Home » Investigación, Justicia

“Sí se pudo cremar” a los 43: Expertos

Publicado por Naked snake el lunes, 2 marzo 2015
Sin Comentarios


Los doctores Guillermo Rein y Elayne Juniper Pope coincidieron con el dictamen oficial de la PGR: “Sí, es posible que los 43 estudiantes se hayan quemado hasta las cenizas”.

Oaxaca, México.-Los cuerpos de los 43 estudiantes de Ayotzinapa que asesinó la banda Guerreros Unidos con la complicidad de policías de Iguala y Cocula sí pudieron haber sido incinerados en un basurero hasta que los restos se convirtieran en cenizas. Para extinguir los cadáveres hasta tal punto no se requerían “toneladas” de llantas o troncos, como afirman desde diciembre quienes descalifican el informe de la PGR.

desparecidos-ayotzinapa-478x250A cinco meses de la tragedia de Iguala, MILENIO consultó a dos de los más connotados especialistas del mundo en el comportamiento del fuego y en las consecuencias de las llamas sobre el cuerpo humano. A los expertos MILENIO envió los documentos de la PGR sobre el caso, así como los argumentos de quienes rebatían la versión oficial. Se trata de:

1. El doctor español Guillermo Rein, ingeniero mecánico (maestría y doctorado) por la Universidad de California en Berkeley (Estados Unidos), profesor titular del Departamento de Ingeniería Mecánica del Imperial College en Londres (con Cambridge y Oxford, una de las tres mejores universidades británicas). Rein fue maestro en la Universidad de Edimburgo, donde formó parte del BRE Centre for Fire Safety Engineering (Centro de Ingeniería contra Incendios) en el Instituto para la Infraestructura y el Medio Ambiente de la Escuela de Ingeniería.

2. La doctora estadunidense Elayne Juniper Pope, antropóloga Forense por las universidades de Arkansas y de Tennessee, actualmente jefa de la Oficina del Forense en Norfolk, Virginia. Ha auxiliado a diferentes cuerpos de seguridad para resolver numerosos casos criminales en EU, a través del estudio de huesos quemados. Junto a la doctora Alison Gateway, física bióloga y antropóloga especialista en el estudio de restos humanos de la Universidad de California (vice-rrectora ejecutiva en ese campus), ha realizado quemas experimentales de cadáveres por encima del suelo y en pozos terrestres abiertos con retroexcavadoras.

Luego de sustentar sus afirmaciones profusamente, confirman:

“Sí, es posible que los cuerpos de los 43 estudiantes se hayan quemado hasta las cenizas en un periodo de seis a 24 horas…”, concluye la doctora Pope. “No necesitas todo ese combustible (toneladas de troncos y llantas) para conseguir que el cuerpo se carbonice y los huesos se calcinen”, agrega.

“Desde el punto de vista del comportamiento del fuego, sí, creo que es posible cremar 43 cuerpos mediante la construcción de un gran fuego”, sintetiza el doctor Rein. “Es posible crear llamas de 800 grados centígrados o más durante 15 horas y con una cantidad mucho menor (que toneladas) de combustible”, remata.

***

A los especialistas se les envió un video del basurero de Cocula y se les informó lo siguiente:

En México padecemos una guerra contra el narcotráfico desde hace varios años. Es común que nos enfrentemos a terribles historias de violencia. Uno de estos hechos ocurrió el 26 de septiembre en un municipio que se llama Iguala, el cual pertenece al sureño estado de Guerrero. Ahí, un grupo de policías municipales, por órdenes de un alcalde, detuvieron y secuestraron a 43 estudiantes de una normal rural llamada Ayotzinapa. Los policías los entregaron a sicarios y éstos los ejecutaron, de acuerdo a las pesquisas de la procuraduría (fiscalía) del gobierno federal.

Luego los cuerpos fueron llevados a un basurero municipal, ubicado entre montes, sin casas a muchos kilómetros a la redonda, y ahí los incineraron, según declaraciones de delincuentes confesos que están presos.

¿Cómo lo hicieron?

1. Colocaron sobre la tierra del lugar, un enorme cráter, decenas de neumáticos, ramas secas (el lugar es semiárido) y basura inflamable.

2. Apilaron primero ocho cuerpos. Después cinco arriba de éstos, pero cruzados, como si colocaran troncos en una chimenea. Así continuaron varias veces, hasta siete pisos.

3. Rociaron gasolina y diésel sobre los cuerpos. Les prendieron fuego.

4. Mantuvieron vivas las llamas durante al menos 15 horas rociando combustible: empezaron en la madrugada y terminaron la tarde del 27 de septiembre.

5.Los pedazos más grandes de hueso que no se incineraron completamente fueron triturados. Las cenizas fueron recogidas en bolsas de basura y lanzadas en un río. Una de las bolsas fue hallada. De acuerdo con peritos que analizaron restos en el basurero, citados por la procuraduría, el fuego se sostuvo en alrededor de 700-900 grados y llegó hasta mil 600 grados por el constante uso de combustible.

Luego se les expuso:

Y surgió una polémica: el físico Jorge Antonio Montemayor, investigador del Instituto de Física de la UNAM, afirmó que es imposible que esos 43 cuerpos fueran quemados de tal manera. Que se requerirían 33 toneladas de troncos de árboles de cuatro pulgadas de diámetro para hacerlo, a fin de que las llamas se acercaran a los 900 grados. O bien, que se usaran 995 llantas.

Y finalmente se les hicieron dos preguntas. La primera:

1. Desde su experiencia acerca del comportamiento del fuego, ¿es posible que 43 cuerpos de estudiantes de entre 17 y 25 años hayan sido incinerados hasta las cenizas (salvo algunas pequeñas partes) como afirman la procuraduría y sus peritos en una pila como la descrita? ¿Por qué?

La doctora Pope respondió:

“Sí. Yo trabajo con un equipo de investigadores (Dra. Alison Galloway) y hemos hecho quemas experimentales utilizando cuerpos de humano adulto. Lo hemos hecho sobre la tierra, y también hoyos cavados con una retroexcavadora.

“Es posible quemar un cuerpo humano en una o dos horas con un poco de madera sobre los restos (abajo es mejor), en ocasiones una llanta, y un poco de diésel. El cuerpo humano se quema como una fuente de combustible en el fuego, particularmente la grasa subcutánea, la cual se quema como un fuego provocado por grasa que puede arder por horas. Eso es solo un cuerpo. Incrementa el número de cuerpos e incrementarás el tiempo que toman en quemarse. Pero sí, es posible que los 43 estudiantes se hayan quemado hasta las cenizas en un periodo de seis a 24 horas”.

El doctor Rein contestó:

“Desde el punto de vista del comportamiento del fuego, sí, creo que es posible cremar 43 cuerpos mediante la construcción de un gran fuego. Según los expertos en cremación, se necesita mantener un ambiente como mínimo de 800 grados durante unas dos horas.

“Un incendio con base de varios metros de largo por cada lado, bien alimentado de combustible sólido (madera y neumáticos) y combustible líquido (gasolina y diesel) puede generar temperaturas en exceso de 1000 grados durante varias horas. La temperatura máxima puede incluso alcanzar más de 1000 grados dependiendo de las condiciones del movimiento del aire hacia el incendio (que depende de la forma de la fosa y la construcción de la cama de combustibles de la pira).

“Las temperaturas más bajas se obtendrían cerca del suelo y en los laterales de la pira. El efecto de levantar los cuerpos del suelo por medio de una cama de combustible poroso (llantas y madera), eleva los cuerpos de abajo hacia la región de mayores temperaturas, asegurando su cremación. Además, la cama porosa facilitaría la llegada de aire desde abajo de la pira lo que logra una combustión más violenta.

“Desgraciadamente, varios de los detalles descritos por los autores confesos (llantas, madera, gasolina, apilamiento en altura de cuerpos), muestran un posible grado de conocimiento, y hasta de optimización, de la combustión en una pira”.

La segunda pregunta que se les planteó:

2. Desde su experiencia del comportamiento del fuego, ¿es verdad que por el contrario se necesitarían esas cantidades de neumáticos o troncos para incinerarlos? ¿Por qué?

Le experta estadunidense expuso:

“No, no necesitas todo ese combustible. Nosotros realizamos una variedad de modelos de fuegos fatales que incluyen estructuras y vehículos, y claro, fuegos al aire libre. Los fuegos al aire libre son conducidos con ramas secas (de diámetro pequeño), algunas veces con llantas y casi siempre sin ellas, otras veces con colchones, en el suelo con madera y un cuarto de galón de líquido inflamable, o en una zanja.

“Una vez que la piel se separa expone grasa subcutánea que se convierte en fuente de combustible. Los líquidos inflamables iniciarían el fuego, primero, y si ellos siguieran vertiendo cantidades adicionales lo mantendrían, pero después de un rato, no necesitarían agregar mucho porque los cuerpos empezarían a quemarse por sí mismos y arderían durante varias horas con las condiciones ideales (material que funcione como mecha: madera, ropa bajo el cuerpo).

“El tiempo es una variable importante aquí, donde se necesitan varias horas para derretir un cuerpo a hueso calcinado y carbonizado, el cual se vuelve fragmentario, especialmente con manipulación. Los cuerpos no producen humo, pero la madera y otros combustibles, sí lo producen.

El doctor Rein fue más escueto:

“No he podido encontrar las razones completas por las que el académico de la UNAM estima de son necesarias 995 llantas o 33 toneladas de madera. Creo que es posible crear llamas de 800 grados o más durante 15 horas con una cantidad mucho menor de combustible.

***

La doctora Pope también ha dado clases en la Universidad del Oeste de Florida y en la Universidad de Nueva Orleans, ha recibido numerosas condecoraciones por su trabajo. Ha publicado en varias revistas de ciencias, como Journal of Forensic Sciences. Sus trabajos, que casi siempre versan sobre los efectos del fuego en el cuerpo y los cadáveres, han sido publicados por la Academia Americana de Ciencias Forenses, de la que es miembro asociado.

El doctor Rein ha recibido numerosos galardones por sus trabajos acerca del comportamiento del fuego y sobre el desarrollo de una ingeniería que contemple lineamientos que ayuden a proteger de las devastaciones que ocasionan los incendios. Experto en combustión y tecnología del fuego, ha trabajado en una docena de casos forenses en Reino Unido, Francia, Italia, Bélgica y Estados Unidos. Ha analizado el comportamiento del fuego en todo tipo de edificios siniestrados, como aeropuertos. Es consultor para una docena de empresas.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.