Home » Ciudadanía, Género

Demencia, padecimiento de riesgo para adultas mayores

Publicado por Naked snake el viernes, 29 agosto 2014
Sin Comentarios


Oaxaca,Mexico-La demencia y la degeneración cognitiva (déficits en la memoria y otras actividades neurológicas) –asociadas a la hipertensión, diabetes y enfermedades crónico-degenerativas– son dos de los padecimientos  más comunes que están en riesgo de sufrir las adultas mayores en México.
 

ancianos2Debido a que estos padecimientos generan dependencia y discapacidad al mismo tiempo representan una mayor carga de trabajo para las mujeres y jefas de familias, pues ellas son las principales responsables del cuidado de sus familiares cuando llegan a la vejez.

 
En el artículo “Deterioro cognitivo y remanencia en adultas mayores”, las doctoras Zoila Trujillo de los Santos y Teresa Corona Chavez señalan la importancia de generar políticas públicas con perspectiva de género, para atender los factores de riesgo que podrían derivan en males de degeneración cognitiva, como el Alzheimer.  
 
En 2012 la población total de personas adultas mayores en México era de 10 millones 130 mil 537, de las cuales 5 millones 497 mil 347 eran mujeres, es decir 54 por ciento. Esto es, hay 113 mujeres adultas mayores por cada 100 varones en esta etapa de la vida.
 
Incluida en el libro “La Mujer y la Salud en México” –editado por la Academia Nacional de Medicina (ACM) en el marco de su 150 aniversario–, la investigación señala que aunque es alentador saber que las mujeres ahora tienen mayor esperanza de vida, es preocupante que “a medida que avanzan en edad, presentan elevada prevalencia de enfermedades crónico-degenerativas como diabetes, hipertensión o enfermedades del corazón”.
 
Tales padecimientos son factores de riesgo para que se desarrollen procesos neurodegenerativos, como la demencia o el deterioro cognitivo, “que tienen severas repercusiones en la funcionalidad de las personas y en la discapacidad y dependencia”.
 
Según datos oficiales retomados en la investigación, la alteración de la cognición representa el 18.2 por ciento de la discapacidad total, 11.9 por ciento para el grupo de 60 a 69 años de edad; 20.9 para el grupo de 70 a 79 años, y 33.5 por ciento para el grupo de 80 años y más. 
 
Las investigadoras explican que el deterioro cognitivo es un síndrome que se caracteriza por déficit en el rendimiento de la memoria, y tiene mayor prevalencia en las mujeres hasta los 79 años de edad.
 
Al mismo tiempo señalan que en México, según reciente informes epidemiológicos, la prevalencia de la demencia es de 8.6 y 8.5 por ciento para las áreas urbanas y rurales respectivamente, y que entre los factores de riesgo que se asocian con la demencia –síndrome que afecta sobre todo la función cognitiva, es decir, la memoria, atención, percepción, pensamiento abstracto, juicio y habilidades de aprendizaje– destacan las enfermedades cardiovasculares.
 
Un factor importante de riesgo –señala la investigación– también lo constituye el síndrome metabólico (conformado por diabetes e hiperglucemia, hipertensión arterial, obesidad y aumento de triglicéridos), lo que es preocupante al considerar el alto número de mujeres adultas mayores que viven con este tipo de enfermedades.
 
La proporción de mujeres entre 60 y 69 años de edad que en 2012 tenían un diagnóstico de diabetes era de 26 por ciento, mientras que el porcentaje subía a 28 por ciento en mujeres de 70 a 79 años. Los  porcentajes son mayores que los presentados en varones.
 
El gran impacto de las demencias –según lo señalado– no está sólo en la repercusión para la persona afectada, sino en la carga que representa el cuidado de estas personas que en especial recae en las mujeres que fungen como “cuidadoras primarias”.  
 
“Cada vez es más frecuente que mujeres que sobrepasan los 60 años no sólo deban cuidar y apoyar a sus nietos, sino que también a sus padres mayores de 80 años”, argumentan.
 
Al señalar que la población adulta mayor está en desventaja social debido a su poca escolaridad, pobreza, pocas oportunidades laborales, así como mayor expectativa de vida y mayor discapacidad, ambas especialistas reiteran la necesidad de crear políticas públicas con perspectiva de género.
 
Proponen capacitar al personal de primer nivel de atención en la detección temprana de alteraciones cognitivas, depresión o estados tempranos de demencia, así como fomentar al autocuidado y mantener un estilo de vida saludable a fin de prevenir la diabetes y la hipertensión.
 
En el marco del “Día del Abuelo” –conmemorado hoy– el Instituto Nacional de las Mujeres emitió un mensaje en el que se comprometió a trabajar con varias dependencias a favor de las adultas mayores en México. 
 

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.