Home » Ciencia y Tecnología

Diseñan en el CCH un telescopio de bajo costo

Publicado por Naked snake el Miércoles, 3 junio 2015
Sin Comentarios


Oaxaca, México.-Con un sistema de ocho espejos en forma de pétalos, idénticos y separados entre sí, con superficie de media parábola, que se acomodan alrededor de un eje y giran a cierta velocidad, Justino Fernando Silva Zárate, profesor de física en el plantel Sur del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) de la UNAM, desarrolló un telescopio reflector innovador, ligero y barato.

El prototipo utiliza los espejos-pétalos de forma modular, en lugar de uno más grande y fijo, de mayor costo y complejidad de construcción y manejo.

320(2)El proyecto está actualmente en trámite de patente y forma parte del Programa para el Fomento al Patentamiento y la Innovación (Profopi) de la Coordinación de Innovación y Desarrollo (CID) de esta casa de estudios. “Es de 15 centímetros de diámetro; la idea es construir otro de un metro de diámetro, hacer las pruebas y ajustes necesarios y después pensar en escalarlo a dimensiones mayores”, adelantó.

Para comportarse como un solo espejo parabólico y generar juntos la imagen de algún objeto celeste, los ocho espejos-pétalos se acomodan alrededor de un eje de manera ordenada e intercalada, a la misma distancia, sobre una superficie que gira a velocidad controlada.

La generación de las imágenes sigue un antiguo principio del cine: la sensación óptica de continuidad y movimiento al observar imágenes fragmentadas que pasan muy rápido delante de nuestros ojos.

“Al ver 24 imágenes por segundo en el cine y 29.97 en la televisión las captamos como un continuo. Ese efecto óptico se incrementa si pasamos 48 por segundo, o incluso más, según la velocidad a la que giremos el motor sobre el que está montado el sistema de espejos”, explicó Silva Zárate.

Más pétalos, menos giros

Mientras realizaban uno de los experimentos para probar la innovación, el profesor de física y su hijo, Daniel Fernando Silva de Paz —alumno del cuarto semestre del CCH Sur—, comprobaron que al girar el sistema a alta velocidad, los ocho espejos-pétalos hicieron que se percibiera uno parabólico completo, que presentó las mismas características de un parabólico normal y pudo reflejar claramente la imagen amplificada de los objetos.

“Durante la experimentación encontramos que, a medida que aumentamos el número de pétalos en el sistema, se pudo reducir la frecuencia de giro y se generó el mismo efecto. Por ejemplo, con ocho espejos-pétalos el motor tiene que hacerlo girar seis veces por segundo, pero si incrementamos el número de pétalos a 16, sólo se requieren tres veces por segundo. Esto es una ventaja, pues no necesitamos altas velocidades para lograr el efecto deseado”, detalló.

Entre las ventajas de emplear espejos más pequeños y modulares, el docente destacó la facilidad para construirlos a bajo costo, alinearlos y montarlos en el sistema. “Generalmente el espejo primario de los telescopios reflectores está hecho de una sola pieza, lo que implica dificultades para su construcción, pulido y traslado”, dijo.

Con esta innovación, si en el proceso un pétalo se rompe no se requiere reponer todo el sistema, lo que abarata costos. Además, será un equipo más ligero. “En general, los espejos convencionales son muy gruesos, en nuestro prototipo se pueden utilizar otros mucho más delgados y, por consiguiente, de menor peso”.

Mientras se desarrolla el proceso de patente, Silva Zárate está interesado en mostrar su proyecto a los astrónomos de la UNAM, con la idea de realizar nuevas pruebas y, si es necesario, algunas modificaciones.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.