Home » Arte, Literatura

Soy un cazador de historias: Sergio Ramírez

Publicado por Naked snake el viernes, 6 marzo 2015
Sin Comentarios


Por Carlos Meza. Corresponsal

Madrid,  (Notimex).- El escritor nicaragüense  afirmó hoy aquí que es un “cazador de historias que pueden estar en diversos lugares”, como son los textos bíblicos de donde obtuvo al personaje de su nuevo libro “Sara”.

En entrevista con Notimex, el autor (Masatepe, Nicaragua, 1942) explicó que esta obra (editada por Algafuara) parte de los silencios que hay en el Antiguo Testamento sobre Sara, su carácter pasivo ante cosas tan extraordinarias que le ocurren junto a su esposo Abraham.

“Pensé que una mujer no puede quedarse pasiva frente a todo esto que le pasa y que termina con que le arrebatan a su único sergio ramirezhijo para sacrificarlo; empecé a imaginar qué hace una mujer ante eso y volverla el gran personaje de esta novela”, refirió.

Sergio Ramírez explicó que la Biblia es un libro para creyentes, y que Sara es puesta como ejemplo de una mujer que calla, obedece, es fiel a su marido, “algo que se ha extendido hasta hoy”.

“Contradecir esa visión ortodoxa es lo que hace rico a este personaje, que toma vida, se vuelve llena de humor, de ardides, cuestiona, se inconforma y tiene rebeldía hasta detener la mano del marido que va a sacrificar a su hijo”, expuso.

Abundó que frente a una lectura acrítica en que los dilemas morales se vuelven normas de vida, la literatura es capaz de meterse con los personajes y verlos cómo pudieron haber sido, cómo lo han hecho muchos escritores que extraen de los textos bíblicos.

El autor nicaragüense citó el caso de Thomas Mann (1875-1955) o William Faulkner (1897-1962) que tomaron textos bíblicos como referencia en algunas historias, o José Saramago (1922-2010) con “El Evangelio según Jesucristo”.

“Es una tentación de los escritores meterse en la Biblia porque uno se encuentra multitud de historias que se pueden contar de muy distintas maneras”, puntualizó.

Recalcó que en el Antiguo Testamento hay textos escritos por diversas personas en tiempos diferentes, “con historias que pretenden ser aleccionadoras pero que por ser muy humanas uno encuentra debilidades de seres humanos metidas allí en los personajes, como profetas, reyes, patriarcas”.

El literato aclaró que su novela no pretende cambiar las creencias de nadie, como tampoco entrar en contradicciones, y que simplemente tiene una historia extraída de un texto bíblico y llevado a novela.

“Pretendo que mi novela se lea sin dificultades, no como tratado de filosofía ni teología, eso lo dejo al margen, lo que contiene es solo la construcción de una novela”, enfatizó.

Consideró que a pesar de ofrecer una ficción diferente a la historia bíblica de Sara, el personaje muestra cosas “que no han cambiado mucho, porque la sociedad patriarcal tiene consecuencias no sólo en Oriente con el velo o el relego de la mujer, sino en Occidente con las sociedades machistas”.

“En nuestros países latinoamericanos hay mucho machismo, e incluso algunas mujeres aceptan como condición natural el dominio del hombre, es algo que se vive todos los días”, remarcó.

Ramírez reconoció la dificultad de escribir un libro con una mujer como protagonista, por todo lo que implica ver el mundo y pensar a través de ella.

“Es difícil porque es correr la aventura de meterse en la piel de una mujer, que no es fácil. Para mí la mujer siempre es el misterio, el territorio no desentrañado. Asomarse y meterse debajo de su piel es una gran pretensión”, sostuvo.

“Lo he intentado hacer, ver el mundo como ella, cómo se le relegaba, se escondía detrás de las cortinas al llegar alguien, no hablaba, no opinaba, dejaba a su marido tomar las decisiones y lo que diga Dios, que en esta historia ella le llama Mago”, refirió.

Como resultado, dijo, tiene un personaje que defiende su maternidad con amor de madre, que quiere a su marido, no le gusta el embarazo de la esclava y entra en un choque con cosas, por lo que se está contando una historia de seres humanos.

Afirmó que no sólo leyó el Antiguo Testamento, sino otros sobre costumbres en la antigüedad en Medio Oriente, sobre Dios y cómo se compone la figura patriarcal.

“Mi dedicación es escribir y ahora voy siempre en busca del tiempo perdido: escribir con intensidad, hacerlo todos los días, comportarme como lo que soy. Soy dichoso de ser de los pocos que tienen privilegio que pueden vivir de esto”, expresó.

El escritor añadió que trabaja en un nuevo libro, secuela de “El cielo llora por mí” (2008), que es una novela policiaca y describe algunas situaciones que ocurren actualmente en Managua.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.