Home » Economía, Mi Ciudad, Salud

La salud pública de Oaxaca en manos de 4 familias

Publicado por @Shinji_Harper el lunes, 18 agosto 2014
Sin Comentarios


Oaxaca, México-El problema de salud pública que se padece en todo el Estado, cuya causa es el jugoso negocio que realizan cuatro de las familias más honorables del Valle Central, como son los Candiani, los Monroy, los Tenorio y los Álvarez.

Este pequeño grupo, a través de la empresa Intercontinental de Medicamentos S.A., de C.V., ha realizado jugosos negocios en la compra-venta o venta-compra de medicinas para los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), especialmente para el Seguro Popular.

 ssomedicinasEsta vez nos hemos inclinado por darle prioridad a los ilícitos que se continúan cometiendo en el Sector Salud de Oaxaca y que dejan millonarias ganancias y opacas ganancias a los familiares, cercanos o lejanos, de Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente a nivel nacional del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Como nunca antes, la salud pública de la población se encuentra en sus peores niveles. Pero, además, la salud pública de las autoridades (la moralidad), también vive una severa crisis, lo cual se refleja en el cinismo y la indecencia de más de un funcionario de primer nivel, incluyendo a los del “círculo rojo”.

En el territorio oaxaqueño tienen conocimiento de la crisis de medicinas y medicamentos que se padecen en todos los hospitales de la entidad, especialmente en la ciudad de Oaxaca y en el Istmo, regiones en las que la crisis de medicamentos y medicinas, hizo crisis.

De tal manera que en el Hospital de la Niñez y en el Civil “Aurelio Valdivieso”, la indignación de empleados y trabajadores llevaron a la denuncia pública de la situación anormal que se padece, así como a la exigencia para que renuncien Germán Tenorio Vasconcelos, titular de los SSO, y Salvador Monroy Rodríguez, cuñado de Gerardo Gutiérrez Candiani y director del Seguro Popular.

En estas menciones “honoríficas”, no puede faltar el personaje clave de toda la maraña de negocios con medicinas y medicamentos, “El Tohui” Juan José Álvarez Candiani.

Este negocio criminal, acompañado de excesiva y dolosa negligencia de las autoridades, tiene un instrumento para enriquecerse ilícitamente y de manera insultante ante la miseria de la mayor parte de la población.

El instrumento de marras, tiene nombre: se llama Intercontinental de Medicamentos, S. A. de C.V.

Dicen los que saben que en esta empresa se encuentran involucradas varias de las cabezas de las familias mencionadas. Otros mencionan que uno de los socios mayoritarios es el dirigente del CCE, Gerardo Gutiérrez Candiani, a quien hasta hace escasos cinco años, sin ser algo o alguien, hoy se le ha metido en su cabecita gobernar Oaxaca.

OSCUROS ANTECEDENTES DE INTERCONTINENTAL DE MEDICAMENTOS

Este negocio criminal, pues se ha puesto en riesgo la salud de más de tres millones de oaxaqueños (en su inmensa mayoría indígenas), fue manejado hasta hace pocos por la Intercontinental de Medicamentos, cuyo pasado no es nada halagador como para ser el principal abastecedor de medicamentos y medicinas de una entidad federativa.

Va el recuento:

Primero.- El gobierno panista de Guanajuato, el 4 de marzo de 2013, informó que una de las empresas que participaron en la licitación para buscar vender su producto, fue inhabilitada por incumplimiento.

Segundo.- El 28 de enero de 2013, la Secretaría de Finanzas, Inversión y Administración, del gobierno de Guanajuato, lanzó la licitación nacional 40051001-001-13 (CAGEG-001/2013), para la contratación de dichos servicios.

Tercero.- Al dar a conocer el resultado de esta licitación, se informó que las empresas que presentaron sus propuestas fueron: Distribuidora Internacional de Medicamentos y equipos médicos S.A. de C.V.; Lomedic S.A. de C.V.; Intercontinental de Medicamentos S.A. de C.V.;Savi Distribuciones S.A. de C.V.; Nadro S.A. de C.V., y Grupo Addim S.A. de C.V.

Cuarto.- En esa ocasión no fueron tomadas en cuenta o descartadas Nadro y Grupo Addim, porque les faltaron requisitos que llenar.

Quinto.- La Intercontinental de Medicamentos S.A. de C.V., insistió en que se le otorgara el contrato, muy a pesar de los problemas que registró en años anterior al no cumplir con una serie de compromisos. Por ello, la Secretaría de la Función Pública, la inhabilitó y le impuso una multa económica por incumplirle al Instituto Mexicano del Seguro Social, IMSS.

Sexto.- Un año atrás, agosto de 2012, la Intercontinental de Medicamento, S.A., de C.V., quedo exhibida oficial y públicamente. En esa fecha, se publicó una circular de la Secretaría de la Función Pública en el Diario Oficial de la Federación, en la que se comunica a las dependencias, Procuraduría General de la República y entidades de la Administración Pública Federal, así como a las entidades federativas, la sentencia definitiva emitida en el juicio 5706/10-07-01-9, por la Primera Sala Regional de Occidente del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa.

MÁS SOSPECHAS

En el estado de Puebla, la empresa de los Candiani y socios (según los enterados), también tuvo problemas por incumplimiento, así como por la venta de medicinas de mala calidad.

“Intolerancia”, una página web poblana, documenta que “el 70 por ciento de las farmacias de hospitales y clínicas de Puebla entregaron una concesión a la empresa sancionada (Intercontinental de Medicamentos S.A., de C.V.)”.

Aporta más datos:

“En la información actualizada, el 20 de junio de 2011 se refiere que el secretario de Salud de Puebla, Jorge Aguilar Chedraui, afirmó que el desperdicio de medicamentos en la dependencia se debía a problemas administrativos de mala distribución”.

“Intolerancia” agrega:

“Y es que, según se consigna, los Servicios de Salud Pública del estado de Puebla, dieron a conocer que las empresas Intercontinental de Medicamentos y Nadro (que también participó en la convocatoria de Guanajuato), se adjudicaron contrato de abasto de medicamentos, y se refiere que la primera empresa fue sancionada por la Secretaría de Función Pública (SFP)”.

ADEMÁS DE GUANAJUATO Y PUEBLA, TAMBIÉN EN SINALOA

La página web, Zona Franca, documenta:

Durante la segunda mitad del año 2010, en Culiacán, Sinaloa, “se acusó a la misma empresa (Intercontinental de Medicamentos S.A., de C.V.) de inflar hasta en mil por ciento el precio de medicamentos vendidos en la farmacia del Seguro Popular del Hospital de la Mujer. No se probaron los dichos, pero las autoridades promovieron una investigación”, informó Milenio Puebla en aquel entonces.

REPORTE DE LA AUDITORÍA SUPERIOR DE LA FEDERACIÓN

Zona Franca continúa:

En este 2004, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) reportó a la empresa Intercontinental de Medicamentos como uno de los proveedores con retrasos en el cumplimiento de contratos, debido a que tenía surtir ciertos medicamentos en un tiempo no mayor de 19 días, “aunque en realidad pasaron más de 200 días para que el IMSS tuviera el fármaco disponible”, refirió.

VETADA EN VERACRUZ LA EMPRESA DE LOS CANDIANI

La página web “Zona Franca” consigna que también el gobierno de Veracruz, en su padrón de empresas suspendidas como proveedores de los gobiernos estatal y federal, consignó una inhabilitación a la empresa Intercontinental de Medicamentos, por tres meses, en el periodo del 14 de mayo de 2009 al 14 de agosto del mismo año.

No obstante, en el apartado de Observaciones y/o Motivaciones, se establece que fue a raíz de una queja del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

EN GUANAJUATO INFLAN PRECIOS DE MEDICAMENTOS

El 28 de septiembre del 2009, el periódico AM de Guanajuato publicó:

“El Seguro Popular, a través de la Secretaría de Salud de Guanajuato (SSG), atiende a 36 mil diabéticos y la red de farmacias en las que se distribuye este medicamento está integrada por 612 unidades de salud.

Para proveer este fármaco, el Estado contrató a la empresa Intercontinental de Medicamentos, S.A. de C.V., a la que le paga 500.86 pesos por cada caja de Irbesartán con 28 tabletas de 150 miligramos, fabricados por el laboratorio Ultra.

Además, el Gobierno estatal paga a Intercontinental de Medicamentos, 95 pesos por entregar cada caja de 28 tabletas.

En farmacias de León una dosis igual de este medicamento fabricado por el mismo laboratorio se puede comprar hasta en 140 pesos, precio al menudeo.

Cada mes, Intercontinental de Medicamentos surte al menos tres mil cajas de Irbesartán a la SSG por las que cobra alrededor de un millón 800 mil pesos, incluyendo el IVA.

En la red de Farmacias Similares la caja de Irbesartán de 150 miligramos con 14 tabletas cuesta 86 pesos, pero si se compran dos cajas; es decir, 28 tabletas, el precio se reduce a 140 pesos.

En Farmacias Guadalajara el mismo medicamento del laboratorio Ultra con 14 tabletas se cotiza en 99.30 pesos; en las Benavides venden la marca Avapro del laboratorio Sanofi, cuya caja de 14 tabletas cuesta 243.50 pesos. Por dos cajas suman 497 pesos.

En ambos casos, el costo es menor al que paga actualmente la Secretaría de Salud de Oaxaca.

En otras farmacias como el ISSEG y en cadenas de supermercados también se vende a un precio inferior a los 595.86 pesos que paga el Gobierno del Estado.

INSULINA CHINA, EL GRAN NEGOCIO

El Partido Verde Ecologista de México (PVEM) denunció la semana pasada los sobreprecios en la compra de dos medicamentos utilizados para atender a los diabéticos: el Irbesartán y la insulinaGlargina de origen chino, que fue retirada por inservible.

En el caso de la insulina, al principio los derechohabientes recibían la marca Lantus, del laboratorio Sanofi, que en cadenas de farmacias se puede comprar hasta en 735 pesos; sin embargo la empresa Intercontinental de Medicamentos decidió cambiar el laboratorio y comenzó a distribuir la marca Bonglixán, que se fabrica en China.

Con este cambio por cada caja de insulina, el Gobierno del Estado paga actualmente 664 pesos más 125 por el servicio de entrega a los pacientes, un total de 789 pesos.

NEGOCIO CRIMINAL EN DETRIMENTO DE LA SALUD DE LA POBLACIÓN

El diario AM de Guanajuato prosigue:

La insulina Glargina y el Irbesartán forman parte de un contrato por 2 mil 100 millones de pesos que el Gobierno del Estado asignó directamente a las empresas Intercontinental de Medicamentos, S.A. de C.V. y Phoenix Farmacéutica, S.A. de C.V.

En total son 675 medicamentos para la atención de los tres millones 150 mil derechohabientes del Seguro Popular y que están a cargo de la Secretaría de Salud en Guanajuato.

En el caso de Intercontinental de Medicamentos, es la responsable de proveer los medicamentos en las unidades de salud de las jurisdicciones sanitarias I, VII y VIII, que comprenden 11 municipios, entre ellos León, Silao y Guanajuato capital.

La Secretaría de Salud informó que el contrato no sólo incluye el abasto de medicamentos, pues detalló que la empresa también se hace responsable del almacenamiento, distribución, administración y entrega de los medicamentos directamente a los derechohabientes.

La dependencia estatal argumentó que en el caso de la insulina se pagan 125 pesos por el servicio de distribución, ya que requiere un tratamiento especial porque debe transportarse refrigerada y eso incrementa los costos. El Irbesartán no requiere el mismo tratamiento.

Hasta aquí la cita del periódico guanajuatense.

Si hay alguna coincidencia con lo que ocurre en Oaxaca con Germán Tenorio, Salvador Monroy y la empresa de los Candiani, no es mera coincidencia, sino una lamentable realidad.

Porque eso de suspender 100 cirugías en el Hospital de la Niñez por falta de medicinas y medicamentos, es verdaderamente criminal.

¿A qué les sabrá el pan o la tortilla o los alimentos que comen estos personajes que medran con la vida de millones de personas?

VIENEN LAS PREGUNTAS

1.- ¿Qué tipo de medicinas y medicamentos fueron enterrados en la bodega de Tlalixtac de Cabrera?

2.- ¿Qué intentaron ocultar las autoridades del Sector Salud (Germán Tenorio y Salvador Monroy Rodríguez) en ese lugar?

3.- No es un secreto lo que a partir del 2010 se realiza en los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), en todo lo referente al Seguro Popular, pero si es un secreto quién o quiénes son parte de la corrupción que impera en los SSO, y viene lo más importante: ¿hasta qué nivel del gobierno se tiene conocimiento de la relación que hay entre los SSO y la empresa Intercontinental de Medicamentos S.A., de C.V.?

4.- ¿Quién o quiénes puede explicar el enriquecimiento explicable de “El Tohui” Álvarez Candiani, cuando años atrás fue llevado a la cárcel por amenazar de muerte a uno de sus acreedores?

5.- ¿Por qué después de tantas denuncias de corrupción en el Sector Salud, de los partos callejeros, de la carencia de medicinas y medicamentos en todos los hospitales del estado, Germán Tenorio y Salvador Monroy, son intocables?

6.- De la clausura, por parte de PROFEPA, de la bodega propiedad del Seguro Popular, Gabino no emitió una sola palabra. Su silencio, en este caso, lo ha metido en un brete porque ahora se ha convertido en cómplice por omisión de todo lo que ocurre en la cloaca en que se ha convertido la Secretaría de Salud del Estado.

7.- ¿Alguien realmente sabe cuántos millones de pesos en medicamentos y medicinas están o fueron enterrados en la bodega de Tlalixtac de Cabrera?

8.- La bodega es propiedad del Seguro Popular, pero ¿por qué Salvador Monroy, responsable de esta dependencia, no declaró algo sobre la clausura, pero sobre todo acerca de los medicamentos y medicinas que vende “El Tohuí”, primo hermano de su cuñado Gerardo Gutiérrez Candiani, el honorable dirigente nacional de los empresarios?

9.- Desde el pasado mes de mayo –hace tres meses– los empleados de la bodega de la Intercontinental de Medicamentos, ubicada en la salida a la Ciudad de México, se encuentran en huelga y, extrañamente, nadie les hace caso. No hay negociadores, no hay representantes de esta compañía, a nadie le importa el destino de los trabajadores en paro ¿Por qué?

10.- Daniel Juárez López, responsable de la Secretaría del Trabajo, no quiere ver ese problema, y menos le importa cuando están de por medio apellidos como Candiani, Tenorio, Monroy y Álvarez.

11.- La Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA) tampoco ha dicho esta boca es mía y, en consecuencia, están apostándole al olvido de ese movimiento que busca justicia laboral.

12.- En su momento, denunciamos la corrupción del entonces Secretario de Finanzas, Miguel Ángel Ortega Habib. Nadie lo creyó y, actualmente, es prófugo de la justicia.

13.- También se denunciaron las tropelías de Armando González Bernabé, tampoco “nadie” creyó. Hoy, el ex titular de Obras Públicas está inhabilitado o premiado por 20 años y, según los que saben, también está prófugo de la justicia.

14.- De Bulmaro Rito Salinas, mencionamos hasta la saciedad la corrupción que inundaba las oficinas donde despachaba. En ese entonces, su cinismo no tenía límites. En estos momentos, es un recluso VIP, pero recluso, en el penal de Etla. Hay muchos nombres.

15.- Esperemos que el futuro, pero más que todo la ley y la justicia, alcance a quienes hoy, con toda la impunidad, hacen negocios criminales con medicinas y medicamentos en detrimento de la salud pública en el Estado.

16.- Con los antecedentes de la Intercontinental de Medicamentos, nadie duda que los productos “guardados” y enterrados en Tlalixtac de Cabrera, sean de origen Chino, en el buen cristiano, medicinas y medicamentos “patito” o “piratas”.

17.- A propósito de todo lo anterior ¿en dónde está el líder de la Sección 35 del SNTSSA, un sujeto de nombre Mario Félix Pacheco?

18.- La población oaxaqueña le envía un SOS a la doctora Mercedes Juan, titular de la Secretaría de Salubridad y Asistencia, SSA, para frenar estas acciones criminales.

CONCLUSIÓN EN BREVES PALABRAS

¡Criminal negocio!… ¡Criminal negligencia!… ¡Criminal silencio de las autoridades!

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.