Home » Reflexión

Mujeres y política

Publicado por Naked snake el lunes, 23 marzo 2015
Sin Comentarios


Machismo institucional

Soledad Jarquín Edgar

El comercio sexual a pesar de lo que representa para la vida de miles de familias en el país, a quienes han arrebatado a sus hijas, madres, hermanas o amigas, vive naturalizado en la sociedad que dice que se preocupa pero tolera la explotación sexual de mujeres, adolescentes y niñas, un tanto por la costumbre y otro poco porque la situación de violencia generalizada en el país no deja mucho espacio a la reflexión de la explotación sexual como resultado de “la costumbre” o la cultura.

Sobre la existencia de la explotación sexual de mujeres, disfrazado de trabajo hay muchas historias, la gran mayoría alejadas de la realidad: “a las mujeres les gusta por eso lo hacen, dicen algunas voces en el reduccionismo y justificación de la misoginia y el machismo.

tratapersonas3 Pero hay razones y estudios que llevan a poner otra mirada, una más amplia y menos prejuiciosa, se trata de un problema de delincuencia donde son obligadas, una es la desaparición forzada, fenómeno cada vez más común, y otro que tiene que ver con las condiciones socioeconómicas que llevan a las mujeres a ser presas de delincuentes que las explotan y las someten en la “esclavitud del siglo XXI” pero que bien podría ser la esclavitud de todos los tiempos.

Ambas son igualmente indignantes y ambas tienen que ver, insisto, con la delincuencia, una compuesta por capos y la otra institucionalizada integrada por toda clase de gobernantes y corporaciones policiacas, entre otros.

Hay una organización que busca crear conciencia sobre la trata de personas y la violencia de género denominada AGAPE, mediante infografías señala que en los últimos 25 años, 27 millones de personas, incluidos niños y niñas han sido víctimas de trata, dato de la OEA. En 46 mil casos las personas han sido identificadas como víctimas. Han recibido castigo 4 mil 756 personas. Este crimen, dice la organización se presenta en 118 países pero afecta personas, 80% mujeres, de 136 nacionalidades.

La trata de personas representa el tercer delito más lucrativo después del tráfico de armas y narcotráfico y mueve unos 32 mil millones de dólares como producto de la explotación sexual de mujeres, niñas y niños, por cierto, con preferencias sexuales diversas.

Las cifras pueden mover conciencias, nos hacen pensar, nos deben llevar a crear una cultura de denuncia, pero sobre todo y ese es el meollo del asunto lo que quiere la sociedad es ver respuestas de las autoridades.

 

No se trata de tener un conocimiento amplio de cuántos antros hay en cada pueblo, autorizados desde luego por las autoridades municipales, es decir con permiso del Cabildo o sin él, sino de investigar la procedencia de las mujeres, su condición de víctimas, pero sobre todo entender que ahí dentro se está cometiendo un delito producto del machismo, la misoginia y el patriarcado.

 

Delitos casi invisibles plagados de irregularidades por parte de quienes dicen procurar justicia, de ahí que el fenómeno de la prostitución, la “renta de edecanes”, las bailarinas exóticas y otros “servicios” basados en el cuerpo de las mujeres permanezca como si tras las puertas, esas mujeres no pertenecieran a la humanidad.

No es simple, hay un mar profundo en la trata y prostitución que nada tienen que ver con los deseos de cada mujer, adolescente o niña llevada a complacer a los machos proxenetas, quienes se olvidan que al comprar sexo hace parte de la cadena de ilícitos, son pues delincuentes al menos socialmente.

En otras de las infografías, AGAPE revela que las entidades con mayor incidencia de denuncias o nuevos puntos de explotación y entrenamiento son por orden de “importancia” el D.F. (19.6%), Tlaxcala (12.9%), Puebla (12.6%), Estado de México con (5.8%), Chiapas (5.4%), Chihuahua (4.5%), Oaxaca (4.1%) y Guanajuato (1.6%). Si lo vemos desde el aspecto de quienes gobiernan llegaríamos a la conclusión que ni los más demócratas, ni los gobiernos de coalición, tampoco los priistas, panistas o perredistas garantizan la libertad de las mujeres en México.

Otros datos de esta organización es que al menos un 10 por ciento de mujeres son enviadas al extranjero; Oaxaca, Puebla, Guanajuato y el D.F., además de entidades con mayor número de casos denunciados por trata de personas, son centros de entrenamiento y sólo poco más del 8 por ciento de denuncias (que está por demás decir son muy pocas) llegan a ser consignados los responsables del delito.

Pero lo grave de este problema, insisto, es la forma en que autoridades de todos los niveles no ven el problema ni les importa, es como si no existiera. Acción a la que como sociedad también nos unimos cuando no actuamos, cuando no advertimos el grave riesgo que representa la desaparición de personas con fines de explotación sexual o, como hacen los hombres, reitero, comprando sexo.

Hace unos días, encontré una tarjeta sobre el parabrisas de un automóvil y me llamó la atención por la imagen que presentaba, una mujer rubia, esbelta y con poca ropa. “Hacemos de la noche un arte”, se lee en la pequeña tarjeta depresentación que incluye toda clase de ofertas como al promoción dos por uno durante el mes de marzo y anuncia que los taxistas recibirán un pago de 50 pesos por mesa. Una complicidad más, no dejan cabo suelto. El antro, ubicado en San Francisco Tutla también oferta, en letras más grandes a “Las mejores edecanes y precios garantizados”.

¿Qué hace que las autoridades toleren y permitan estos antros de explotación sexual de mujeres, dónde además se cometen otros ilícitos como la venta de drogas? Sin duda, les representa un negocio millonario para los machos misóginos que gobiernan y permiten, para las corporaciones de investigación policiaca que saben de los ilícitos que ahí se cometen y para los jueces que perdonan y no condenan, y qué decir de los legisladores que nadan de a muertito subiendo cada semana a la tribuna para demandar, exigir, pero no para legislar y que sabemos gustan de hacer pachangas con “edecanes”, como lo hacen algunos diputados locales y federales que se sienten todopoderosos.

 

La denuncia contra Cuauhtémoc Gutiérrez dirigente ex priista en el D.F., nos revela una de las muchas formas de prostitución y explotación de mujeres con fines sexuales que se existen en México, tal y como lo menciona la tarjeta que usted seguramente ya encontró en el parabrisas de automóvil, donde Opss! Oferta mujeres como si fueran cosas, objetos. ¿Qué significado le damos a eso? Si los gobiernos lo permiten, la sociedad no debe admitirlo. Y ahí es donde el feminismo ha puesto muchos de sus esfuerzos y algo se movió pero aún falta, necesariamente que falta por aquellas muchas mujeres de todas las edades que no volvieron a casa, que no llegaron a la escuela, que desaparecieron al solicitar trabajo, que fueron atrapadas en las redes sociales…

 

¿Hasta dónde llega la tolerancia de los responsables de todos los niveles de gobierno? Omisión es corrupción y los hace cómplices, como a quienes compran sexo. ¿Hasta dónde llega nuestra capacidad como sociedad para seguir ignorando un problema social con el que vivimos las 24 horas? La explotación sexual existe y le ha robado la sonrisa a miles de familias en México. Muchas de esas jóvenes han terminado descuartizadas para no ser reconocidas en basureros o “atropelladas” en caminos solitarios. La indignación es la actitud que no debemos perder, aunque la gran mayoría de quienes gobiernan México pretendan que nuestra indignación se convierta en cansancio y olvido. Pero seguiremos totalmente indignadas ante esta y todas las violencias, al final somos la misma sociedad y creo pretendemos los mismos sueños de libertad e igualdad.

 

Otro tipo de explotación

 

En el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca algo no anda bien. El hecho de dejar sin pago de seis quincenas a las y los trabajadores de la Unidad de Proyectos Estratégicos, a quienes los traen con la promesa del “ya merito”.

 

En esas irregulares conductas siempre hay personas afectadas. El IEEPO dice que el programa es federal y que fue el gobierno federal el que no pagó, el gobierno federal ya envió el dinero y ahora quien no lo suelta es la Secretaría de Hacienda. Mientras son peras o son manzanas las personas afectadas la mayoría jefes y jefas de familia enfrentan una crisis severa, que parece no importar mucho ni al titular del IEEPO, Moisés Robles Cruz, ni al gobernador Gabino Cué Monteagudo, quien parece no se entera.

 

Lo peor advierten los trabajadores y trabajadoras podría pasar en próximas fechas. Porque mientras ellos y ellas esperan que sí les paguen estas seis quincenas devengadas y que no les bajen el sueldo, ha corrido el rumor de que podría ocurrir todo lo contrario, incluso algunos despidos. Rumor que por cierto se propagó desde las oficinas de Robles Cruz, quien como su jefe no ve lo duro sino lo tupido del asunto de la (des)educación pública en Oaxaca.

Esta situación es una muestra de que en esta entidad las cosas van de mal en peor, tanto como en el gobierno federal donde el titular de la Secretaría de Educación Pública, Emilio Chauyffet, en esa acostumbrada “virtud” de ver la paja en ojo ajeno y no la viga en el propio, acaba de darse cuenta que lo que sí hay es una falta total de mando en la silla del gobernador Cué. Algo de lo que por cierto ya se hablaba a gritos en esta entidad.

Margarita Maza Parada

Al lado de Benito Juárez caminó y no en silencio una mujer inteligente: Margarita Maza Parada. Más allá de la imagen de mujer abnegada, que sufrió en carne propia los avatares por ser la compañera de un gobernante que enfrentó a poderosos enemigos y que los venció, sin dinero suficiente, viviendo en el destierro, Margarita Maza supo guiar y contribuyó a tomar las decisiones del gobernante.

Cierto es que en esos tiempos, como sucede ahora pero en otra dimensión y en circunstancias diferentes, las mujeres no podían intervenir públicamente en los asuntos de Estado, pero cerradas las puertas, en privado o en pequeñas reuniones, ellas sí tenían injerencia en sus compañeros de vida y ese es el caso de Margarita Maza, como antes y después lo hicieron otras heroínas nacionales que siguen borradas de la historia.

“Margarita Maza fue una mujer liberal, inteligente y de gran carácter, capaz de dispensar consejos políticos, que apoyó al Benemérito de las Américas en su lucha por la tolerancia religiosa y la creación de un Estado laico en México. Los documentos epistolares revelan la relación de apoyo mutuo y respaldo entre tales personajes para hacer frente a problemas familiares durante el conflictivo periodo de la Reforma y las invasiones militares a México”, sostiene la doctora Francesca Gargallo (2009) en un texto de la agencia SeMexico (www.semexico.org.mx) y que es muy pero muy recomendable

La recordamos ahora porque estamos en el natalicio 209 del hombre que a pesar de sus ocupaciones supo dar un lugar a su compañera, indispensable: Benito Juárez García. Y porque sin duda es momento de rendir honor a quien honor merece.

“La historiografía feminista propone que debería reconsiderarse la labor de esta mujer, entre otros factores de índoles económica e ideológica, al analizar cómo los ideales americanistas y republicanos no fueron traicionados por Washington, cuyo gobierno nunca reconoció el imperio de Maximiliano”, plantea el artículo titulado Margarita Maza de Juárez mucho más que una esposa.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.