Home » Ciudadanía, Cultura

‘Galopa’ la fantasía en el Callejón de San Pablo

Publicado por Naked snake el miércoles, 31 diciembre 2014
Sin Comentarios


Oaxaca, México.- Los gritos de los niños se mezclan con la música que suena en el Antiguo Callejón de San Pablo. Son pasadas las seis de la tarde del último lunes del 2014; como un sol que resplandece, así gira el antiguo carrusel de caballitos, que por segundo año consecutivo llegó a las puertas del Centro Cultural San Pablo para dar alegría a los infantes y acariciar el recuerdo de los adultos.

Recargado en una pared, don Manuel Antonio Salazar mira cómo su carrusel gira y divierte a la gente; después haber estado en la fiesta de San Martín Mexicápam, las 48 figuras de madera cabalgaron hasta el atrio del Centro Cultural San Pablo, invitados por la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca (FAHHO).

Ante las fiestas de fin de año, la FAHHO atrae un cúmulo de sonrisas que, entre las vueltas de un viejo carrusel, parecen no tener fin. El acceso es gratuito y nadie se quiere bajar, los niños abrazan los corceles como si fueran entrañables amores que se resisten a ver partir. El carrusel estará hasta el 11 de enero.

samánñpFue en 1941 cuando el señor Natalio Salazar Pérez (1888-1963) fabricó este hermoso carrusel, en aras de innovar las ferias y fiestas patronales. Para dar vida a este sueño, que sigue girando después de 73 años, don Natalio contó con la ayuda de notables mecánicos de la época, quienes hicieron una serie de adaptaciones para poder motorizarlo.

Isidro Carrasco, originario de Ejutla de Crespo, adaptó el mecanismo de un tractor Ford y de un motor de molino Deutz Otto para motorizar el carrusel y echarlo a andar. En tanto que el señor Melesio fundió los engranes para hacer subir y bajar los caballitos mientras el carrusel gira; el tornero Caoufman afinó las piezas y engranes para que funcionaran adecuadamente. José Ramírez, mecánico y buen amigo de don Natalio, fabricó los estribos.

A través del tiempo, el carrusel se ha modificado para mejorar su función, por ejemplo, los rayos de madera fueron sustituidos por piezas de metal; la iluminación, que era de focos blancos, cambió a fluorescentes en los años setenta y así se conserva; y su motor es eléctrico.

Tres generaciones de figuras de madera fabricadas en la ciudad de Puebla han visto pasar a miles de niños que, entre el vaivén de cada giro, recorren una ruta obligada de la infancia. Actualmente, este carrusel visita muchas poblaciones de los Valles Centrales para emocionar hasta al jinete más atrevido, aquel que sube en pleno movimiento.

Después de platicar con don Manuel Antonio Salazar, él sigue mirando su carrusel, sus ojos se pierden entre las tallas de madera, las luces y las sonrisas de los chiquillos. Así vigila la herencia de su padre y realiza un oficio que por más de cincuenta años ha sido el trote de su vida.

EXTRA

Cuándo: Del 15 de diciembre de 2014 al 11 de enero de 2015.

Dónde: Atrio del Centro Cultural San Pablo, Hidalgo 907, en el Antiguo Callejón de San Pablo, Centro Histórico.

Horario: De 11:00 a 21:00 horas de lunes a sábado. Domingo de 11:00 a 20:00 horas.

Acceso Gratuito

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.