Home » Investigación, Justicia

Multiplica Murat inmuebles en EU

Publicado por Naked snake el miércoles, 11 febrero 2015
Sin Comentarios


Louise Story y Alejandra Xanic von Bertrab / The NYT News Service

Nueva York, Estados Unidos .- En el otoño de 2013, uno de los más altos funcionarios de la vivienda en México posteó un comentario en Twitter sobre una campaña publicitaria que promovía hipotecas para mexicanos de bajos ingresos.

El mensaje de la campaña era sencillo: “lo más importante en tu vida es tu casa” y su eslógan era  “Hogares con Valor”.

El funcionario, Alejandro Murat Hinojosa, sabe algo sobre hogares con valor, especialmente al otro lado de la frontera.

Con el paso de los años, él y miembros de su familia inmediata, empezando por su padre, José Murat Casab, el ex Gobernador de Oaxaca, han adquirido al menos seis propiedades en Estados Unidos, incluyendo dos condominios cerca de un centro de esquí en Utah, otro en la playa en el sur de Texas y al menos uno en Manhattan, de acuerdo con registros y entrevistas.

En Nueva York, los hijos de José Murat también han vivido durante periodos de tiempo en uno de los condominios más modestos en el lujoso Time Warner Center, con vista a Central Park.

josemuratLa propiedad de los hogares fue ocultada a través de variaciones en los nombres de los familiares listados en las escrituras o a través de compañías fantasma, de acuerdo con registros examinados por The New York Times.

De hecho, el día en que Murat Hinojosa tuiteó sobre el programa de vivienda, documentos públicos en Florida registraron la transacción de un condominio en Boca Ratón de 750 mil dólares que había comprado a nombre de su esposa a una entidad llamada IMRO 2013 Trust.

Los bienes inmobiliarios de los Murat contrastan con la imagen de persona común que José Murat, célebre por su poderío político y personalidad estridente, trabajó para proyectar cuando fue Gobernador.

“Llegué al Gobierno estatal con mi esposa, Lupita, y mis cuatro hijos”, dijo un año antes de concluir su periodo, en 2004.

“Y llego como me fui, con los mismos pantalones, los mismos zapatos, las mismas camisas y el mismo auto”.

Las propiedades de los Murat, que fueron reveladas por una investigación del Times a personas detrás de compañías fantasma que son dueñas de condominios en el Time Warner Center, no han sido el tema de una indagatoria oficial y no hay evidencia de acciones indebidas detrás de las adquisiciones.

José y Alejandro Murat negaron ser los propietarios de varias residencias por todo Estados Unidos a las que fueron vinculados por The New York Times.

En un correo electrónico, José Murat dijo que los únicos inmuebles en Estados Unidos propiedad de su familia inmediata eran los dos condominios en Park City, Utah.

Fueron adquiridos en 2004, uno por sus dos hijos y otro por sus dos hijas, por un total de 690 mil dólares.

Documentos y entrevistas muestran que, en el curso de su trayectoria, Murat recibió sueldos modestos en empleos partidistas y realizó algunos trabajos como abogado particular.


Bonanza

Murat y su familia adquirieron propiedades en Estados Unidos durante su larga trayectoria política.

En 1984, Murat y su hermano, Karim, compraron un condominio en la Isla del Padre, en el sur de Texas, un centro turístico popular entre los mexicanos, de acuerdo con registros catastrales.

Poco después de adquirir la propiedad en la Isla del Padre, los hermanos Murat compraron una casa cercana, en Brownsville. En ambos casos, listaron sólo su apellido materno en las escrituras, lo que significa que el nombre de José aparece como “José M. Casab”.

Para los 90, descubrió The New York Times, el hermano de Murat, Karim, y su madre, Juana, comenzaron a comprar propiedades en Michigan, donde ella tenía parientes.

Tienen cuatro propiedades allí entre ellos: un modesto hogar suburbano, un condominio, terrenos e inmuebles comerciales. Un primo, Alfredo Casab, un abogado en Michigan, confirmó que Karim y Juana eran parientes del ex Gobernador.

Justo cuando terminaba el periodo de Murat como Gobernador, en 2004, sus hijos compraron los condominios en Park City, Utah, donde le gusta esquiar a su familia, y pusieron sus nombres en las escrituras.

Pero los Murat, además de la propiedad en Time Warner, también adquirieron inmuebles en la Avenida 55, frente al Central Park.

Así lo afirma la agente de bienes raíces que se encargó de la compraventa de los condominios.

“Compraron en el Time Warner antes que en la Calle 55. La familia de Alejandro tiene propiedades en el Time Warner”, declaró Louise Phillipe Forbes, de Halstead Property.

El condominio de Time Warner utilizado por los Murat es propiedad de una empresa fantasma llamada Nivea Management, que fue incoporada en las Islas Vírgenes Británicas.

El condominio, adquirido por 1.76 millones de dólares, era uno de dos vendidos juntos el 12 de enero de 2004; el otro costó 3.68 millones de dólares. Pero es difícil averiguar de quién es el dinero detrás de cualquier empresa fantasma.

John Zampino, el abogado que estableció ambas compañías, se rehusó a identificar a los compradores, al señalar que su trabajo requería discreción.

Ambas transacciones fueron manejadas por el despacho de derecho inmobiliario Ira Berman.

Berman, quien desde entonces ha purgado una condena en prisión por meter fideicomisos de sus clientes a mercados especulativos, se negó a abordar si su firma revisó los antecedentes de sus clientes y dijo no recordar las ventas de Time Warner.

Sin embargo, indicó que el dueño del condominio en el piso 57, dejó que su hijo lo usara.

De hecho, Alejandro Murat, quien entonces cursaba un posgrado en Columbia, empezó a utilizar el condominio, de acuerdo con registros revisados por The Times. José Murat confirmó que su hijo vivió ahí en el verano de 2005.

En cuanto a los dueños del condominio, las personas con conocimiento del edificio declararon que se les había dicho que fue adquirido por un grupo de mexicanos, entre ellos, un empresario llamado Guillermo Vogel Hinojosa.

En respuesta a los cuestionamientos, José Murat señaló que el condominio era de Vogel.

Vogel, quien se negó a hablar de las propiedades, es primo de la finada esposa de Murat.

Por otra parte, la esposa de Alejandro Murat, Ivette Morán, fue quien adquirió el condominio de 1.18 millones de dólares en West 55th Street usando su apellido materno.

En una declaración proporcionada a través de la dependencia de vivienda, Alejandro Murat afirmó que el condominio de 55th Street es propiedad de su tío, José Hinojosa.

A fines del año pasado, el día luego de que The New York Times contactó a los Murat con una solicitud adicional para una entrevista, los cuatro hijos de José Murat traspasaron sus condominio en Utah a compañías fantasma.

Ambas compañías, XILA Company y LOMA AEAI, fueron incorporadas en Florida en el 2013 por la esposa de Alejandro Murat. La dirección de reenvío de la compañía era un condominio de Florida.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.