Home » Ciencia y Tecnología, Cultura, Investigación, Noticias, Patrimonio Cultural, Pueblos Originarios

Descubren dos ciudades mayas

Publicado por @Shinji_Harper el miércoles, 20 agosto 2014
Sin Comentarios


Oaxaca, México-En el sector norte de la Reserva de la Biosfera de Calakmul, en Campeche, un grupo de arqueólogos descubrió Lagunita, una ciudad maya que permaneció perdida durante décadas, y otro centro urbano nunca antes reportado al que se denominó Tamchén (“pozo profundo”), en alusión a la gran cantidad de chultunes, algunos de hasta 13 metros de profundidad, que ahí se encontraron.

En el sector norte de la Reserva de la Biosfera de Calakmul, en Campeche, un grupo de arqueólogos descubrió Lagunita, una ciudad maya que permaneció perdida durante décadas, y otro centro urbano nunca antes reportado al que se denominó Tamchén (“pozo profundo”), en alusión a la gran cantidad de chultunes, algunos de hasta 13 metros de profundidad, que ahí se encontraron.

Los dos sitios, “escondidos” en la selva y de difícil acceso, fueron hallados por una expedición liderada por Ivan Šprajc, del Centro de Investigaciones Científicas de la Academia Eslovena de Ciencias y Artes (ZRC Sazu).

De acuerdo con información proporcionada por la institución europea, el rasgo más impactante de Lagunita es una portada zoomorfa que representa las fauces abiertas del monstruo de la tierra asociado en la cosmovisión maya con el inframundo, el agua y la fertilidad.

Hay edificios monumentales alrededor de varias plazas, incluyendo un juego de pelota y un templo piramidal de casi 20 metros de altura. Se hallaron asimismo 10 estelas y tres altares.

De Tamchén se reporta una concentración de chultunes en el centro cívico y ceremonial -algunos pozos tienen “profundidades inusitadas”- y varias plazas con edificios voluminosos. Un templo piramidal con una estela y un altar en su base conserva partes considerables del santuario superior.

Financiamiento

La expedición, que contó con el apoyo del Instituto Nacional de Antropología e Historia, se llevó al cabo con financiamiento de la KJJ Charitable Foundation de Ken y Julie Jones (Estados Unidos), las empresas Villas (Austria), Ars Longa y Adria Kombi (Eslovenia) y Hotel Río Bec Dreams (México), y Martin Hobel y Aleš Obreza.

En las labores de campo participaron los arqueólogos Atasta Flores Esquivel y Octavio Esparza Olguín y la arquitecta Arianna Campiani, estudiantes de doctorado en la Universidad Nacional Autónoma de México; el geodesta Aleš Marsetic, de ZRC Sazu, y trabajadores locales.

La fachada de Lagunita se encuentra en buen estado de conservación y puede compararse con las de Chicanná, Hormiguero, Hochob y Tabasqueño, también en Campeche. Algunos monumentos conservan relieves, incluyendo inscripciones jeroglíficas.

De acuerdo con la lectura preliminar de Octavio Esparza, epigrafista del proyecto, el texto en la Estela 2 de Lagunita señala que el monumento fue erigido en el año 711 después de Cristo por el gobernante “Señor de 4 Katunes”.

Área por conocer

Al igual que Chactún, urbe maya reportada el año pasado por el mismo equipo de investigadores, Lagunita y Tamchén se ubican en el extremo sur de un amplio territorio desconocido desde el punto de vista arqueológico, que se extiende sobre unos tres mil kilómetros cuadrados entre las regiones de Río Bec y Los Chenes.

Su importancia regional la determinan sus características arquitectónicas y monumentos esculpidos, y la concentración de restos habitacionales en sus alrededores.

Exploración | Datos

Lagunita y Tamchén tuvieron su apogeo en el período Clásico Tardío y Terminal (600 a 1000 después de Cristo).

Antecedentes

En el sector norte de la Reserva de la Biosfera de Calakmul, en Campeche, un grupo de arqueólogos descubrió Lagunita, una ciudad maya que permaneció perdida durante décadas, y otro centro urbano nunca antes reportado al que se denominó Tamchén (“pozo profundo”), en alusión a la gran cantidad de chultunes, algunos de hasta 13 metros de profundidad, que ahí se encontraron.

Los dos sitios, “escondidos” en la selva y de difícil acceso, fueron hallados por una expedición liderada por Ivan Šprajc, del Centro de Investigaciones Científicas de la Academia Eslovena de Ciencias y Artes (ZRC Sazu).

De acuerdo con información proporcionada por la institución europea, el rasgo más impactante de Lagunita es una portada zoomorfa que representa las fauces abiertas del monstruo de la tierra asociado en la cosmovisión maya con el inframundo, el agua y la fertilidad.

Hay edificios monumentales alrededor de varias plazas, incluyendo un juego de pelota y un templo piramidal de casi 20 metros de altura. Se hallaron asimismo 10 estelas y tres altares.

De Tamchén se reporta una concentración de chultunes en el centro cívico y ceremonial -algunos pozos tienen “profundidades inusitadas”- y varias plazas con edificios voluminosos. Un templo piramidal con una estela y un altar en su base conserva partes considerables del santuario superior.

Financiamiento

La expedición, que contó con el apoyo del Instituto Nacional de Antropología e Historia, se llevó al cabo con financiamiento de la KJJ Charitable Foundation de Ken y Julie Jones (Estados Unidos), las empresas Villas (Austria), Ars Longa y Adria Kombi (Eslovenia) y Hotel Río Bec Dreams (México), y Martin Hobel y Aleš Obreza.

En las labores de campo participaron los arqueólogos Atasta Flores Esquivel y Octavio Esparza Olguín y la arquitecta Arianna Campiani, estudiantes de doctorado en la Universidad Nacional Autónoma de México; el geodesta Aleš Marsetic, de ZRC Sazu, y trabajadores locales.

La fachada de Lagunita se encuentra en buen estado de conservación y puede compararse con las de Chicanná, Hormiguero, Hochob y Tabasqueño, también en Campeche. Algunos monumentos conservan relieves, incluyendo inscripciones jeroglíficas.

De acuerdo con la lectura preliminar de Octavio Esparza, epigrafista del proyecto, el texto en la Estela 2 de Lagunita señala que el monumento fue erigido en el año 711 después de Cristo por el gobernante “Señor de 4 Katunes”.

Área por conocer

Al igual que Chactún, urbe maya reportada el año pasado por el mismo equipo de investigadores, Lagunita y Tamchén se ubican en el extremo sur de un amplio territorio desconocido desde el punto de vista arqueológico, que se extiende sobre unos tres mil kilómetros cuadrados entre las regiones de Río Bec y Los Chenes.

Su importancia regional la determinan sus características arquitectónicas y monumentos esculpidos, y la concentración de restos habitacionales en sus alrededores.

Exploración | Datos

Lagunita y Tamchén tuvieron su apogeo en el período Clásico Tardío y Terminal (600 a 1000 después de Cristo).

Antecedentes

El sitio de Lagunita fue visitado en la década de 1970 por el arqueólogo estadounidense Eric von Euw, pero los resultados de su trabajo nunca fueron publicados. En el Museo Peabody de la Universidad de Harvard se conservaban bocetos de la fachada zoomorfa y de algunos monumentos, sin que se conociera la ubicación del sitio.

Hallazgo

Los arqueólogos lo encontraron a partir de fotografías aéreas y pudieron identificarlo como Lagunita al comparar los monumentos con los dibujos de Von Euw proporcionados por el investigador austríaco Karl Herbert Mayer.

Insólitos

Al igual que Chactún, cuyo descubrimiento se reportó el año pasado, Lagunita y Tamchén cuentan con varios elementos insólitos en opinión de los investigadores, lo que representa un reto para las futuras exploraciones en el oriente de Campeche.

El sitio de Lagunita fue visitado en la década de 1970 por el arqueólogo estadounidense Eric von Euw, pero los resultados de su trabajo nunca fueron publicados. En el Museo Peabody de la Universidad de Harvard se conservaban bocetos de la fachada zoomorfa y de algunos monumentos, sin que se conociera la ubicación del sitio.

Hallazgo

Los arqueólogos lo encontraron a partir de fotografías aéreas y pudieron identificarlo como Lagunita al comparar los monumentos con los dibujos de Von Euw proporcionados por el investigador austríaco Karl Herbert Mayer.

Insólitos

Al igual que Chactún, cuyo descubrimiento se reportó el año pasado, Lagunita y Tamchén cuentan con varios elementos insólitos en opinión de los investigadores, lo que representa un reto para las futuras exploraciones en el oriente de Campeche.

Los dos sitios, “escondidos” en la selva y de difícil acceso, fueron hallados por una expedición liderada por Ivan Šprajc, del Centro de Investigaciones Científicas de la Academia Eslovena de Ciencias y Artes (ZRC Sazu).

De acuerdo con información proporcionada por la institución europea, el rasgo más impactante de Lagunita es una portada zoomorfa que representa las fauces abiertas del monstruo de la tierra asociado en la cosmovisión maya con el inframundo, el agua y la fertilidad.

Hay edificios monumentales alrededor de varias plazas, incluyendo un juego de pelota y un templo piramidal de casi 20 metros de altura. Se hallaron asimismo 10 estelas y tres altares.

De Tamchén se reporta una concentración de chultunes en el centro cívico y ceremonial -algunos pozos tienen “profundidades inusitadas”- y varias plazas con edificios voluminosos. Un templo piramidal con una estela y un altar en su base conserva partes considerables del santuario superior.

Financiamiento

La expedición, que contó con el apoyo del Instituto Nacional de Antropología e Historia, se llevó al cabo con financiamiento de la KJJ Charitable Foundation de Ken y Julie Jones (Estados Unidos), las empresas Villas (Austria), Ars Longa y Adria Kombi (Eslovenia) y Hotel Río Bec Dreams (México), y Martin Hobel y Aleš Obreza.

En las labores de campo participaron los arqueólogos Atasta Flores Esquivel y Octavio Esparza Olguín y la arquitecta Arianna Campiani, estudiantes de doctorado en la Universidad Nacional Autónoma de México; el geodesta Aleš Marsetic, de ZRC Sazu, y trabajadores locales.

La fachada de Lagunita se encuentra en buen estado de conservación y puede compararse con las de Chicanná, Hormiguero, Hochob y Tabasqueño, también en Campeche. Algunos monumentos conservan relieves, incluyendo inscripciones jeroglíficas.

De acuerdo con la lectura preliminar de Octavio Esparza, epigrafista del proyecto, el texto en la Estela 2 de Lagunita señala que el monumento fue erigido en el año 711 después de Cristo por el gobernante “Señor de 4 Katunes”.

Área por conocer

Al igual que Chactún, urbe maya reportada el año pasado por el mismo equipo de investigadores, Lagunita y Tamchén se ubican en el extremo sur de un amplio territorio desconocido desde el punto de vista arqueológico, que se extiende sobre unos tres mil kilómetros cuadrados entre las regiones de Río Bec y Los Chenes.

Su importancia regional la determinan sus características arquitectónicas y monumentos esculpidos, y la concentración de restos habitacionales en sus alrededores.

Exploración | Datos

Lagunita y Tamchén tuvieron su apogeo en el período Clásico Tardío y Terminal (600 a 1000 después de Cristo).

Antecedentes

El sitio de Lagunita fue visitado en la década de 1970 por el arqueólogo estadounidense Eric von Euw, pero los resultados de su trabajo nunca fueron publicados. En el Museo Peabody de la Universidad de Harvard se conservaban bocetos de la fachada zoomorfa y de algunos monumentos, sin que se conociera la ubicación del sitio.

Hallazgo

Los arqueólogos lo encontraron a partir de fotografías aéreas y pudieron identificarlo como Lagunita al comparar los monumentos con los dibujos de Von Euw proporcionados por el investigador austríaco Karl Herbert Mayer.

Insólitos

Al igual que Chactún, cuyo descubrimiento se reportó el año pasado, Lagunita y Tamchén cuentan con varios elementos insólitos en opinión de los investigadores, lo que representa un reto para las futuras exploraciones en el oriente de Campeche.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.