Home » Investigación

Recibe Lopez Doriga 3 millones 300 mil pesos del PVEM

Publicado por Naked snake el Viernes, 19 junio 2015
Sin Comentarios


La tarde anterior a los comicios del domingo 7, el Partido Verde Ecologista de México violó la veda de propaganda partidista: hizo contratar a personajes de la farándula y del deporte para crear en las redes sociales una ola de apoyo electoral. Ante la indignación que causó su maniobra, los dirigentes verdes y las televisoras replicaron que sus empleados sólo expresaron libremente su preferencia política… No fue así. Aquí se documenta cómo se planeó y se ejecutó la operación que convirtió a muchos “famosos” en delincuentes electorales.

MÉXICO, D.F. (Proceso).- Desde la tarde del sábado 6, ante el riesgo de no alcanzar la cuota de votos requerida para garantizar la mayoría del PRI y del PVEM en la Cámara de Diputados, los dirigentes de este último decidieron emprender la última de sus hazañas ilegales para burlar al Instituto Nacional Electoral (INE) y al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF): emprender una agresiva campaña en redes sociales a su favor con los “famosos” y las cuentas de Twitter contratadas previamente con ese objetivo.

Andrea Mirabent, colaboradora de Jesús Sesma Suárez, el responsable de la chequera en el PVEM y de pagar los convenios con los medios y comunicadores, comenzó a hacer llamadas a las agencias contratadas para “inundar” Twitter con hashtags y frases a favor de este partido.

Una de esas agencias es la que encabeza Danna Vázquez, quien maneja en su cuenta a cerca de 40 actores, conductores y “famosos” de TV Azteca y de Televisa, que cobran entre 115 mil y 200 mil pesos por lanzar mensajes publicitarios a favor de una marca o de un partido político.

No es la única ni la primera agencia que administra cuentas en redes sociales y que decidió emprender este camino a costa de su prestigio y el de las cuentas que concentra. También otras empresas, como Agavis Digital, comenzaron a utilizar las decenas de cuentas, entre falsas y reales, que controlan para crear una oleada de apoyo al PVEM.

El caso más escandaloso, el día de la jornada electoral, fue el del director técnico de la Selección Mexicana de futbol, Miguel El Piojo Herrera, quien estaba en el foco de la atención porque ese día el equipo nacional jugaba contra Brasil. Él redactó una serie de mensajes con frases como “los verdes sí cumplen”, en un tramposo y ambiguo mensaje que pretendía pasar como de apoyo al equipo de balompié.

Otro que tuiteó a favor del Verde fue el excampeón mundial de boxeo Julio César Chávez. Ambos participaron desde el año pasado en la campaña de spots, desplegados en prensa, infomerciales y eventos deportivos llamada Chiapasiónate, financiada por el gobierno de Manuel Velasco.

En medio de una condena generalizada en redes sociales y de un “exhorto” del INE para que se suspendiera esa campaña en redes sociales, los dirigentes del PVEM Arturo Escobar y el senador Carlos Puente negaron una y otra vez que se tratara de un apoyo pagado. “Son una expresión de apoyo genuino”, sentenció Escobar, y el diputado Jorge Herrera se llegó a quejar: “Nos están poniendo la mordaza”.

El Piojo Herrera sólo recibió una “sanción” de 140 mil pesos por parte de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), al igual que los jugadores Marco Fabián y Oribe Peralta, por hacer algo “inadecuado”. Pero el directivo de la FMF, Héctor González Iñárritu, insistió ante los medios de comunicación que en el trato para que Herrera le hiciera propaganda al PVEM “no hubo nada de dinero, es una relación que tiene con las gentes de ese partido”.

Sin embargo, una serie de correos electrónicos, facturas y manuales de manejos de redes, cuya copia obtuvo Proceso, indican que el “ataque a las redes” fue planeado con anticipación, desde abril de 2015, y que en muchos casos se hizo en sintonía con el gobierno de Chiapas, encabezado por Manuel Velasco.

Éste fue el único mandatario del PVEM que logró una hazaña digna de los mejores tiempos del “carro completo”: en su entidad el partido ganó los 12 distritos electorales y obtuvo 651 mil votos a su favor.

La entidad más pobre de México, con los indicadores más altos de marginación, pobreza y de daños al medio ambiente, se transformó por obra y gracia de Velasco en fuente de votos para un partido que se ha mantenido en la raya de la ilegalidad. El PVEM se convirtió en la primera fuerza política de Chiapas con 45.6% de los sufragios. De los 2.5 millones de votos obtenidos por este partido en el país, la cuarta parte provino de Chiapas.

Desde antes de las elecciones, el senador Javier Corral, representante del PAN ante el INE, acusó al gobernador Velasco de “comandar una maquinaria” para intervenir de manera “indebida, ilegal e inmoral” en la elección para favorecer al PVEM.

El ataque en las redes

Desde abril pasado, el PVEM firmó con la empresa Agavis Digital, S.A., de C.V., un contrato por 3 millones 26 mil 800 pesos para pagar “servicios consistentes en la difusión de 576 tuits, 22 trending tuits y cinco videos para blogs, dentro del periodo del 23 de mayo al 7 de junio de 2015. Con el contenido previamente autorizado hasta con tres horas de anticipación”.

Por los 576 tuits pagaron 1 millón 36 mil 800 pesos; por 22 trending tuits, un total de 1 millón 210 mil pesos, y por cinco videos para blogs, 780 mil pesos. El total es de 3 millones 26 mil 800 pesos. En el anexo del contrato se enlistan 34 cuentas de Twitter que maneja esta empresa, la mayoría relacionadas con asuntos de futbol e incluso la de Chumel Torres, del blog Pulso de la República.

Según el documento, cuya copia tiene Proceso, ambas partes se obligan a mantener “absoluta discreción y confidencialidad respecto de la información y datos a los que tenga acceso, así como a todo tipo de resultados obtenidos con motivo de los servicios objeto de este contrato”.

También se penaliza en el caso de que el contratante “incumpla de alguna manera o forma con los servicios del presente contrato, y en caso de que algún tweet no salga según el texto y tema acordado, no se realizará el pago restante que falta por hacerse efectivo, en caso de no cumplir con los requerimientos y especificaciones publicitarias”.

El contrato está firmado por Aarón Fernández Medina, quien aparece como apoderado legal de Agavis Digital, y Andrés Eloy Plata Fernández, a quien se le denominó “El Contratado”. En ninguna parte aparece el nombre del PVEM.

Sin embargo, en una serie de correos electrónicos enviados por Andrés Eloy Plata Fernández a Andrea Mirabent, desde el 22 de abril, se desarrollan y especifican una serie de estrategias para manejar a los trolls a favor del PVEM.

Por ejemplo, Plata Fernández le señala a Mirabent que entre los trolls que manejarán definitivamente están los siguientes:

@UglyZorra.

@PerraDementeVIP

@Chochos.

@DolorDeHuevos

@Mr_Egooo

“Con estas cuentas estamos blindados y podemos atacar a discreción. Son cuentas que se dedican exclusivamente a eso. Sería increíble poder contar con ellos para sumar fuerzas.”

Mirabent, la asistente de Jesús Sesma, le respondió en ese correo que para la firma del convenio necesita conocer la cláusula de la secrecía profesional “con el objeto de no dar a conocer este contrato so pena de una sanción económica”.

La agencia Agavis Digital participó en el equipo de transición de Enrique Peña Nieto en 2012, y cobró 237 mil 500 pesos por el mantenimiento de páginas on line, según el contrato del fideicomiso formado para tal efecto y que dio a conocer el portal SinEmbargo.Mx.

En menos de tres años, actualizó SinEmbargo, Agavis Digital ha firmado con el gobierno de Peña Nieto unos 40 contratos por más de 40 millones de pesos para el manejo de redes digitales para Petróleos Mexicanos, el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes y la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Ahora tiene entre sus clientes al PVEM. En el contrato, la agencia establece que su objeto social es “el manejo de campañas y estrategias publicitarias en medios interactivos, asesoría y consultoría en optimización de campañas publicitarias en motores de búsqueda y sitios especializados, blogs, páginas en internet que ofrezcan espacios publicitarios”.

Otro documento de la misma agencia, fechado el 23 de mayo, menciona explícitamente al PVEM y algunos ejemplos de cómo promoverlo. Dice que su objetivo general es “posicionar, blindar, promover y amplificar de manera orgánica la imagen, propuestas y candidatos del PVEM durante el proceso electoral”.

La estrategia es la siguiente: “Mediante conversaciones entre los influencers se permeará la línea de comunicación de la campaña a través de posteos e interacciones. De esta manera unificamos el mensaje e integramos de manera orgánica y generamos un lazo entre Partido-Trend Setters-Ciudadanía para hacer comunión entre los intereses de todas las partes. El motivo de hacer un diálogo es para crear una red de comunicación con los seguidores”.

El domingo 7 circuló en las redes sociales una lista de 17 conductores de Televisa y de TV Azteca con pagos de entre 200 mil (en el caso de Andrea Legarreta) y 45 mil pesos (sobre todo, de los conductores de Ventaneando, del Canal 13) para apoyar al PVEM.

Los dirigentes de éste negaron la veracidad de esta lista, junto con otra donde aparecían actores, conductores y deportistas con pagos de 10 mil a 40 mil pesos por cada tuit “verde”.

Sin embargo, varios conductores de televisión, especialmente del área de deportes, admitieron que les ofrecieron estos pagos. En un mensaje enviado el 8 de junio en Twitter, Jean Duverger afirmó: “A mí también me lo ofrecieron en diversas ocasiones y por diversos medios, a lo cual siempre decliné la invitación. Una cosa es vender ropa, pastelitos, papas, teléfonos, etcétera. Otra cosa muy diferente es vender a tu país”.

Inés Sáinz, conductora de TV Azteca Deportes, se deslindó del tuit que apareció en su cuenta apoyando al PVEM. Responsabilizó del mismo a su agencia de medios, que le pidió subir un mensaje sobre educación y ecología, sin aclararle que se trataba de apoyar al partido.

La telecracia en acción

El más indignado con las críticas y las sanciones al Partido Verde, sobre todo por los tuits del día de la jornada electoral, fue el dueño de TV Azteca, Ricardo Salinas Pliego, quien subió el siguiente mensaje en Twitter: “Ahora resulta que el @INEMexico define ‘quien’ y ‘como’ se puede expresar. ¿Cómo llegamos a estar tan jodidos?”.

Desafiante, en el mismo lenguaje que utilizó el 7 de junio de 1999, cuando fue asesinado el conductor Paco Stanley, Salinas Pliego pontificó: “Es la mentalidad tercermundista la que pretende controlar lo que oímos, pensamos y expresamos. No debemos perder la libertad de expresión”.

Las televisoras, en especial TV Azteca, trataron de convertir esa violación del PVEM a la ley y al modelo de comunicación electoral –surgido de la reforma de 2008-2009 y que tanta animadversión generó en el duopolio televisivo– en un asunto de “libertad de expresión”.

La mayoría de los “famosos” que contrataron las agencias del PVEM pertenecen a TV Azteca. La hija de Salinas Pliego, Ninfa Salinas, es senadora de ese partido, y el director de Proyecto 40, Luis Armando Melgar, también es senador del Verde y aspira a ser gobernador de Chiapas.

La “generosidad” de las televisoras con el PVEM durante la campaña de 2015 sólo es equiparable con las dispendiosas campañas de difusión con que el gobierno de Manuel Velasco ha favorecido a las dos grandes televisoras.

Y el INE sancionó con 322 millones de pesos a ese partido por el financiamiento ilegal en sus spots televisivos, pero dio por válidos los montos que el mismo partido reportó por cada pauta en Televisa y TV Azteca: 369 pesos.

El exconsejero electoral Alfredo Figueroa señala que ese costo resulta de dividir los 293 mil 321 spots entre el monto de 108 millones 265 mil 200 pesos que reportó el PVEM.

“La Unidad Técnica de Fiscalización del INE actuó para proteger al Partido Verde y a las televisoras subvaluando el costo de los impactos y declarándose incompetente para entrar al tema de la donación en especie”, advirtió Javier Corral, representante del PAN.

CHz3qPxVEAAvOcKPrecisamente uno de los gobiernos más generosos en pagos a los medios de comunicación, especialmente a las televisoras, es el de Manuel Velasco. Tan sólo un concentrado de facturas correspondientes a marzo de 2014, a las que tuvo acceso este semanario, indica que Velasco gastó en promoción por ese medio un total de 98 millones 982 mil pesos, de los cuales al Grupo Televisa le entregó 60 millones y a TV Azteca 26 millones de pesos.

Otra serie de facturas indica que Velasco pagó a Sky y Cablevisión, filiales de Televisa, montos de 4 millones 198 mil y 2 millones 79 mil pesos por anunciar su informe de labores.

Al conductor del noticiario estelar de Televisa, Joaquín López Dóriga, el gobierno de Chiapas le pagó 2 millones 300 mil pesos, más de lo que le dio al Grupo Fórmula (1 millón de pesos) por una campaña promocional en radio.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.