Home » Deporte

Crónicas beisboleras

Publicado por Naked snake el lunes, 26 enero 2015
Sin Comentarios


Jaime Rafael Palau

96 Liga Mexicana del Pacífico.
Oaxaca, México.-A finales del mes de enero de cada año, llegan las finales de la Liga Mexicana del Pacífico y los reflectores se enfocan en lo que ahí sucede, entre otras cosas porque el ganador va a representar a México en la Serie del Caribe, es un evento que se espera con ansias para ver a los mejores peloteros de las ligas de República Dominicana, Puerto Rico, Venezuela y México, a partir del año pasado se ha incorporado Cuba y esperemos que se quede para siempre, es un verdadero espectáculo.
Que yo recuerde, toda la vida ha habido una gran especulación por determinar que liga profesional de las existentes en México es mejor, la de Verano que es donde juegan los campeones Diablos Rojos del México, los Tigres de Quintana Roo, los Sultanes de Monterrey o los Guerreros de Oaxaca por mencionar a algunos de los dieciséis equipos que generalmente la integran, o la de Invierno mejor conocida como la del Pacífico, que es la que está llegando en estos momentos a la serie final por el campeonato, cuyos contendientes son los Charros de Jalisco y los Tomateros de Culiacán, esta liga está compuesta únicamente por ocho equipos, la mitad de los que juegan en el verano.
Iniciaron los entrenamientos en la Academia de Béisbol

Iniciaron los entrenamientos en la Academia de Béisbol

Se supone que al haber menos clubes, la calidad de sus integrantes debe ser superior ya que se van a contratar a los mejores, eso es verdad en el caso de los peloteros mexicanos y de los extranjeros que ya están asentados en nuestras ligas, los que llegaron para quedarse y son garantía de productividad, quienes además tienen la motivación de querer regresar a las Grandes Ligas si es que ya jugaron ahí, o conseguir un contrato en el oriente, léase Japón o Corea, donde por supuesto pagan salarios muy superiores a los que se pueden conseguir en México o en Ligas Menores de los Estaos Unidos.

Ahora analicemos los extranjeros que están en el roster oficial de los dos equipos contendientes en la gran final, empecemos por el líder de la competencia, los Charros de Jalisco, lanzadores, Brian Broderick, Ben Kozlowski y David Koop, norteamericanos los tres, infilders, Wilson Batista de República Dominicana y Marquez Smith de Panamá, outfilder, Cory Vaughn; ahora los Tomateros de Culiacán, pitchers, Robert Coello de USA y Ricardo Gómez, dominicano, jugador de cuadro Garret Weber y jardineros Nick Buss, Eric Farris y Rico Noel, los cuatro nacidos en Estados Unidos, no dudo de la calidad y competitividad de estos peloteros, solo que no tienen el cartel para redondear la presencia y el poder de estos equipos e inclinar la balanza para determinar que tienen una mejor liga que la del verano.
Los equipos de Grandes Ligas pagan unos sueldos extraordinarios y por lo mismo no están dispuestos a que sus jugadores corran riesgos de lesionarse al participar en una liga que como quiera es muy competitiva, por lo tanto solo autorizan la asistencia de aquellos que vienen saliendo de una lesión o de novatos que van para arriba sin ser aun estrellas, para que agarren ritmo de competencia, principalmente porque al terminar esta liga comienzan los entrenamientos con vistas a la temporada completa de las mayores, eso es la razón por la que no veremos a las grandes estrellas jugar en ligas mexicanas mientras estén en su apogeo.
En los torneos que se realizan de manera paralela en algunos países del caribe, como Cuba, Dominicana o Puerto Rico, es factible ver a algunos peloteros destacados, esto se debe a la enorme producción de jugadores de alta calidad que salen de las ligas locales, son casos de profundo estudio puesto que parecen una raza aparte nacida para jugar béisbol.
Otra gran diferencia entre las ligas de verano y de invierno en México es el sistema autorizado para las finales y para reforzarse los equipos, en el pacífico califican a la postemporada seis de los ocho equipos y se enfrentan el mejor o número uno contra el seis, dos contra cinco y el tres ante el cuatro, pasan a las semifinales los tres ganadores y el cuarto lugar va a ser el perdedor con mejores números en esta mini eliminatoria, en primer lugar que haya ganado mayor cantidad de juegos, si alguno perdió la serie cuatro a tres lleva mejor oportunidad que al que lo barrieron y pierde 4-0, el segundo criterio de desempate es tener un mejor promedio de carreras anotadas contra las recibidas, eso se llama run average, si diera la casualidad que siguiera el empate, califica quien tuvo mejor desempeño en la temporada regular.
No pueden volver a enfrentarse dos equipos que recién jugaron ya que si sucediera por haber sido uno el mejor equipo de la temporada o número uno y el otro por ser el mejor perdedor o número cuatro, se cruzan las series y los enfrentamientos semifinales serán uno contra tres y dos ante el cuatro.
Al terminar la llamada repesca se permite que los equipos que acceden a las semifinales puedan reforzarse con otro jugador, ya sea mexicano o extranjero, que haya participado de manera activa con alguno de los equipos eliminados, se hace una especie de draft, cada equipo señala a dos peloteros esperando que uno de ellos tenga interés en seguir participando en el torneo con un equipo diferente al suyo, en cuanto hay triunfadores en las semifinales nuevamente pueden escoger a otro pelotero para reforzarse con miras a la gran final, yo creo que por un lado está bien ya que se puede tomar a alguien con poder para batear o dominador al lanzar, aumentando el nivel del conjunto, solo que eso pierde toda seriedad, la verdad es que solo así puede el ganador competir contra los equipos campeones de otras ligas tan poderosas como son las caribeñas y hacer un digno papel en la serie del caribe que empieza cada año el primero de febrero, por cierto que quien resulte campeón, nuevamente puede llamar a otros tres jugadores al menos como refuerzo y representar a México, generalmente con una gran cantidad de extranjeros.
Veremos quién gana esta gran final, Charros tiene la oportunidad, lo extraño es que esa plaza, la de Guadalajara, fue históricamente para participar en la Liga Mexicana de Verano, equipo que desapareció en 1996 dando su lugar a los Guerreros de Oaxaca, por otro lado, en verano participa el equipo de Tijuana, ciudad cuya posición geográfica es ideal para participar en el pacífico, pero así está las cosas como todo en el país.
La serie del caribe 2015 se va a celebrar en Puerto Rico, si usted desea acudir, el costo es de 2200 dólares con hotel y entrada a presenciar los partidos, el boleto de avión cuesta aparte, quien pueda acudir, buen viaje y que lo disfrute.
Si desea contactarme favor escribir a jpr.cronicas@gmail.com
Facebook: Jaime Rafael Palau Ranz
Tweeter: @jpranz
Seguiré comentando la próxima semana

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.