Home » Arte, Cultura

Michael Kumpfmüller recrea el último año de vida de Franz Kafka

Publicado por Naked snake el Martes, 2 junio 2015
Sin Comentarios


Notimex

Oaxaca, México.– El ultimo año de vida del destacado escritor Franz Kafka es recreado por el alemán Michael Kumpfmüller en su obra “La grandeza de la vida”, con la que rinde tributo al autor de “La metamorfosis” a 91 años de su muerte, que se cumplen mañana.

La obra, que da cuenta del genio del mítico escritor checo que dejó un legado invaluable, narra la historia de un Kafka a punto de cumplir 41 años de edad, quien se enamora de Dora Diamant (1898-1952), a quien conoció en el verano de 1923, durante una estancia a orillas del Báltico.

De acuerdo con el portal “noticiasmexicanas.com.mx”, el relato señala que el escritor ya enfermo decidió compartir el poco tiempo de vida que le quedaba junto a su amada Dora.

el escritor checo  en pleno siglo XXI provoca un gran pleito kafkiano

el escritor checo en pleno siglo XXI provoca un gran pleito kafkiano

Franz Kafka de origen checo y judío nació en Praga, que entonces pertenecía al Imperio Austro-Húngaro, el 3 de julio de 1883, en el seno de una familia de clase media dedicados al comercio, sus padres fueron Julie Löwy y Hermann Kafka.

Según el portal “biografíasyvidas.com”, Kafka se formó en un ambiente cultural alemán y se doctoró en derecho en la Universidad de Praga. Sin embargo las letras le significaban una gran pasión.

En 1913, el editor Ernst Rowohlt (1887-1960) accedió a publicar el primer libro de Kafka, “Meditaciones”, el cual reunía extractos de su diario personal, pequeños fragmentos en prosa de una inquietud espiritual penetrante y un estilo profundamente innovador, a la vez lírico, dramático y melodioso. No obstante, el libro pasó desapercibido.

En los siguientes años tampoco obtuvo ningún éxito, fuera de un círculo íntimo de amigos y admiradores incondicionales.

En octubre de 1915 llegó “La Metamorfosis”, quizá el libro más famoso de Kafka y uno de los más destacados en su producción, la historia se publicó en la revista “Die weissen Blätter”, dirigida por René Schickele (1883-1940), en la editorial Kurt Wolff.

Poco tiempo después, en noviembre, la misma editorial publicó “La Metamorfosis” como un libro independiente dentro de su colección “Der Jüngste Tag”.

Este relato es protagonizado por “Gregorio Samsa”, un voluntarioso viajante de comercio, quien descubre al despertar una mañana que se ha convertido en un enorme insecto; su familia lo rechaza y deja que muera solo, por lo que se puede leer un gran componente autobiográfico.

El escritor vivió en medio de las desavenencias de su familia, por lo cual deseaba emigrar a Palestina, pero en 1917 al padecer los primeros síntomas de tuberculosis no pudo realizar su viaje.

A pesar de la enfermedad, de la hostilidad manifiesta de su familia hacia su vocación literaria, de sus tentativas matrimoniales frustradas y de su empleo de burócrata en una compañía de seguros de Praga, Kafka se dedicó intensamente a la literatura.

Su padre fue una influencia importante e indirecta en su obra, pero también agobió su existencia, ésto lo dio a conocer en su libro “Carta al padre”, escrito en 1919, pero publicado, como casi toda su obra, póstumamente; en este libro el escritor expresa sus sentimientos de inferioridad y de rechazo paterno.

El estallido de la Primera Guerra Mundial y el fracaso de un noviazgo en el que había depositado todas sus esperanzas señalaron el inicio de una etapa creativa prolífica.

En 1920 dejó su empleo e ingresó en un sanatorio, pero al poco tiempo se estableció en una casa de campo en la que escribió “El castillo”. Al año siguiente Kafka conoció a la escritora checa Milena Jesenska-Pollak (1896-1944), con la que mantuvo un breve romance y una abundante correspondencia, no publicada hasta 1952.

Los temas de la obra de Kafka son la soledad, la frustración y la angustiosa sensación de culpabilidad que experimenta el individuo al verse amenazado por unas fuerzas desconocidas que no alcanza a comprender y se hallan fuera de su control.

Sus biógrafos consideran que en términos filosóficos es afín al danés Sören Kierkegaard (1813-1855) y a los existencialistas del siglo XX.

En cuanto a técnica literaria, los especialistas clasifican su obra entre expresionismo y surrealismo. El estilo lúcido e irónico de Kafka, en el que se mezclan con naturalidad fantasía y realidad, da a su obra un aire fantasmal, como sucede “La metamorfosis”.

En el último año de su vida, el escritor encontró en Dora Diamant, el gran amor que había anhelado siempre, y que le devolvió un breve soplo de esperanza.

La mente privilegiada de Franz Kafka dejó de crear historias el 3 de junio de 1924, cuando murió en Kierling, Austria, a causa de las complicaciones provocadas por la tuberculosis.

Kafka no deseaba que sus manuscritos inéditos llegaran a ver la luz, por lo que encargó a su gran amigo y biógrafo, el escritor austriaco Max Brod (1884-1968), que los destruyera a su muerte, sin embargo, Brod desobedeció la voluntad de su amigo y los público póstumamente.

Tres de las novela más emblemáticas de Kafka que se encontraban en ese conjunto de textos son: “El proceso” (1925), “El castillo” (1926) y “América” (1927).

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.