Home » Salud

Grave deterioro de la salud en los hijos por falta de leche materna

Publicado por @Shinji_Harper el lunes, 4 agosto 2014
Sin Comentarios


 

Oaxaca, México.- Por miles de años los seres humanos hemos conseguido vivir y adaptarnos a los más diversos ambientes criando a nuestros hijos con leche materna. La reciente y dramática disminución en la práctica de esta función biológica de nuestra especie ha conducido al deterioro de la salud tanto de los niños como de sus madres y por lo tanto de la sociedad en general.

lactancia Existe una gran cantidad de evidencia científica que demuestra que la lactancia materna es la mejor manera de iniciar la vida: protege a los bebés contra infecciones durante el tiempo que dure la lactancia, reduce el riesgo de que padezcan muerte súbita, obesidad, diabetes, enfermedades cardíacas, asma, dermatitis atópica y cáncer; favorece su óptimo desarrollo mental, visual, oral y además disminuye el riesgo de que los niños sean maltratados o abandonados permitiendo que establezcan vínculos más afectivos y respetuosos. La lactancia materna también favorece la salud de las madres inmediatamente después del parto y las protege a largo plazo contra el cáncer, la osteoporosis y la diabetes.

En 1990 la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la UNICEF formularon la “Declaración de Innocenti” que se ha convertido en una referencia internacional de los principios que deben observarse para una lactancia materna adecuada. Esta declaración establece que: “Como una meta global para una óptima salud y nutrición materna e infantil, debe permitirse a todas las mujeres practicar la lactancia materna exclusiva y a libre demanda y todos los niños deben ser alimentados exclusivamente con leche materna desde su nacimiento hasta los 6 meses de edad. De ahí en adelante los niños deben continuar siendo alimentados al pecho recibiendo además alimentación complementaria adecuada y apropiada hasta cuando menos los dos años de edad. Este ideal de alimentación infantil será alcanzado creando un ambiente apropiado de conciencia y apoyo para que las mujeres puedan lactar de esta forma”.

Según UNICEF la lactancia materna es la intervención preventiva más efectiva que existe para evitar muertes de menores de cinco años. Las investigaciones muestran que alrededor de 20% de las muerte neonatales podrían prevenirse si todos los recién nacidos empezaran a recibir leche materna durante su primera hora de vida. En general, los bebés que no se alimentan con leche materna tienen 14 veces más probabilidades de morir a causa de la diarrea o las infecciones respiratorias. La lactancia materna practicada de manera óptima no solo garantiza la salud de madres e hijos, es además una vía de transformación de la sociedad a una más justa y equitativa, que incluya las necesidades de las mujeres y sus hijos dentro de sus prioridades, que reconozca la importancia del tiempo invertido en la crianza como cimentación para el futuro, que reduzca los elevadísimos gastos en salud pública y que garantice el derecho a recibir la mejor alimentación desde el inicio de la vida de manera libre y soberana.

Sin embargo, todo este conocimiento parece no influir en la realidad nacional. Actualmente, México es el país que presenta los menores índices de lactancia materna en América Latina con tan solo 14.4% de mujeres que amamantan de manera exclusiva a sus bebés los primeros 6 meses. Hace solo 8 años la cantidad era de un poco más de 22%. En el sector rural la disminución de la tasa de lactancia materna es aún más dramática, pasando de 36.9% en 2007 a 18.5% en 2013, es decir, 50% menos.

En Oaxaca no contamos con datos precisos sobre lactancia materna. Según la Encuesta Nacional De Salud y Nutrición 2012, en el estado de Oaxaca 34.7% de los bebés son amamantados de manera exclusiva durante los primeros 6 meses. Pero la misma encuesta reconoce que la muestra tomada para el estudio no es significativa, por lo que los resultados no permiten describir la realidad actual en la entidad, lo que revela una desatención a la importancia del problema. Si bien esta tasa de lactancia para Oaxaca es superior al porcentaje nacional, sigue siendo preocupante que 65.3% de las mujeres en la entidad esté encontrando obstáculos para amamantar a sus bebés. En las conclusiones, la encuesta observa que “las prácticas de lactancia y alimentación complementaria de los niños en Oaxaca se alejaron de las recomendaciones de la OMS”.

¿Por qué si es tan benéfica, la lactancia materna está dejando de practicarse? ¿Cuáles son las razones por las que las mujeres dejan de confiar en su capacidad natural para alimentar a sus bebés y prefieren hacerlo de la manera menos apropiada? La falta de información veraz y actualizada en el tema y la carencia de apoyo para que una madre pueda amamantar son sin duda dos factores fundamentales que competen tanto al personal de salud como a los gobernantes encargados de formular e instituir políticas públicas que fomenten y protejan la lactancia materna.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.