Home » Ciudadanía, Reflexión

El Patíbulo / Por Alberto Unda

Publicado por Naked snake el sábado, 24 enero 2015
Sin Comentarios


Oaxaca, México.-Al ladrón, al  ladrón…Cuando el Carnicero de Antequera, lanza a sus amanuenses a emprender campañas de mentiras, injurias y  acusaciones dolosas que son pura infamia, se le olvida que escupir al cielo es de fatales consecuencias, porque en su caso concreto, equivale al ladronzuelo que después de despojar  una anciana de su bolso del mandado, echa a correr y cuando lo van a pepenar, a voz en cuello grita: “Al ladrón, al ladrón”.

ulisesruizJusto lo que le sigue ocurriendo a URO con la documentada información que se ventila desde hace tiempo en los medios de comunicación y que ahora con lujo de detalle retomó el diputado local Alejandro López Jarquín quien dijo que:

Ruiz Ortiz, ahora convertido en delincuente de “cuello blanco”, debe ser citado a declarar ante la PGR y la Procuraduría del estado, por las evidencias y denuncias de corrupción, abuso de autoridad, saqueo de recursos y violaciones a los derechos humanos, cometidos durante su administración.

De paso vale sugerirle a la incipiente Comisión de la Verdad, que revisen estos señalamientos para recuperar elementos que seguramente pueden serles útiles en la integración de sus indagaciones, para documentar los hechos criminales cometidos contra el pueblo de Oaxaca en 2006 y fincar responsabilidades a su principal autor, quien por esos actos y otros más, como el asesinato de líderes sociales en distintos puntos del estado, que de pronto nomás desaparecían y nadie los volvió a ver, se ganó  sobradamente el mote de: ” El Carnicero de Antequera”.

En la investigación que retomó y ventiló el diputado López Jarquín, se destacan entre otros datos los siguientes:

El despacho Inteligencia en Dirección de Negocios (IDN) propiedad del contador oaxaqueño, Sergio Castro López, “blanqueó” a diestra y siniestras, fondos saqueados por el ex gobernador Ulises Ruiz Ortiz, al pueblo de Oaxaca, calculados hasta ahora en más de 16 mil 500 millones de pesos, y que el fiscalista movió en distintas operaciones que para las autoridades configuran los delitos de peculado, lavado de dinero y malversación de fondos públicos.

El ex gobernador poblano, Mario Marín, alias “El Gober Precioso”,  también realizó el mismo procedimiento para blanquear los millones de pesos que les birlo a los poblanos, hechos por los que también, es para los propios priistas, un sujeto poco fiable.

En esta terrorífica crónica, se enfatiza que a través de su despacho Inteligencia en Dirección de Negocios (IDN), Castro asesoró a cientos de clientes, entre ellos al multicitado Ruiz Ortiz, para que implementaran esquemas de contratación y suministro de personal por medio del esquema de  “outsourcing”, que permitían a la larga cubrir una menor cantidad de obligaciones fiscales, pero que son una violación al derecho de los trabajadores.

La PGR estima que Castro López, es notoriamente responsable de una evasión fiscal que ascendería a tres mil 400 millones de pesos.

La PGR en colaboración con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) consignó desde 2010 ante un juez federal,  el caso en contra de Castro López, identificándolo como uno de los “pioneros en la confección en México de esquemas fiscales agresivos” que facilitan la evasión de pago de impuestos.

Extraoficialmente, se estima que el monto del dinero ilícito operado por este sujeto superó los cinco mil millones de pesos, pues también se le vinculó con prácticas de lavado de dinero y otras conductas similares.

Castro López fue un cercano colaborador del gobernador Ulises Ruiz, al que apoyó directa o indirectamente en la implementación de diversos esquemas de contratación y otros servicios fiscales.

A través de su despacho, el ahora fugitivo contador Sergio Castro, asesoró en prácticas fiscales abusivas a varios usuarios, entre ellos dueños de equipos de futbol, notarios públicos, aerolíneas, cajas de ahorro, hoteles, compañías de telecomunicaciones, farmacias, gobiernos municipales, maquiladoras y empresarios de 28 ramos distintos.

Así lo establecieron autoridades de inteligencia financiera del Sistema de Ahorro Tributario de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público  y la Procuraduría General de la República, así como la Fiscalía General de los Estados Unidos, quienes dieron a conocer que Sergio Castro,  se encargó de borrar cualquier evidencia del desvío de recursos públicos que terminaron en manos de particulares y sociedades financieras.

Éstas invirtieron los recursos públicos adquiridos tramposamente,  en la compra de bienes inmuebles en varios países del mundo, muchos de ellos, al final de cuentas, son de Ulises Ruiz, quien concretó las millonarias operaciones a través de prestanombres.

El escandaloso saqueo cometido por el ex mandatario al pueblo oaxaqueño y las operaciones de lavado de dinero, fue descubierto desde abril y mayo del 2010, poco antes de que el PRI perdiera la gubernatura del estado de  Oaxaca.

En ese tiempo, las autoridades realizaron operativos en 7 estados de la República,  contra las empresas de Sergio Castro y sus socios del despacho Álvarez Puga y Asociados.

El rastro de Ruiz Ortiz fue detectado por autoridades financieras de México y Estados Unidos a partir de las investigaciones contra Sergio Castro, ya que varias de las sociedades fantasmas que utilizaba para el lavado de dinero y esquemas de outsourcing llevaban a la Casa de Bolsa Vector SA de CV, donde Mario Marín, compinche de URO, tenía un asiento a través de su secretario de Finanzas.

Una de las agencias internacionales calificadoras que evaluaba la capacidad crediticia de Oaxaca, Standard and Poor´s (S&P) detectó que Casa de Bolsa Vector, tenía elevados ingresos y que crecía injustificadamente, no obstante que en paralelo su cartera de clientes no aumentaba.

Entonces, según trascendió en un reportaje especial de Acento Veintiuno, una auditoría a Vectormex International Inc, permitió descubrir que Ulises Ruiz y Mario Marín, eran quienes a través de la consultoría IDN de Sergio Castro, realizaban las operaciones de lavado de dinero que incluían fondos de inversión, mercado de capitales, cambio de divisas, banca de inversión, financiamientos corporativos e inversión en mercados globales.

A Sergio Castro, quien pertenecía al Colegio de Contadores Públicos del Estado, el Instituto Mexicano de Contadores Públicos y las autoridades federales,  le retiraron la cédula profesional para ejercer la profesión al violar todos los códigos de ética pues realizó prácticas indebidas ante las autoridades fiscales.

Un dato adicional para ilustrar la cercanía e “intimidad” entre URO y su operador financiero: muy sonadas y comentadas eran las grandes bacanales que Sergio Castro le organizaba a Ruiz Ortiz en su casa o en la del ex gobernador.

En esas fiestas corrían litros de las mejores bebidas, los alimentos eran preparados por escogidos chefs, contrataban a selectos artistas para amenizar los fiestones, había polvo blanco de sobra, en las madrugadas, arribaban las acompañantes femeninas y las fiestas se volvían interminables, el costo de estas diversiones siempre fue lo de menos, total los gastos salieron del bolsillo de los oaxaqueños.

¿Informar?  Qué Legislar? Dónde

Según el senador de chiripa, “Todo es cuestión de tiempo, para que Oaxaca, crezca” y cabe preguntarle ¿en qué mundo vivirá este personaje que es incapaz de reconocer que el estado y los oaxaqueños por ende, llevamos cientos de años esperando un golpe de timón para cambiar nuestro destino, pero él absurdamente  pregona, que hay que esperar.

¿Esperar? ¿Cuánto tiempo más Eviel Pérez Magaña?. A lo mejor como a él todo le ha caído de chiripa, no le corre prisa, no tiene ningún apuro económico, para eso su amigote URO, lo sacó de la nada y lo hizo titular de una Secretaría, alcalde, diputado federal y de rebote o sea de chiripa: senador, mientras Ruiz Ortiz perdía la gubernatura del estado.

Eviel, rindió este sábado, su segundo informe de actividades legislativas. Cualquiera alza la ceja, y extrañados los oaxaqueños de todas las latitudes del estado, cuestionan:

¿Y qué informaría  Pérez Magaña, porque no se sabe de alguna, vez  que haya subido a la tribuna, tampoco se conoce que en los dos años que lleva de senador, haya gestionado alguna inversión, aunque sea pequeña, para el desarrollo de Oaxaca.

Lo que seguramente no informó Eviel -que a los cuatro vientos pregona que él sera el candidato del PRI al gobierno del estado de Oaxaca en 2016,  “ay nanita” y el único que puede recuperar para el Revolucionario Institucional el poder local, que él no pudo conquistar cuando tuvo su oportunidad- ah perdón decía que lo que evidentemente no informó Pérez Magaña,  es que las autoridades financieras le estan siguiendo la pista por delitos de defraudación fiscal, donde también está involucrada una importate empresa oaxaqueña.

Eso lo sabe muy bien el legislador que legisla abundantemente y que gracias a ello, los oaxaqueños tenemos resueltos todos los problemas, por eso seguro no dijo ni pío sobre las pesquisas que tiene en su contra.

Tampoco dice ésta boca es mía, cuando los oaxaqueños vivimos diversas crisis por las razones que sean y donde el flamante senador podría por lo menos utilizar la tribuna senatorial para solidarizarse con los oaxaqueños.

Pero nada de nada, es un senador oscuro, mediocre, solamente interesado en hacer pingües negocios aprovechando su privilegiada posición en la Cámara Alta.

En la publicidad con la que tapizó media ciudad, donde anunció su informe de actividades como senador, Eviel Pérez Magaña, además de la absurda frase de: “sólo es cuestión de tiempo… Etc, etc, agregó también frases como ” legislamos en educación”; “legislamos en infraestructura” “legislamos por los indígenas”… Y así por el estilo.

Este tipo por su pobreza intelectual, confunde soberanamente las cosas, cree y está convencido de que al decir: “presente” cuando pasan lista y levantar el dedo cuando se aprueba algo en el Senado de la República, está  “legislando”.

Por eso en su publicidad insistió en afirmar: “legislamos”, “legislamos”

Ahora resulta que a él le debemos todas las reformas estructurales que impulsó y promovió Enrique Peña Nieto.

Con todo y Porsche, va de Nuevo

A Heliodoro Díaz Escárraga le sirvió muy bien haber empezado su carrera como fundador de la Coalición Obrero Campesino Estudiantil de Oaxaca, la famosa COCEO, donde aprendió a ser furibundo enemigo del viejo régimen priista.

Desde ahí junto a su amigo Rafael Gasga Iturribarría, formaron sindicatos que hasta la fecha son el principal obstáculo para el desarrollo de entidades púbicas e instituciones, como los tristemente celebre  Sindicato de Trabajadores y Empleados de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca, que desde los 70´s se incrustó en la Universisad y precisamente en estos días, tiene metida a la Máxima Casa de Estudios en un conflicto interminable, porque se dan en lujo de suspender las actividades académicas cada que se les pega la gana y con cualquier pretexto.

Luego su amigo Pedro Vazquez Colmenares, lo orientó,  le cambió su postura subersiva, le enseño lo improductivo que era vivir en el error, es decir fuera del presupuesto y con él inicio una carrera administrativa que lo llevó desde la Secretaría de Administración, hasta el CISEN donde Gobernación tuvo siempre escondida su policía política y que llegó a ser, el terror de los luchadores y líderes sociales, hasta diputado por el PRI.

Eso le gustó porque al final los legisladores reciben dinero a manos llenas y en el Congreso su chamba básicamente consiste en levantar el dedo para aprobar lo que sea, aunque ello perjudique y afecte la mayor de las veces a los ciudadanos.

Entonces El Yoyo quiere ser diputado federal por tercera ocasión y con bombo, platillo y una bola de “acarreados” al más puro estilo del priismo que tanto atacó como dirigente de la Federación Estudiantil Oaxaqueña (FEO), se registró como precandidato por Tlaxiaco, cuando todos saben que él nació en la capital y sólo se visita la región Mixteca, cuando es época electoral.

Y digo que le aprendió bien a sus antiguos aliados porque a pesar del grave descrédito que le provocó a su actual partido, el PRI, a la institución donde trabajaba y de donde tuvo que ser corrido, tuvo la sangre fría y la desfachatez de postularse como precandidato al Congreso Federal.

A ver si  ahora sí, los mixtecos se ponen las pilas  y lo ponen en su lugar.

Lo que todo mundo extraño en la sede del PRI, fue que no llegará en el carísmo Porsche color taxi, que le regaló a su hijo.

Su arribo lo hizo en una camioneta, también de lujo, mejor hubiera llegado en camión urbano, como nosotros dijeron los acarreados.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.