Home » Derechos Humanos

Abandono crea niños violentos

Publicado por Naked snake el Lunes, 1 junio 2015
Sin Comentarios


Oaxaca, México.-Un adolescente de 15 años mató a puñaladas a la directora de la Casa Hogar que lo alojó por tres años en San Luis Potosí. Sólo tres días después, dos adolescentes de 16 y 17 años asfixiaron a una niña de 13 años en Aguascalientes. Una semana antes, en Chihuahua, “jugando al secuestro”, cinco menores de edad ya habían torturado y asesinado a un pequeño de seis años.

Se trata de historias reales que ocurrieron en menos de un mes y que evidencian, a decir de los expertos, a una infancia abandonada por el Estado que está creciendo en soledad, en un México que les es inapropiado para poder vivir en paz.

bullingPero no sólo eso, hablan de toda una generación que ve a la violencia como algo natural. Son los síntomas de una profunda descomposición social. De una generación entera en riesgo.

Es un fracaso total del Estado que no está haciendo nada para apoyar la crianza positiva y no violenta de los niños y niñas. Más que una crisis de valores, lo que hoy enfrentan las familias es tener que sobrevivir en toda esta complejidad, haciéndolo lo mejor posible, porque no tienen ningún apoyo del Estado”, explicó Nashieli Ramírez, directora de la organización Ririki Intervención Social.

Siete de cada 10 familias tuvieron que decidir, por ejemplo, no dejar salir a sus hijos a la calle, por la omisión del Estado de garantizarles la mínima seguridad.

Esto se traduce en más tiempo frente a una pantalla y, entonces, tenemos niños solos, que no están haciendo vida comunitaria, a los que no conocen en su barrio y que tienen amigos sólo a través de Facebook, y el gran problema de no tener vida comunitaria es que los espacios de socialización se reducen, lo que ocasiona que niños y niñas tengan menos criterio para dimensionar límites y riesgos”, advirtió Juan Martín Pérez García, director de la Red por los Derechos de la Infancia en México.

México sigue siendo un país inapropiado para la infancia; los niños están creciendo en entornos sin ninguna protección para el desarrollo de su personalidad. Hay una evidente fractura del Estado y, entonces, lo que nos reflejan los terribles casos de crímenes cometidos por adolescentes, es un profundo abandono de estos niños”, acusó Mario Luis Fuentes, director del Centro de Estudios e Investigación en Desarrollo y Asistencia Social AC (CEIDAS).

Para Carmen Gabriela Ruiz Serrano, de la Escuela Nacional de Trabajo Social de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), urge una política integral encaminada a fortalecer los espacios familiares, lo que, de entrada, implica la necesidad generar empleos con salarios dignos para conciliar la vida laboral y familiar.

No necesitamos paliativos, y creer que porque a la madre soltera le doy un seguro o al niño le doy una tableta electrónica estoy resolviendo el problema, de lo que se trata es de poder proveer, por ejemplo, de crianzas más armónicas, homologadas, de dotar a nuestra infancia de habilidades sociales para la vida, como la capacidad de ser empáticos y solidarios”, detalló.

Para los expertos, uno de los puntos clave en este escenario es consolidar el tan anhelado sistema nacional de protección y promoción de derechos de la infancia que permita asociar variables tan básicas como preguntarse qué pasó con un niño que dejó de ir a la escuela.

Coinciden, además, en que debe desmontarse la idea de venganza en contra de los adolescentes que han cometido un crimen, porque esto habla de una doble moral, de una sociedad que quiere castigar con mano dura lo que no fue capaz de prevenir.

Mario Luis Fuentes, de CEIDAS resume: “Hay que tener cuidado en este asunto de querer aplicar la ley del ‘ojo por ojo’ porque, como lo decía Gandhi, en algún momento todos estaremos ciegos”.

Infancia en riesgo

  • Diversos estudios han encontrado que hasta 80% de los mensajes tan sólo de la barra infantil de televisión son violentos.
  • Hasta la escuela dejó de ser un lugar seguro pues dos de cada 10 niños de seis años de edad son víctimas de acoso escolar.
  • Seis de cada 10 niños que se quedan en casa mientras sus papás trabajan están a cargo de su abuela, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).
  • Cuatro de cada 10 adultos están convencidos de que hay momentos en que los niños merecen ser golpeados.
  • Siete de cada 10 familias tuvieron que decidir no dejar salir a sus hijos a la calle, por la omisión del Estado de garantizarles seguridad.
  • La pobreza en la que transcurre la infancia de 21 millones de niños facilita que éstos ingresen a las organizaciones criminales.

 

 

Entorno familiar incide en futuros menores sicarios

Matan a sangre fría o forman parte de la custodia de algún criminal; son sólo niños que al haber crecido entre la violencia ahora la practican, pero no como “un juego”, sino para ganarse la vida.

Hay quienes simplemente se encargan de ser halcones del crimen organizado, otros extorsionan pero, los más cruentos, requieren de apenas unos cuantos balazos para quitarle la vida al rival de sus jefes.

Uno de los casos más conocidos fue el de Édgar, quien se popularizó con el alias de El Ponchis. A los 14 años de edad ya era un sicario al servicio de los cárteles.

Pero su caso no es el único, en 2013, en el Distrito Federal, una mujer contrató a dos sicarios adolescentes, de 17 y 16 años, que por tres mil 500 pesos mataron a su pareja sentimental.

Según datos de la Secretaría de Gobernación, 22% de los menores que se encuentran recluidos por haber cometido algún delito han sido ubicados como niños que mataron para alguna organización criminal.

“Estamos hablando, en muchos casos, de niños sicarios, estamos hablando de jóvenes que cometieron delitos que nos han llamado la atención, más en los últimos años; hemos encontrado esa relación de violencia en el entorno familiar”, advirtió el funcionario de la Segob, Roberto Campa, cuando instaló el Comité Técnico de Adolescentes en Conflicto con la Ley Penal.

Para la especialista Elena Azaola, el tráfico de drogas y la explotación sexual son problemáticas sociales que afectan a los niños, y que los enfilan hacia futuros actos de criminalidad. También aumenta su vulnerabilidad cuando en la familia existen disfuncionalidades, consumo de drogas y pobreza.

De acuerdo con la doctora Cristina Rueda, especializada en infancia, la normalización de la violencia y la presencia del crimen organizado ha afectado de forma clara a los menores. Ante esto, consideró imperativo que las autoridades educativas resuelvan el tema de la falta de valores en el sector infantil.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.