Home » Arte, Cultura, Reflexión, Turismo

Abasto de Letras: un festival muy poscorriente

Publicado por Naked snake el martes, 11 noviembre 2014
Sin Comentarios


Oaxaca, México.-Los promotores y gestores del Festival Cultural Abasto de Letras −cuya cuarta edición efectuarán del 12 al 15 de noviembre ( http://t.co/vOZOmWTCN3 −, la editorial Pharus y el (anti)movimiento poscorrientista son culturalmente subversivos. Evitan las ocho cuadras de “alta cultura” del Centro Histórico de la ciudad de Oaxaca. Publican, difunden y promueven libros electrónicos −suman 14 en seis años− de acceso gratuito. No se identifican con ninguna escuela literaria, al tiempo que han tomado el camino largo de fomento al libro y la lectura y se han ido con la población oaxaqueña común: la de comerciantes y marchantes del Mercado de Abasto.

Por Renato Galicia Miguel

Imagina uno la escena irreverente: poetas, narradores, artistas plásticos, músicos, teatreros, promotores de cinéfilos y demás, leyendo, tocando, actuando o exhibiendo sin la imperiosa necesidad de tener enfrente, como en un museo o un espacio delimitado, una audiencia cautiva, sino sabiendo que por ahí, entre los pasillos de locatarios de ropa o tenis o los comedores o los puestos de chiles, verduras y frutas de la “Zona Seca” o las carnicerías de tasajo, cecina enchilada y chorizo de la “Zona Húmeda”, hay oaxaqueños comunes y corrientes que se detienen, se acercan, observan  o escuchan si quieren, si el artista o el escritor logra despertarles una curiosidad que los atrape.

IMG_5135Para quien no crea que lo local es global, y lo global, local, la idea del Festival Abasto de Letras nació en Lisboa, Portugal. En 2011, el poeta y promotor cultural Jesús Rito García (Baja California, 1980) asistió al Slam de Poesía que efectúan en una especie de plaza comercial popular, y después se preguntó: por qué no realizar uno similar en el Mercado de Abasto de la capital de Oaxaca, “más rico en ambiente, formas y elementos”. Después contactaron a Martha Acevedo, comerciante y promotora cultural incansable del mercado, quien les abrió las puertas y los espacios, sin oficio ni permiso de la autoridad, para que los artistas llegaran a participar en el primer Abasto de Letras. Desde entonces, trabajan juntos realizándolo año con año.

−Y por eso se fueron los poscorrientistas con la gente común del Mercado de Abasto.

Responde el poeta: “a los espacios culturales convencionales no éramos invitados porque no veníamos de un taller. Decidimos irnos, entonces, por el camino largo, a sitios como el Mercado de Abasto, donde si caminas y observas te das cuenta que hay un público natural: comerciantes y clientes que si con tu literatura les llamas la atención, puedes contar con una audiencia que te escuche sin necesidad de tenerla sentada enfrente”.

Además de habitar en un espacio abierto y libre, la población del Mercado de Abasto se entiende en y a sí misma. Es “un reto tratar de captar la atención de un público que no es muy cercano, afín a la literatura; eso implica, además, que puedes experimentar con tu poesía de otra forma”.

Jesús Rito García es esencialmente mar del norte y mar del sur. Nació en Isla de Cedros, Baja California, porque su padre, originario de Tehuantepec, se fue ahí a trabajar de guardafaros durante diez años.

Aquella era entonces una “isla desértica de cinco mil habitantes dedicados a la maquila de atún. Vivíamos junto a la playa porque mi padre tenía que estar pendiente de los cuatro faros existentes. Por eso, desde niño he estado familiarizado con  delfines, focas, ballenas, pelícanos, elefantes marinos y la pesca constante”.

Dice Jesús Rito que él es auténtico “oaxacaliforniano”. Vivió en Isla de Cedros hasta los ocho años de edad y luego  se lo llevaron a Tehuantepec. A su lugar de nacimiento volvió a los 28: “tengo ese choque entre el mar del norte y el mar del sur, el calor del trópico me encanta, pero también el frío de la playa de mi infancia”.

Ambas tradiciones, empero, la del calor de Tehuantepec y la del frío de Isla de Cedros, han marcado su idea poética; de hecho, por la de Baja California es que su único libro del género se llama “Recuerdos que no emigran” (coedición Praxis/Pharus, 2008).

En Tehuantepec estudió la secundaria y la preparatoria. Buen lector desde niño, se topó ahí con bibliotecas parcas, dotadas sólo con esos libros de texto gratuito de la SEP, una limitante para la formación en el rubro.

Ya en la capital del estado, de forma equívoca ingresó a la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), pues su verdadera vocación la encontró cuando empezó a cursar talleres de literatura con Jorge Pech y, después, con Eusebio Ruvalcaba, en la Ciudad de México, donde cursaba ya la carrera de letras hispánicas en la Universidad Autónoma Metropolitana campus Iztapalapa, sin olvidar la incidencia en su formación que tuvo su quehacer como bibliotecario en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO), donde estuvo dos años.

Su primer poema, de hecho, lo escribió a la edad  de 19 años. Y su único libro hasta el momento, el susodicho “Recuerdos que no emigran”, lo publicó en 2008 gracias a Carlos López y su editorial Praxis; casa en la que, por cierto, laboró un año cubriendo y aprendiendo todo el proceso de edición del ramo: tanto, que de ahí surgió la idea de crear la Pharus.

De regreso en Oaxaca, inmediatamente después de acabar la carrera de letras hispánicas, Rito García se embarcó en su primer proyecto cultural personal: la librería “Fernando Pessoa”/”Venta, Cambio y lectura de Libros”, que estuvo en la calle de Porfirio Díaz allá por los años 2007-2009.

En ese mismo tiempo, creó la editorial Pharus, que en este 2014 cumplió seis años de existencia. La idea inicial consistió en publicar libros impresos, pero luego, tras descubrir a la Internet como una simple herramienta tecnológica más, emigró al libro electrónico de difusión gratuita.

“A la Internet −expone− la han satanizado bajo el falso argumento de que le va a quitar espacio al libro impreso. Eso no es cierto. Éste va a seguir siendo apreciado; aquélla constituye sólo un medio de difusión del trabajo escritural-literario”.

Junto con Pharus nació el (anti) movimiento poscorrientista con poetas como el mismo Jesús Rito, Andrés S. Victoria, Óscar Tanat, Alfonso Carballo, Luis Parra Meixueiro, Mahra Ramos y el primer detractor del poscorrientismo, Víctor Vásquez Quintas; a los cuales se han ido agregando muchos más.

Y en 2011, Pharus y el poscorrientismo lanzaron su Maratón de Poesía anual y el Festival Cultural Abasto de Letras. Ambos llevan cuatro ediciones.

El poscorrientismo implica un juego de palabras, explica. Por un lado, indica que “nuestra generación ya no escribe dentro de alguna corriente estética, que es posterior a cualquiera de estos movimientos; por otro, declara irónicamente: soy corriente contracorriente, amén que toma elementos de donde sea para difundirse o para la creación”.

Por eso, sus militantes lo mismo utilizan, sin miedos ni fobias ni traumas, el cel como medio de comunicación o la nube cibernética para publicar libros de acceso gratuito, que la mezcla en su poesía, por ejemplo, de elementos románticos del siglo XIX con otros asquerosos, escatológicos y ácidos de nuestros tiempos.

Porque “para nosotros tanto lo original como lo estéticamente bello no es válido. Pensamos, promovemos que cualquiera puede escribir poesía con la idea de que surjan más poetas, dado que hay mucha gente que guarda sus poemas”.

Y por eso se fueron los poscorrientistas con la gente común del Mercado de Abasto, irreverentes, culturalmente subversivos, a organizar su Festival de Letras.

────────

La inauguración del cuarto Festival Cultural Abasto de Letras será este miércoles 12 de noviembre, en el “Estacionamiento” del Mercado de Abasto, a las 17:00 horas, con la participación del mariachi Viva México.

— 

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.