Home » Noticias

Embarazo adolcente, un problema de salud pública

Publicado por @Shinji_Harper el viernes, 26 septiembre 2014
Sin Comentarios


Oaxaca, México.- En  México, la conmemoración del 26 de septiembre como Día Nacional para la Prevención del Embarazo No Planificado en Adolescentes, ha sido impulsada desde 2011 por el Centro Latinoamericano Salud y Mujer (CELSAM) México, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), el Consejo Nacional de Población (CONAPO), múltiples instituciones públicas de educación y salud, agencias internacionales, organismos no gubernamentales, medios de comunicación y laboratorios farmacéuticos privados.

 

embarazoadolescente Conmemorar este día tiene como propósito sensibilizar a la población adolescente sobre las repercusiones en la salud y los desafíos a los que se enfrentan como consecuencia de un embarazo no planeado a temprana edad, así como para informar sobre las diferentes alternativas que existen de regulación de la fertilidad, que les ayuden a tomar decisiones libres e informadas en el ejercicio de su sexualidad, afirmó Wilfredo Vásquez López, titular de la Dirección General de Población de Oaxaca.

 

Indicó que de acuerdo a estimaciones del Consejo Nacional de Población, en 2014 la población adolescente de 15 a 19 años en Oaxaca es de 400 mil 996 y representa el 10.1% de la población total. De estos, el 50.1% son mujeres y 49.9% son hombres, en tanto que la tasa de fecundidad adolescente es de 61.4 hijos por cada mil mujeres, cifra por debajo de la media nacional que es de 65.7

 

De igual forma externó que estas mismas estimaciones registraron para 2010 que las adolescentes representaron un porcentaje importante dentro del grupo de mujeres en edad reproductiva, debido a que una de cada cinco mujeres (19.7 por ciento) era adolescente. Durante el periodo de proyección se espera pase de 18.9 por ciento en 2013 a 16.9 en 2020 y a 15.7 en 2030.

 

 

 

 

El responsable de la política de población en el estado, externó que la salud reproductiva de los adolescentes se destaca hoy como un tema de atención prioritario, debido a que, pese a la tendencia en el descenso de la fecundidad (de 2.56 a 2.15 hijos por mujer entre 2010 y 2030, lo cual implica una disminución de 16.1 por ciento), en este grupo etario, la fecundidad descenderá en 12.8 por ciento en el período antes citado y en consecuencia los nacimientos de mujeres adolescentes pasarán de 15.6 por ciento en 2010 a 13.8 por ciento en 2030.

Con respecto al uso de métodos anticonceptivos, la ENADID 2009 indica que 28% de los adolescentes utilizó algún método anticonceptivo en su primera relación sexual y según la ENJUVE, en 2010, los principales motivos por los que los adolescentes no usaron algún método anticonceptivo en su primer encuentro sexual fueron porque: no esperaban tener relaciones sexuales (33%), quería un embarazo (29.9%), mi pareja no quiso (10.8%), no conocía los métodos (9.4%).
Datos de la ENADID indican que el 41.6% de las adolescentes de Oaxaca sexualmente activas en 2009 usa algún método anticonceptivo. Los más usados son el dispositivo intrauterino (DIU) 41.2%, condón con 31.6%, pastillas 10.5% y 8.1% usa métodos tradicionales como el ritmo o el coito interrumpido que son mucho menos efectivos. Les siguen los métodos hormonales como las inyecciones con 5.1%. Se debe considerar que 52.9% de los métodos anticonceptivos usados por los adolescentes son para la mujer mientras que sólo 39.4% son masculinos (el condón y la vasectomía), lo que podría ser un indicio de que falta equidad en cuanto a la toma de decisiones de prevenir un embarazo o infecciones de transmisión sexual.
Una de las principales consecuencias de las relaciones sexuales sin protección es el embarazo no planeado o no deseado y la exposición a infecciones de transmisión sexual y al VIH-SIDA. En este sentido, la ENJUVE muestra que 86.5% de los adolescentes oaxaqueños deseó su primer embarazo, en tanto que 6.5% no lo planeó y el 7% no lo deseó y que la edad promedio a la que se embarazan o embarazan a alguien es a los 16 años. Además 86.9% sabe cómo prevenir las infecciones de transmisión sexual incluyendo el VIH-SIDA y 96.7% opina que el condón es el más efectivo para evitarlas.
Uno de los riesgos del embarazo en mujeres adolescentes son las complicaciones del embarazo, parto y puerperio, que pueden derivar en la muerte. Datos de la Secretaría de Salud indican que en 2011 el 13.5% de las defunciones por causas maternas ocurrió en adolescentes de 15 a 19 años. Aunado a lo anterior, otra implicación, es el cambio en el estilo de vida del adolescente, según la ENJUVE, en 2010, 72% de los adolescentes consideró que el nacimiento de su primer hijo le cambió la vida al ser más feliz, 16.9% encontró una razón para vivir, 7.5% se llenó de responsabilidades, 3.6% modificó su relación de pareja y 2.9 se tuvo que casar o unir a la pareja.

Ante este panorama, es prioridad para este gobierno la disminución de embarazos adolescentes no planificados en la entidad, por ello la Dirección General de Población, contempla en el Programa Estatal de Población 2012-2016 entre sus líneas de acción, fortalecer la coordinación interinstitucional orientada a la difusión del conocimiento y ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos en la población adolescente de manera libre, responsable e informada.

 

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.