Home » Ciudadanía, Desastres, Noticias, Seguridad

Toque de queda en Ferguson,Missouri, continuan las revueltas

Publicado por @Shinji_Harper el lunes, 18 agosto 2014
Sin Comentarios


Washington D.C— Aduciendo ‘circunstancias extraordinarias’, el Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció ayer que efectuará una autopsia al cuerpo de Michael Brown, el afroamericano de 18 años que murió hace ocho días por disparos de un policía blanco en Ferguson, un suburbio de San Luis, en Missouri.

El suceso ha desatado las mayores protestas raciales en casi un siglo en esa localidad del Medio Oeste estadounidense, poblada mayoritariamente por afroamericanos, que acusan a la Policía, casi exclusivamente blanca, de actuar frecuentemente con racismo.

Agencia AFP | El anuncio llegó a las pocas horas de finalizar la primera madrugada con toque de queda en Ferguson. La Policía detuvo a siete personas y otra fue gravemente herida por un disparo de bala de otro civil en circunstancias confusas, según las autoridades.

La Policía del Condado hizo una autopsia a Brown al día siguiente del tiroteo.

El martes anunció los resultados preliminares, en los que certificó que murió por disparos en pleno día en una calle residencial, pero no especificó cuántos recibió y anunció que el diagnóstico final tardaría cuatro semanas. La escasez de detalles indignó a la familia Brown, que pidió al Gobierno federal que llevara a cabo su propio examen, alegando falta de confianza en las autoridades locales.

En paralelo, la familia anunció el sábado que ha contratado a un reconocido forense para que haga una autopsia independiente. La Policía asegura que el joven atacó al agente que lo mató, pero el chico que lo acompañaba sostiene que fue tiroteado cuando había alzado los brazos.

La decisión del Departamento de Justicia de efectuar la autopsia ‘lo antes posible’ evidencia el creciente malestar del Gobierno federal por el modo en que las autoridades de Ferguson están gestionando el caso. La Policía local y del Condado han ofrecido información contradictoria sobre la muerte, y su robusta estrategia de vigilancia encrespó los ánimos en los primeros días de protestas.

La Casa Blanca criticó la semana pasada los excesos policiales y ordenó una investigación paralela del fallecimiento, que llevan a cabo el Departamento de Justicia y una cuarentena de agentes del FBI. Las tensiones por asuntos raciales entre el Gobierno federal y las autoridades locales han sido una constante en la historia reciente de Estados Unidos. En los años 50 y 60, Washington forzó a cumplir las leyes de fin de la segregación racial a quienes se oponían.

Durante la mañana de ayer y la noche del sábado, la principal queja de los cientos de personas que protestaban en Ferguson era que aún no haya sido procesado el agente que mató a Brown. El gobernador de Missouri prometió acelerar la investigación y declinó especificar la duración del toque de queda, que volvió a establecerse la madrugada de ayer domingo.

En la primera noche de estado de emergencia (que buscaba frenar los saqueos de la víspera) la mayoría de manifestantes abandonó antes de medianoche la zona de protestas, pero un grupo de 150 rechazó hacerlo. Los agentes, con material antidisturbios, usaron altavoces para dispersarlos. Luego lanzaron gases lacrimógenos para rescatar a la persona tiroteada, según la Policía.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.