Home » Derechos Humanos, Género, Noticias

Semana Mundial de la Lactancia Materna 2014

Publicado por @Shinji_Harper el sábado, 2 agosto 2014
2 Comentarios


A los medios de comunicación y a la opinión pública en general.

Quienes integramos y coordinamos el Grupo de Apoyo a la Lactancia y la Crianza de Oaxaca nos reunimos para celebrar la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2014 y declaramos públicamente:

 

    Por miles de años los seres humanos hemos conseguido vivir y adaptarnos a los más diversos ambientes criando a nuestros hijos con leche materna. La reciente y dramática disminución en la práctica de esta función biológica de nuestra especie ha conducido al deterioro de la salud tanto de los niños como de sus madres y por lo tanto de la sociedad en general.

 

Existe una gran cantidad de evidencia científica que demuestra que la lactancia materna es la mejor manera de iniciar la vida: protege a los bebés contra infecciones durante el tiempo que dure la lactancia, reduce el riesgo de que padezcan muerte súbita, obesidad, diabetes, enfermedades cardíacas, asma, dermatitis atópica y cáncer; favorece su óptimo desarrollo mental, visual, oral y además disminuye el riesgo de que los niños sean maltratados o abandonados permitiendo que establezcan vínculos más afectivos y respetuosos. La lactancia materna también favorece la salud de las madres inmediatamente después del parto y las protege a largo plazo contra el cáncer, la osteoporosis y la diabetes.

 

En 1990 la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la UNICEF formularon la “Declaración de Innocenti” que se ha convertido en una referencia internacional de los principios que deben observarse para una lactancia materna adecuada. Esta declaración establece que: “Como una meta global para una óptima salud y nutrición materna e infantil, debe permitirse a todas las mujeres practicar la lactancia materna exclusiva y a libre demanda y todos los niños deben ser alimentados exclusivamente con leche materna desde su nacimiento hasta los 6 meses de edad. De ahí en adelante los niños deben continuar siendo alimentados al pecho recibiendo además alimentación complementaria adecuada y apropiada hasta cuando menos los dos años de edad. Este ideal de alimentación infantil será alcanzado creando un ambiente apropiado de conciencia y apoyo para que las mujeres puedan lactar de esta forma”.

 

Según UNICEF la lactancia materna es la intervención preventiva más efectiva que existe para evitar muertes de menores de cinco años. Las investigaciones muestran que alrededor de 20% de las muerte neonatales podrían prevenirse si todos los recién nacidos empezaran a recibir leche materna durante su primera hora de vida. En general, los bebés que no se alimentan con leche materna tienen 14 veces más probabilidades de morir a causa de la diarrea o las infecciones respiratorias. La lactancia materna practicada de manera óptima no solo garantiza la salud de madres e hijos, es además una vía de transformación de la sociedad a una más justa y equitativa, que incluya las necesidades de las mujeres y sus hijos dentro de sus prioridades, que reconozca la importancia del tiempo invertido en la crianza como cimentación para el futuro, que reduzca los elevadísimos gastos en salud pública y que garantice el derecho a recibir la mejor alimentación desde el inicio de la vida de manera libre y soberana.

 

Sin embargo, todo este conocimiento parece no influir en la realidad nacional. Actualmente, México es el país que presenta los menores índices de lactancia materna en América Latina con tan solo 14.4% de mujeres que amamantan de manera exclusiva a sus bebés los primeros 6 meses. Hace solo 8 años la cantidad era de un poco más de 22%. En el sector rural la disminución de la tasa de lactancia materna es aún más dramática, pasando de 36.9% en 2007 a 18.5% en 2013, es decir, 50% menos.

 

En Oaxaca no contamos con datos precisos sobre lactancia materna. Según la Encuesta Nacional De Salud y Nutrición 2012, en el estado de Oaxaca 34.7% de los bebés son amamantados de manera exclusiva durante los primeros 6 meses. Pero la misma encuesta reconoce que la muestra tomada para el estudio no es significativa, por lo que los resultados no permiten describir la realidad actual en la entidad, lo que revela una desatención a la importancia del problema. Si bien esta tasa de lactancia para Oaxaca es superior al porcentaje nacional, sigue siendo preocupante que 65.3% de las mujeres en la entidad esté encontrando obstáculos para amamantar a sus bebés. En las conclusiones, la encuesta observa que “las prácticas de lactancia y alimentación complementaria de los niños en Oaxaca se alejaron de las recomendaciones de la OMS”.

 

¿Por qué si es tan benéfica, la lactancia materna está dejando de practicarse? ¿Cuáles son las razones por las que las mujeres dejan de confiar en su capacidad natural para alimentar a sus bebés y prefieren hacerlo de la manera menos apropiada? La falta de información veraz y actualizada en el tema y la carencia de apoyo para que una madre pueda amamantar son sin duda dos factores fundamentales que competen tanto al personal de salud como a los gobernantes encargados de formular e instituir políticas públicas que fomenten y protejan la lactancia materna.

 

En los últimos meses el Grupo de Apoyo a la Lactancia y la Crianza de Oaxaca aplicó una encuesta a 308 madres de la Ciudad de Oaxaca y municipios conurbados con el fin de conocer cuál es la información con respecto a lactancia materna que están recibiendo de parte de los profesionales de la salud que las atienden y de qué manera ésta incide en el tiempo y la forma en que deciden amamantar a sus bebés.

 

Del total de mujeres encuestadas, 42% amamantó o planea amamantar a su bebé de 6 a 12 meses. El 30% lo hizo o planea hacerlo de 1 a 2 años, 15% más de 2 años, 7% de 3 a 6 meses, 3% de 0 a 3 meses y el 3% restante no amamantó. Según estas cifras, la mayor parte de las mujeres está amamantando a sus bebés tan solo el tiempo mínimo saludable y el porcentaje que cumple con el ideal de alimentación para los bebés recomendado por la OMS (por lo menos 2 años) es muy bajo aún (sólo 15%).

 

En la encuesta, que consta de 8 preguntas, se enlistan 13 recomendaciones inadecuadas comúnmente citadas por las madres usuarias de los servicios de salud que van en contra de las recomendaciones hechas por la OMS y que carecen de fundamento a la luz de la evidencia científica actualizada. Del total de mujeres encuestadas, 88%recibió alguna recomendación inadecuada de un profesional de la salud, 8% no recibió alguna de las recomendaciones inadecuadas listadas y 4% no consultó a ningún médico sobre lactancia materna. De las recomendaciones inadecuadas realizadas, las 5 más frecuentes, en orden de importancia, fueron:

1º. A partir de los 6 meses tu leche ya no alimenta.

2º. Debes amamantar con horarios fijos.

3º. No tienes suficiente leche, necesitas complementar con fórmula.

4º. Debes destetar a tu bebé porque ya está grande (la lactancia prolongada puede dañar los dientes, causar obesidad, desviaciones psicológicas, falta de independencia, etc.)

5º. Antes de los 6 meses debes darle a tu bebé otros líquidos en biberón además de leche materna (agua, jugos, tés, etc.)

 

El 46% de las recomendaciones inadecuadas fueron realizadas por un médico especializado en pediatría, 25% por un médico general, 10% por una enfermera, 7% por un ginecólogo y el 12% restante por otras especialidades (obstetras, neonatología, partería, cirugía).  De ellos, 41% se desempeñaba en el sector público, 32% en el privado y 28% en ambos.

 

El 64% de las recomendaciones inadecuadas se recibió entre los 0 y 3 meses del bebé, edad que corresponde al momento más crítico para el establecimiento de la lactancia y donde una mala información puede comprometerla seriamente y provocar su fracaso. El 12% de las recomendaciones fueron recibidas entre los 3 y 6 meses de los bebés y 24% después de los 6 meses, momentos en que una mala recomendación puede propiciar el destete precoz y truncar los beneficios de la lactancia prolongada.

 

El 63% de las recomendaciones fueron realizadas recientemente, entre 2009 y 2014, 24% entre 2004 y 2009 y 13% antes del 2004, lo que permite observar que hoy en día los profesionales de la salud que las realizaron no se mantienen actualizados en materia de lactancia materna, que carecen de información confiable para ofrecer sus servicios de manera profesional y que tampoco cuentan con habilidades prácticas para manejar los problemas comunes que se les presentan.

 

Ante esta grave situación, proponemos:

 

Es urgente que los médicos se capaciten en lactancia materna. Los profesionales dedicados a la atención perinatal y pediátrica tienen el privilegio de estar más cerca del proceso en que una mujer se transforma en madre y comienza a amamantar a su hijo. Son ellos los depositarios de una enorme confianza y esperanza de apoyo y quienes deberían proporcionar información confiable y útil. La lactancia materna debe formar parte de las asignaturas obligatorias de las carreras de medicina para que los médicos se capaciten desde su formación, ya que a pesar de su enorme importancia para la salud en general, la lactancia materna no se enseña en profundidad y en algunos casos directamente no se incluye en la formación académica. Invitamos cordialmente a todo el personal de la salud a sensibilizarse sobre las necesidades que las mujeres tienen al convertirse en madres y a constatar el gran poder y la seguridad que la información adecuada les proporciona para poder alimentar a sus hijos de manera óptima.

 

Por otro lado, es muy importante reconocer a los médicos y profesionales de la salud que ya están realizando estos cambios, que están interesados y actualizados en el tema y apoyan a las madres y sus hijos de manera responsable. Divulgar su quehacer profesional como un ejemplo a seguir es una tarea que puede fomentar la generación de cambios en el gremio.

 

Pero no solo el personal de la salud debe asumir su responsabilidad y realizar modificaciones en su ejercicio profesional. Esta deficiencia en los servicios de salud es solo un indicador de la realidad global del problema que es consecuencia de grandes rezagos educativos, sociales, culturales y políticos en nuestro país. Para comenzar a revertir los bajos índices de niños amamantados tanto nacionales como locales, es urgente que los gobiernos establezcan campañas permanentes de promoción, protección y apoyo de la lactancia materna como prioridad en las políticas públicas. Reconocemos y destacamos la labor de la enfermera Silvia Guevara Contreras, Responsable Estatal de Lactancia Materna de los Servicios de Salud de Oaxaca, quien con gran convicción defiende la lactancia materna para lograr instaurar las medidas que la protejan en las instituciones públicas que atienden a las madres. Pero es importante que su trabajo sea reforzado para que sus resultados sean más contundentes y tengan mayores alcances, con el fin de que todos los actores involucrados en la salud pública oaxaqueña estén debidamente capacitados y trabajen con la misma convicción y entrega.

 

Es necesario revisar, diagnosticar y controlar las prácticas médicas dentro de los hospitales para garantizar que todas las madres atendidas puedan iniciar la lactancia materna. Para esto, debe respetarse el Código Internacional para la Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna, que data de 1981 y al que México adhirió. Este Código regula la comercialización de fórmulas infantiles y estipula que los establecimientos sanitarios y los profesionales de la salud no deben llevar a cabo ninguna forma de promoción o fomento de las mismas. De igual manera, desde 1992 la OMS estableció una lista de razones médicas aceptables para el uso de sucedáneos de la leche materna, que con frecuencia se desconoce al alimentar a los recién nacidos con fórmula de manera innecesaria y sin ninguna justificación médica válida, poniendo en riesgo la salud de los bebés y de las madres. Contar con médicos preparados y que promuevan activamente la lactancia materna también contribuirá a cambiar los protocolos de atención perinatal y erradicar las prácticas obsoletas, como la separación de las madres y sus bebés después del nacimiento, que van en contra de las disposiciones formuladas hace más de 20 años por la OMS conocidas como los “Diez Pasos hacia una Feliz Lactancia Natural”, mismos que sientan las bases de la iniciativa “Hospital Amigo del Niño y de la Madre”, estrategia que actualmente no se implementa en los principales hospitales de la capital oaxaqueña.

 

Con el fin de apoyar la lactancia materna, desde el Grupo de Apoyo a la Lactancia y la Crianza de Oaxaca hacemos un llamado a los profesionales de la salud a vincularse al Grupo, reconocer el valor del trabajo que realizamos y difundirlo entre las mujeres que atienden. Los médicos aliados en la protección de la lactancia materna junto con las organizaciones que, como la nuestra, realizan acciones para fomentarla, pueden formar redes y convertirse en una fuerza política que obligue al gobierno a legislar para promoverla y apoyarla y a poner en práctica todas las acciones que ya han sido formuladas pero que no se respetan.

 

Por último, reiteramos nuestra certeza de que los grupos de apoyo a la lactancia son  instrumentos clave para la multiplicación de

Oaxaca,Mexico-las experiencias de lactancia materna exitosa. En ellos, las mujeres pueden encontrar apoyo de otras madres que viven situaciones similares a la suya y que han superado dificultades comunes,

Impulsa jurisdicción sanitaria de la Costa esta forma primigenia de alimentación.

donde pueden sentirse acompañadas por quienes las comprenden sin juzgarlas y también recibir información, aclarar sus dudas, incrementar sus conocimientos y fortalecer su confianza en las decisiones que toman para el bienestar de sus hijos. Exhortamos a que las diversas instancias de salud tanto públicas como privadas repliquen el modelo de los grupos de apoyo para que sus beneficios puedan alcanzar a más familias. Asimismo, invitamos a todas las madres y mujeres embarazadas y a sus familiares a que nos acompañen a nuestras reuniones mensuales y a que se unan a nuestro grupo en Facebook que pueden encontrar con el nombre: “Grupo de apoyo a la lactancia y crianza”.

 

La lactancia materna es la base de la salud de toda la población y no puede ignorarse o desatenderse. Es preciso tomar conciencia y actuar ahora. Gobiernos, profesionales de la salud, medios de comunicación, ámbito educativo, empresas, familias. Todos tenemos responsabilidad y podemos contribuir al cambio para que todos los niños puedan alimentarse naturalmente y crecer sanos y felices.

 

Grupo de Apoyo a la Lactancia y la Crianza de Oaxaca

Semana Mundial de la Lactancia Materna 2014

Comentarios

comments

2 Comentarios »

  • Sonia Lopezcastro dijo:

    Muy bueno tu artículo, felicidades. Bien mencionaste a médicos capacitados y a campañas permanentes como parte de la solución para verdaderamente incrementar el índice de lactancia en nuestro país, y yo agregaría también contar con mejores políticas públicas que faciliten a la mujer amamantar. Para ser específica, si las madres trabajadoras contaran con un permiso de maternidad mucho mayor que el actual (42 días posnatal), podrían establecer de mejor manera la lactancia. Junto con un grupo de mamás, iniciamos esta petición a la Cámara de Diputados para extender dicho permiso de maternidad, ojalá les interese, firman y difundan en el enlace adjunto! Un saludo!

    http://www.change.org/es-LA/peticiones/m%C3%A9xico-c%C3%A1mara-de-diputados-extender-la-incapacidad-por-maternidad-a-7-meses-6-despu%C3%A9s-de-nacer

  • Naked snake dijo:

    gracias por seguirnos, y gracias por sus puntos de vista, son muy atinados.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.