Home » Investigación, Noticias

La huevoneria mexicana o la falta de oportunidades

Publicado por Naked snake el Jueves, 11 junio 2015
Sin Comentarios


Nexos

Oaxaca, México.-Hace unos meses, a partir de los malos chistes de los conductores de la BBC sobre las y los mexicanos, hubo una amplia discusión sobre si esos chistes reflejaban prejuicios, sobre si los mexicanos literalmente nos habíamos “hecho fama y echado a dormir”, o sobre si simplemente no entedemos el sentido del humor inglés.

El epiteto principal usado en aquél programa fue “los mexicanos son flojos”, huevonos diríamos nosotros. El prejuicio, para ser interesante o útil, tal vez tendría que tener algo de verdadero (pese a la injusticia que implica la generalización). Es decir, ¿qué dice el estereotipo de que los mexicanos somos huevones? No mucho sobre los mexicanos en sí, y probablemente mucho más sobre quien sostiene el estereotipo.

El día de hoy la OCDE publica su reporte “Society at a Glance  2011“. En él, entre otras cosas, presenta una gráfica del número de minutos de trabajo remunerado y no remunerado por persona en cada uno de los países de la OCDE.

México y Japón aparecen como los países en los que más tiempo se trabaja por día, y Bélgica y Dinamarca en los que menos. ¿Eso quiere decir que los belgas y los daneses son más huevones o más eficientes? ¿Los japoneses eficientes y trabajadores? ¿Los mexicanos trabajadores e inficientes?

La respuesta tentativa de la OCDE a estas preguntas es mucho más interesante que las que parecen obvias (por ejemplo, trabajamos más y producimos menos porque un montón de factores institucionales nos hacen improductivos). El reporte concluye que hay evidencia para pensar que lo que hace que la economía crezca, no es un incremento en la productividad, sino la comercialización de trabajo no remunerado (de las mujeres en particular). Esto tiene sentido,  porque las mujeres acumulan de manera desproporcionada el trabajo no remunerado. En México el trabajo no remunerado de las mujeres llega a más de 4 horas al día.

Así, podemos pensar, que tal vez el problema de la “huevonería mexicana” sí sigue siendo un problema de discriminación, pero en un sentido distinto al presentado en Top Gear. La huevonería es más bien un reflejo de una sociedad que se niega a reconocer el valor por igual del trabajo de todas y todos.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.