Home » Arte, Cultura, Literatura

Presentación del libro “Casa de Muñecas” de Mahra Ramos

Publicado por Naked snake el martes, 25 noviembre 2014
Sin Comentarios


Por Hugo Salvatierra

Casa de muñecas (Editorial Pharus, 2014) es una cruda crítica al sistema, al ser humano, pero sobre todo al papel de la mujer. El poemario de Marha Ramos es rico en temáticas y matices narrativos, que va de la podredumbre a la nostalgia, a la reflexión, pero también está inundado de amor. La mujer es prácticamente el tema central del poemario, la mujer como un individuo con sueños, pero también las mujeres que cada mujer es a lo largo de su vida o incluso de cada día.

10389354_10152571654547746_7008789067800226805_nLa autora se mete en el hastío de planchar camisas, de encargarse de cada tarea de la casa, de cocinar, de lavar la ropa, de llevar los niños a la escuela. En las páginas del libro está el dolor de la mujer que tiene que renunciar a su vida, a sus sueños, por cumplir con los roles convencionales y seguir a un hombre, de acuerdo con lo que mamó en la “leche materna”.

Pero también entiende a la mujer como un ser humano que además de ser madre y esposa necesita coquetear. Se mete en esos sueños en los que se desea a otro hombre que no es su marido; da por hecho que pudieron haber más hombres tiempo atrás, e incluso cuestiona la fidelidad.

Las mujeres de Casa de muñecas son eróticas, ‘tienen piel, pubis, sexo’; nunca pierden la esperanza, están en una constante lucha interna por ser quienes ellas quieren, incluso las prostitutas, a quienes da un estatus un tanto divino, pese a estar rodeadas de hombres sudorosos, baños compartidos, hoteles y colchones de quinta. Marha Ramos entra en sus mentes y en su sufrimiento, en su tristeza, en ese momento de soledad en el que miras las palmas de tus manos como si fueran un espejo y no te puedes engañar, y sabes perfectamente quién eres, qué eres.

En Casa de muñecas hay un tono de reclamo, el de una mujer harta de lo que le tocó o eligió vivir. Sin embargo, está presente el anhelo por el amor verdadero y eterno, de un amor que va más allá de las circunstancias, de los siglos, de un hombre al que una mujer pudo amar en la época de las cavernas y sigue encontrando en cada reencarnación. Es un libro lleno de ilusiones.

La narrativa también es cruda, es como abrir una vieja puerta de madera, asomarse a la calle y quedar entre eructos de cerveza que producen asco, borrachos, perros, fondas, sangre, podredumbre y hombres que deambulan y mueren sin que alguien se percate.

Pero la muerte descrita por Marha también es nostálgica y pueblerina, es como la del México de nuestros abuelos (casi extinto), en la que se creía en historias de nahuales y brujas, cuando la gente se apegaba a sus muertos, su tierra, sus velas, sus olores, su comida, y esperaba un día comer y beber con ellos entre carcajadas.

Casa de muñecas tiene un trasfondo político, de clases, de desigualdad económica y educativa. En ocasiones su crítica es dolorosa, pero también puede ser sarcástica y divertida. Entre frases populares se ríe de los merolicos que engañan a la gente, se ríe de la gente que les cree. Pero también es frontal y se burla de las mujeres que llenan su vacío comprando perfumes, vestidos y joyas en las tiendas de Polanco, en la Ciudad de México; se mofa de las revistas femeninas y sus tips para el cuidado de las uñas, los senos y nalgas postizas, y las operaciones para afilar la nariz.

Pero también habla del amor más puro, que es el que siente por sus hijos, a quienes dedica dos de sus poemas:

En Gestación describe los dolores y el amor que envuelve a su embarazo: “Hay días en que Balam araña por dentro,/ siento entonces un dolor intenso./ Acaricio su hogar, que es,/ mi cuerpo. /Él se acomoda entre mis costillas,/ dormita, /se mueve, /juega”.

En el poema describe la manera en que Yara, su hija, al igual que muchos niños, se pueden explicar la muerte. Yara ve una chincharra (insecto) muerta y entristece. Lloriquea, pero “Luego se alegra: ya no está sola,/la he coronada reina de la casa de muñecas”.

Casa de muñecas es un libro de lo cotidiano, escrito con diversos registros poéticos, que habla y cuestiona a la sociedad, sobre todo a la posición de la mujer, además de que se mete en sus dudas, frustraciones, miedos y rencores. Pero sobre todo es un libro en el que se palpa a una escritora idealista que siempre tiene presente el amor.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.