Home » internacional, Investigación

Kathryn Bigelow apoya cinta sobre el narco

Publicado por Naked snake el Jueves, 25 junio 2015
Sin Comentarios


El Excelsior

Oaxaca, México.-La guerra contra el narcotráfico y el surgimiento de las autodefensas en Michoacán retratado por el documental Tierra de cárteles (Cartel Land), de Matthew Heineman, impresionaron de tal manera a la ganadora del Oscar, Kathryn Bigelow, que decidió convertirse en su productora.

“Kathryn vio la película en el Festival de Sundance y quedó muy conmovida, así es que decidió subirse al proyecto como productora ejecutiva para ayudar a promoverlo y buscar una discusión sobre los temas que toca al documental”, señaló en entrevista Heineman, quien además regresó de Park City, el colorido poblado de Utah donde cada enero ocurre Sundance, con los premios de Mejor Director y Mejor Fotografía de la competencia oficial estadunidense.

1246229Desde el escenario del cineclub Le Cinema IFAL, donde ayer se presentó el largometraje a medios nacionales y corresponsales extranjeros, Heineman detalló su acercamiento, cámara en mano, a uno de los problemas sociales más complejos que ha enfrentado nuestro país.

“Esta cinta muestra los efectos de la guerra contra las drogas, y lo hace de primera mano: de una manera emocional y visceral, con la intención de que se genere una discusión sobre lo que está pasando”, expresó el realizador.

Tierra de cárteles, que se estrenará el próximo jueves 2 de julio en 23 pantallas del país, muestra la descomposición social que sufrió México a partir de la llamada Guerra contra el Narco declarada por el Gobierno del expresidente Felipe Calderón.

Para sorpresa del espectador, la cámara de Heineman (una Canon C300) logra meterse al vientre que más tarde dio a luz a las llamadas autodefensas en Michoacán, para entonces descubrir a un personaje clave del movimiento: José Manuel Mireles Valverde, quien este sábado 27 de junio cumplirá un año preso en el penal de alta seguridad de Hermosillo, Sonora, acusado de posesión de armas de uso exclusivo del Ejército y delitos contra la salud.

Pero esa no era la idea inicial del cineasta, quien originalmente había diseñado un proyecto sobre los caza migrantes, quienes habían dado un golpe de timón y buscaban desarticular las rutas de trasiego de droga que estaban utilizando los narcotraficantes mexicanos para introducir sustancias ilegales a Estados Unidos.

Pero todo eso cambió cuando recibió una llamada de su padre, quien había leído en The Wall Street Journal un texto sobre el surgimiento de las autodefensas en México.

“En ese momento se me ocurrió incluir en el documental ese paralelismo, porque tenía enfrente a dos grupos de ciudadanos que buscaban justicia por su propia mano en ambos lados de la frontera”, recuerda Heineman, quien dos semanas después y previas conversaciones telefónicas, ya estrechaba la mano de Mireles, quien le abrió las puertas de su lucha armada, pero también de su vida íntima, la cual, de la misma manera que la de las autodefensas, se colapsa en la pantalla como consecuencia de intromisiones, abusos y traiciones.

El documental también sigue la pista de grupos delictivos como Los Caballeros Templarios, el Cártel Jalisco Nueva Generación y La Familia Michoacana, así como de personajes que consideran claves en el conflicto.

“Me encantaría mostrarle el documental al presidente Peña Nieto”, pronunció el director.

A cambio de un pase all acces a las entrañas de las autodefensas, de las que retrató su estructura, modus operandi y sus excesos, Matthew Heineman prometió solamente una cosa: mostrar sus imágenes sin filtros ni censura.

“Pensé que lo que encontraría en México sería mucho más sencillo de lo que en realidad resultó. Con el tiempo descubrí que las líneas que dividen el bien del mal eran bastante borrosas y se difuminaban conforme avanzábamos.

“La idea era narrar esta problemática de una manera más visceral y emocional, sin verla a través del lente de los líderes de opinión o de los expertos en la materia, sino de una manera más real y más cercana”, agregó el director, quien dijo que el momento más aterrador de la grabación de su cinta fue cuando entrevistó a una mujer cuya familia entera había sido asesinada y ella, había decidido unirse a las autodefensas.

“Lo que hice fue tratar de ponerme en los zapatos de todas esas personas que tienen que sobrevivir en un mundo donde las instituciones que deberían de estar ahí para protegerte brillan por su ausencia o están coludidas con los cárteles”.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.