Home » Salud

Información, clave para evitar embarazos no deseados

Publicado por Naked snake el viernes, 20 marzo 2015
Sin Comentarios


Por: Anaiz Zamora Márquez

Cimacnoticias | México, DF.- El derecho de las mujeres a decidir libremente sobre su sexualidad y fecundidad se ve obstaculizado por la falta de información y mitos que rodean a los métodos anticonceptivos, herramientas que se han diversificado y reducido sus efectos secundarios.

A fin de que las mujeres tengan más información sobre todas las opciones a las que pueden acceder para prevenir un embarazo no deseado o no planeado, y con ello tener relaciones sexuales más placenteras, Cimacnoticias entrevistó a Diana Rosas Pineda, coordinadora médica de Marie Stopes-México, organización internacional dedicada al cuidado de la salud sexual y reproductiva.

DianaRosasPinedaMarieStopes03_MG_2213cmlLa especialista explicó que los métodos anticonceptivos pueden ser clasificados en dos grandes grupos: los que contienen hormonas y los que carecen de estas sustancias. También pueden ser divididos según el tiempo en que pueden ser utilizados: corto o largo plazo.

Dentro de los anticonceptivos a corto plazo están los preservativos (condones) femeninos y masculinos, que sólo protegen a las mujeres de un embarazo no planificado durante el coito y en una sola ocasión (no pueden reutilizarse).

En ese grupo también se encuentran los anticonceptivos orales, es decir las pastillas de toma diaria, el parche anticonceptivo, el anillo vaginal, y las inyecciones de hormonas.

De inicio, estos métodos tienen un 92 por ciento de efectividad (probabilidades de que no se presente un embarazo). Conforme las mujeres los adaptan a su vida diaria, su efectividad se incrementa a un 96 por ciento.

ERRADICAR MITOS

Ante la creencia generalizada de que los anticonceptivos con hormonas provocan “cambios de humor severos”, pérdida del deseo sexual o aumento de peso, la experta señaló que es necesario explicar a las mujeres que estos efectos secundarios pueden ocurrir, pero que disminuyen y desaparecen al poco tiempo.

“Todos los métodos hormonales buscan alterar el ciclo ovulatorio o menstrual (que es controlado por las hormonas), por lo que es cierto que pueden darse “cambios de humor”, náuseas, dolor de cabeza, y en muy raras ocasiones salida de acné, pero estos efectos sólo se presentan en el 3 por ciento de las mujeres.

“El cuerpo debe acostumbrarse al método y a las hormonas extras, por eso pedimos que sean usados por tres meses como mínimo, si después de ese tiempo siguen las molestias, lo que se requiere es buscar otra alternativa”, expuso Diana Rosas.

Los anticonceptivos orales deben ser tomados todos los días a la misma hora, “a la hora que la usuaria decida y le sea más fácil”

El parche transdérmico es una banda adhesiva que se pega en la piel (abdomen, espalda, glúteo o brazo); la hormona que contiene es absorbida por el cuerpo conforme lo necesita, se aplica por tres semanas consecutivas y se descansa durante la semana de la menstruación.

El anillo vaginal (aro de plástico flexible) ofrece la ventaja de poder ser colocado por las propias usuarias, se utiliza por tres semanas seguidas a partir del primer día de la menstruación y se retira en la cuarta semana para que venga el periodo menstrual.

Dentro de los métodos a corto plazo también se encuentran las inyecciones hormonales. Se pueden encontrar en dosis mensuales, bimestrales y trimestrales.

La dosis trimestral impide la formación del endometrio, que es el tejido esponjoso que se forma en el útero cada mes para permitir el desarrollo de un embrión en caso de fecundación. Al evitar que se forme el endometrio –que se desprende y provoca la menstruación– no hay posibilidad de un embarazo.

“Existen muchos mitos acerca de que es riesgoso que las mujeres no menstrúen, pero la verdad es que no afecta en absoluto su salud”, aclaró la médica al defender el uso de este tipo de métodos.

Rosas Pineda mencionó que se debe considerar que este tipo de anticonceptivos implican un gasto recurrente para las mujeres: “Considerar el factor económico es importante porque uno de los factores que llevan a las mujeres a dejar de usar un método de planificación familiar es la falta de dinero”.

Los métodos de largo plazo son aquellos que ofrecen una efectividad de 99 por ciento, y pueden ser utilizados por mucho más tiempo sin que se deban renovar, aunque es importante que sean supervisados periódicamente.

A decir de la especialista, el Dispositivo Intrauterino (DIU) es uno de los métodos de planificación familiar más efectivos y al mismo tiempo más rodeado de creencias erróneas.

El DIU es un dispositivo de plástico con hilos de cobre, que debe ser colocado por personal médico; el cobre cambia el medio ambiente del útero (lugar donde se coloca el dispositivo) para que los espermatozoides no puedan sobrevivir; al no tener hormonas no  se altera el ciclo menstrual, y los únicos efectos secundarios que se pueden presentar son que el periodo menstrual sea más largo y un poco más abundante.

Muchas personas consideran que este método sólo puede ser utilizado por mujeres que ya han sido madres, “pero lo cierto es que no existe contraindicación, y lo pueden usar las mujeres de todas las edades que ya hayan iniciado una vida sexual”.

A raíz de estos señalamientos, la ciencia médica creó el DIU “nulípara”, un dispositivo de menor tamaño que pueden utilizar las mujeres que no han sido madres.

El DIU se puede dejar en el útero hasta por 10 años, con la condición de que se acuda a consultas médicas a corroborar que se encuentra en su lugar.

“Lo que sucede en aquellas mujeres que aseguran que presentaron un embarazo con el dispositivo es que se lo pusieron y ya nunca se lo revisaron, y deben tener claro que si por alguna razón se mueve de su lugar pierde su efectividad; es muy fácil volverlo a colocar siempre y cuando se esté monitoreando. Una visita anual al médico es suficiente para este efecto”, precisó Rosas Pineda.

NUEVOS MÉTODOS

Entre los métodos de largo plazo también están aquellos que son identificados como “métodos modernos o de tercera generación”, denominados así porque han incrementado su efectividad y reducido sus efectos secundarios.

El DIU con hormonas, por ejemplo, tiene la misma forma de “T” pero no contiene cobre, ya que dentro del plástico que lo conforma se encuentra la hormona progesterona, que se va liberando en el útero hasta por cinco años. Provoca que no crezca el tejido endometrial (detendrá la menstruación).

Este método también es aconsejable para las mujeres que presentan periodos menstruales muy abundantes (que pueden desencadenar desnutrición), y para quienes tienen miomas (tumores benignos).

Finalmente, la doctora explicó que un método altamente eficaz es el implante subdérmico, una pequeña barra de plástico flexible que se inserta bajo la piel (generalmente el brazo), que desprende hormonas conforme el cuerpo las vaya necesitando. Su efectividad dura hasta por tres años y también detiene la menstruación.

“Quienes somos profesionales médicos, independientemente de si trabajamos en organizaciones civiles, sector privado o público,  tenemos la obligación de recalcar a las mujeres que estos métodos sólo las protegen de embarazos no deseados o no planeados, y decirles que es indispensable que también usen preservativo durante sus relaciones sexuales para prevenir infecciones de transmisión sexual (ITS)”, enfatizó.

Es de mencionar que todos los métodos anticonceptivos descritos por la especialista de Marie Stopes por disposición legal se deben encontrar en el sector público, y es obligación del personal sanitario brindar a las mexicanas, sin importar su edad, el método de planificación familiar que ellas elijan.

 

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.