados en economía, ingenieros industriales; eso es lo que se produce en las ciudades yoreme y esos tienen que irse a la frontera y allá lejos de su tierra se van olvidando de sus raíces. Además que aquí es donde hacen falta los antropólogos, lingüistas, sociólogos, botánicos, arqueólogos, entre muchos otro más, que son necesarios para reorientar nuestra cultura”, precisó el escritor.

Las principales complicaciones a las que se ha enfrentado el escritor durante esta investigación, revela, son las barreras sociales que ha tenido este tipo de conocimiento en los propios pueblos. “La colonización cultural en nuestros pueblos se encargó de satanizar (si, así, se les considera cosas del diablo) a este tipo de conocimiento. Muchos lugares místicos y donde se realizaban los rituales yoreme, sobre todo parajes naturales privilegiados, cerros, ojos de agua, mesetas, cuevas y otros lugares que tenían aspectos naturales impresionantes, fueron considerados lugares diabólicos y se prohibió que los yoreme se acercaran a ellos”.

La investigación para la realización del libro Mitología yoreme inició en febrero de 2014 y hasta la fecha el autor lleva siete pueblos visitados. “Actualmente estoy en la etapa de recoger la mayor cantidad de información posible de la gente mayor de estos pueblos, apenas la mitad del viaje. La idea es terminar para agosto las visitas y trabajar durante los últimos meses de este año los cuentos, para a principios de enero tener listo ya el libro de cuentos”.

Mitología yoreme es un proyecto beneficiario del Programa de Estímulo a la Creación y del Desarrollo Artístico (PECDA) del Conaculta. El PECDA es un instrumento financiero creado a través de un convenio celebrado entre el Conaculta y los gobiernos de los estados, el cual permite hacer llegar significativos recursos para que los creadores realicen proyectos específicos. Esto se logra con aportaciones del 50 por ciento del Gobierno Federal, a través del Conaculta y 50 por ciento de los gobiernos estatales.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.