Home » Ciudadanía, Diversidad Cultural, Noticias

Poroshenko denuncia una invasión militar rusa en Ucrania

Publicado por Naked snake el jueves, 28 agosto 2014
Sin Comentarios


Rusia-Mientras los combates se recrudecen en el este de Ucrania, donde los prorrusos han abierto un tercer frente de combates en la región sur, en el mar de Azov, se amplifican las acusaciones de una participación rusa a favor de los separatistas. El presidente ucranio, Petró Poroshenko, ha denunciado la presencia directa de fuerzas de Moscú en la provincia rebelde de Donetsk, donde tropas gubernamentales han caído en un cerco en la zona de Ambrosievka. Un oficial de la OTAN ha respaldado este jueves las acusaciones de Kiev. “Creemos que mil soldados rusos están operando dentro de Ucrania”, aseguró el oficial en una comparecencia en los cuarteles de la organización en Bélgica. Rusia contesta que sus fuerzas no están cruzando la frontera

“He decidido suspender mi visita a Turquía debido a que la situación se ha agudizado bruscamente en la provincia de Donetsk, particularmente en Amvrosievka y Starobeshevo, debido a la incursión de tropas rusas en Ucrania”, dijo Poroshenko, que anunció una reunión del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania el jueves. También aseguró que pedirá una reunión extraordinaria del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para que el mundo “condene duramente la severa agudización de los acontecimientos en Ucrania”.

El enviado en Ucrania de la OSCE ha declarado este jueves que su organización ha registrado una “invasión directa rusa” en las regiones orientales ucranias, aunque solo se refirió a la “docena” de los “soldados rusos que cruzaron la frontera sin querer allí dos días“, tal como las autoridades de Kiev anunciaron el martes.

Aleksandr Zajarchenko, el primer ministro de la autoproclamada República Popular de Donetsk, comentó al respecto en una entrevista con el canal oficialista Rossiya 24 que Kiev quiere justificar su derrota en el campo de batalla inventando una agresión rusa, que en realidad no se da. Al mismo tiempo, ha reconocido que lo que sí es cierto, “y nunca lo hemos negado, es que junto a nosotros combaten muchos rusos, tres o cuatro mil”, aseguró, al tiempo que agradeció a esos voluntarios que los ayudan. “Entre nosotros hay soldados en active combatiendo que, en lugar de en la playa, prefieren pasar sus vacaciones con nosotros, entre sus hermanos que luchan por la libertad”, explicó.

A estas alturas ya no es un secreto para nadie que hay destacamentos de nacionalistas rusos luchando en Ucrania. Así, el escritor y político opositor al Kremlin, Eduard Limónov, líder del prohibido partido Nacional-Bolchevique, dijo recientemente a este corresponsal que varios grupos de sus hombres combaten en el este de Ucrania y declaró que lo que él quisiera es involucrar también a la provincia de Járkov, donde se crió y la cual limita con las rebeldes de Donetsk y Lugansk, en la lucha contra el Gobierno de Kiev.

EE UU y Alemania han pedido explicaciones por la presencia de soldados rusos en territorio ucranio, días después de que tropas ucranias anunciaran la captura de soldados rusos en su territorio. La portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Jen Psaki, puntualizó el miércoles que las incursiones “indican que se está desarrollando una contraofensiva dirigida por Rusia en Donetsk y Lugansk”.

Contraofensiva separatista

La exitosa contraofensiva lanzada esta semana por los separatistas ha obligado a las fuerzas de Kiev a abandonar varios puntos estratégicos, entre los que destacan la colina de Saúr-Moguila y la ciudad de Novoazovsk.

Los ucranios reconocieron el jueves la pérdida de esta estratégica localidad –denunciaron que está en manos de “las tropas rusas”- que abre el camino de los separatistas hacia Mariúpol, la segunda ciudad en importancia de la provincia de Donetsk y su principal puerto en el mar de Azov. El Gobierno de Kiev ha enviado urgentemente refuerzos a Mariúpol, que queda a sólo 45 kilómetros de Novoazovk y hacia donde los rebeldes avanzan. Antes de conquistar Mariúpol, los prorrusos deben tomar la localidad de Shirókino, que queda entre ambas ciudades.

Además de la caída de Novazovsk, Kiev reconoce la pérdida de otras localidades tanto en los alrededores de esa ciudad, como en las regiones de Starobéshevo y Amvrosievka, más al norte. Las fuerzas gubernamentales fueron también expulsadas de la colina Saúr-Moguila, que con sus 277,9 metros de altura controla el camino hacia Donetsk y Lugansk. Este vital punto estratégico fue también teatro de encarnizados combates durante la Segunda Guerra Mundial, y en su cima se levanta un monumento recordatorio de la hazaña de las tropas soviéticas que, debido a la actual guerra civil, ha sido casi completamente destruido. La televisión rusa mostró el jueves un reportaje de su corresponsal en la colina, donde entrevista a los separatistas; hasta entonces, Kiev seguía afirmando que controlaban aún el enclave.

Las derrotas en el frente de combate coinciden con un periodo de agudización política, después de que Poroshenko anunciara hace tres días que convocará elecciones parlamentarias el 26 de octubre próximo. El presidente ucranio, que no tiene ninguna fuerza política propia, tratará de remediar esta carencia en los comicios con un movimiento que acaba de crear. Mientras, en otros partidos se están produciendo deserciones y divisiones. Así, han abandonado el partido de la ex primera ministra Yulia Timoshenko el actual primer ministro Arseni Yatseniuk, el presidente del Parlamento, Alexandr Turchínov, y otros importantes funcionarios. A las crisis política se suma la económica, con una grivna cada día más débil.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.