Home » Arte, Cultura

Muestra de arte en homenaje a Octavio Paz en Palacio de Bellas Artes

Publicado por Naked snake el lunes, 15 septiembre 2014
Sin Comentarios


Oaxaca, México-La magna muestra en homenaje al escritor mexicano Octavio Paz que se abre hoy al público en el Palacio de Bellas Artes parece un sueño.

No sólo porque en el año en que se celebra el centenario del Nobel mexicano la clausura de actividades en su honor trae toda la potencia onírica de fantásticos artistas del surrealismo, sino porque ni aun perdiendo la razón o abandonándose a los estragos de alguna bebida fuerte, alguien podría haber diseñado un encuentro visual de tremenda naturaleza.

“Es demasiada información. ¿Viste “La Madonna”, de Edvard Munch?”, pregunta un cronista que, como todos, recorre azorados los pasillos del Palacio. Los guardias, personas muy experimentadas en el arte de cuidar arte, se muestran un poquitín nerviosos.

"No estamos preocupados por la seguridad, estamos ocupados", dice el coordinador Miguel Fernández Félix. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

Más lo estarán cuando hoy comience a desfilar la larga fila de personas que seguramente se apostará en el patio central de Bellas Artes, un hecho que cobrará cifras de récord durante el fin de semana.

No estamos de ningún modo haciendo futurología. Será poca la gente que rechazará la magnífica oportunidad que se presenta de ver in situ la obra de artistas proverbiales como Max Ernst, Eduardo Chillida, Jason Pollock, Frida Kahlo, Yves Tanguy, Diego Rivera, Francis Bacon y siguen, siguen, los nombres.

“Todo lo que Octavio Paz plasmó en ensayos, en textos, está aquí. Él hubiera sido el hombre más feliz del mundo con esta muestra”, dice el titular del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes.

Para Rafael Tovar y de Teresa, un raro caso de funcionario de la cultura que es muy culto y entendido en arte, “el Instituto Nacional de Bellas Artes tiene mucha experiencia en exposiciones de esta envergadura, por lo que las medidas de seguridad tomadas para cuidar las obras redundará en mayores beneficios para los espectadores”.

"Madonna", de Edvard Munch. Foto: Especial

En este sentido, Miguel Fernández Félix se ufanó de que en 80 años de vida del Palacio de Bellas Artes, todos ellos dedicados a ser museo, nunca hubo un robo de obra en sus instalaciones. Instituciones europeas del mismo cariz y prestigio no podrían decir lo mismo.

“Para poder llevar a cabo esta muestra, tuvimos que pasar por el veredicto de varios conservadores y la verdad que somos el museo que más exposiciones lleva a cabo en México a lo largo del año y nunca hemos tenido un problema”, dice.

Por supuesto, es de mal gusto hablar de dinero y nadie dirá una cifra ni siquiera aproximada de lo que hay en seguros y en obras. Son datos que los prestadores de museos y colecciones privadas exigen mantener en secreto.

La muestra de 228 obras, eso sí se sabe, ocupó entre traslados e instalación una nada despreciable suma de 26 millones de pesos mexicanos.

EN ESTO VER AQUELLO

En esto ver aquello. Octavio Paz en el arte es un título inspirado en un poema de Góngora y sugerido por la viuda del escritor, Marie Joe Paz, quien a su vez aporta a la exposición una obra-artefacto de inspiración duchampiana de su autoría.

También, del acervo de Paz, abre la muestra un espectacular retrato del Nobel hecho por Alberto Gironella (1929-1979) en 1983 y la curaduría es tan noble y majestuosa, que hasta pintores un poco menos valorados o más polémicos como Frida Kahlo, María Izquierdo o Juan Soriano, se presentan con sus mejores luces para honrar al autor de El laberinto de la soledad.

En el concepto de la exposición, coordinada por el nombrado Miguel Fernández Félix y Héctor Tajonar, se incluye mucha obra anónima, desde voluminosas estatuas de la India, con mujeres sensuales y desnudos más que evocativos, hasta numerosas pinturas también indias que tanto le gustaban a Octavio Paz.

La exposición permite armar un diálogo entre los textos del poeta, las obras expuestas y el espectador, al tiempo de revelar las afinidades y los afectos del escritor, mediante dos temáticas principales: el arte moderno universal y el arte mexicano.

Una magna exposición que exige varias visitas. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

A lo largo de 11 núcleos temáticos, se puede explorar la revelación estética de artistas de diversas nacionalidades a los que Octavio Paz dedicó poemas, ensayos o reflexiones. El público podrá entender el arte con los textos del poeta a través de diversas plataformas interactivas.

“Síntesis y confluencia” es el preámbulo de la exposición, que inicia con las esculturas “Figura reclinada: pierna arqueada”, de Henry Moore, por “Dafne II”, de Juan Soriano, por “Volcán primitivo 290”, de Vicente Rojo, así como por el Arco de la libertad de Eduardo Chillida, esculturas emblemáticas del arte moderno universal.

Rafael Tovar y de Teresa, el más entusiasta en la exposición. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

El vestíbulo ha sido reservado para Mannari de Isamu Noguchi, para la Escultura de piedra tipo Chac mool de la cultura maya, para Working Model for two piece reclining figure: cut (Modelo preliminar de una figura reclinada de dos piezas: corte), de Henry Moore y para Estela 12, de Vicente Rojo.

El cubismo de Pablo Picasso, el trazo demente de Jackson Pollock, por no hablar de esos Man Ray perdidos en la inmensidad de las paredes del Palacio. O Max Ernst, que podría convertirse sin exagerar en ¡Oh, Max Ernst!, la exposición es magna de verdad.

Difícil encontrar tanta obra reunida en un solo espacio en cualquier lugar del mundo y el hecho de que se haya concretado es reflejo, como bien señaló Fernández Félix en una improvisada conferencia de prensa, “de la importancia de Octavio Paz en la cultura del mundo”.

El segundo núcleo, bajo el título “Marcel Duchamp. Apariencia desnuda” establece comunicación directa con el ensayo que Paz escribió en 1968, titulado “Duchamp o el castillo de la pureza”.

Vasili Kandinski, Paul Klee, Jackson Pollock, Robert Motherwell, Mark Rothko, Manuel Felguérez, Henry Moore, Joan Miró, entre otros, comparten sala en “Caminos a la abstracción”.

“La subversión surrealista” da vida a los ensayos críticos de arte que escribió el poeta sobre el ocaso del mencionado movimiento y sus exponentes. André Masson, Manuel Álvarez Bravo, André Breton y Max Ernst son algunos de los artistas que conforman este núcleo.

“La sonrisa de Eros” está inspirado en La llama doble y El mono gramático, obras que hablan sobre el paso de Paz por la India y su interés sobre temas como el erotismo, el deseo, el cuerpo y la escritura. “

El segundo capítulo de la exposición, referido al arte mexicano, inicia en el segundo piso del recinto con el núcleo llamado “La otredad mesoamericana” y comprende diversas esculturas prehispánicas que sin duda ofrecieron a Paz abundantes materiales para su obra poética.

Desde la perspectiva de Octavio Paz, la grandeza de la cultura mesoamericana se manifestó desde sus orígenes en la magnificencia de su arquitectura, escultura y pintura. “Se trata de un sentimiento ambiguo, hecho de atracción y de repulsión: lo extraño es, simultáneamente, maravilloso y horrible”, dijo el escritor.

La fotografía de Manuel Álvarez Bravo, también presente. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

Inspirado en el capítulo “Conquista y colonia” del libro El laberinto de la soledad, el séptimo núcleo de la exposición corresponde a “Las dos conquistas: la de las armas y la de las almas”, el cual agrupa obras pictóricas que expresan con excelencia y dramatismo el encuentro de dos culturas.

Destacan retratos de la Virgen de Guadalupe, pinturas de José Vivar y Valderrama, un tríptico de Saturnino Herrán, así como los murales de José Clemente Orozco, Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros y Rufino Tamayo, que logran la unión de la exhibición temporal con la colección permanente de murales del museo.

El octavo apartado de la muestra, “Mestizaje y milagro”, consiste en una selección de pintura de castas del siglo XVIII, con obras de Miguel Cabrera, Luis Mena, Juan Rodríguez Juárez y José Joaquín Magón. La curaduría sugiere un arte barroco referido a sor Juana Inés de la Cruz con relación al trabajo artístico de otros pintores y poetas, como Michelangelo Buonarroti, Federico García Lorca y Xavier Villaurrutia.

“Academia y cultura popular”, noveno núcleo de la muestra, reelabora las investigaciones de Paz sobre el arte del siglo XIX. Algunas de las piezas corresponden a artistas como José María Velasco, Hermenegildo Bustos y José Guadalupe Posada, así como a autores de pintura popular anónima.

Foto: Especial

“Revoluciones y revelaciones” es el nombre del décimo núcleo, que ocupa la sala Justino Fernández del museo. Dentro de este espacio se puede observar el especial interés pictórico que mostró Octavio Paz sobre el arte del siglo XX, principalmente en las obras de artistas como Jean Dubuffet, Carlos Mérida, Wifredo Lam, Pedro Coronel y José Luis Cuevas.

El último núcleo de esta magna exposición corresponde a “El aquí y el allá”, que muestra una selección de artistas y obras en los que Paz puso énfasis tanto en ensayos como en poemas dedicados a una pieza o un autor.

Se sugieren similitudes y contrastes, confluencias y divergencias entre artistas europeos, estadounidenses y mexicanos, como Richard Dadd, Martín Ramírez, Rodolphe Bresdin, Giorgio de Chirico, José Clemente Orozco, Edward Hopper, David Alfaro Siqueiros, Robert Motherwell y Rufino Tamayo.

Foto: Especial

La exposición estará abierta a todo el público hasta enero de 2015, de martes a domingo, en horario de 10:00 a 17:30 horas y a ella habrá que volver unas cuantas veces.

“Ese es el gran objetivo de cualquier museo, no contar en número de personas cuántas visitan las muestras, sino cuántas son las que vuelven”. Para ver esto y aquello en la exposición dedicada a Octavio Paz no basta con una sola visita al Palacio de Bellas Artes.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.