Home » Investigación, Justicia

Tlatlaya: cronología de un año de inconsistencias y errores

Publicado por Naked snake el Lunes, 29 junio 2015
Sin Comentarios


La silla Rota

Oaxaca, México.-Días después de que el Ejército Mexicano difundió la versión de un enfrentamiento donde fueron abatidas 22 personas en una bodega en Tlatlaya, estado de México, investigaciones periodísticas y testimonios de sobrevivientes echaron abajo la versión oficial y trascendió una posible ejecución extrajudicial de civiles.

A un año de aquella madrugada del 30 de junio de 2014, aún no inicia el juicio contra los militares que presuntamente perpetraron la ejecución, se mantienen muchas dudas sobre el caso y existen inconsistencias en el peritaje que no permiten esclarecer lo sucedido.

tlatlaya_bodega_bn_460x29030 de junio de 2014

La versión que difundió la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) es que alrededor de las 5:30 de la mañana del 30 de junio personal militar realizaba reconocimientos terrestres y ubicó una bodega que se encontraba custodiada por personas armadas en San Pedro Limón, Tlatlaya, quienes al percatarse de la presencia de las tropas abrieron fuego en su contra.

Los soldados repelieron la agresión que dejó como saldo la muerte de 21 hombres y una mujer. Se dijo que en el lugar se aseguraron 16 fusiles AK-47 calibre 7.62X39 milímetros; seis fusiles AR-15 calibre 0.223; un fusil marca Calico y dos escopetas calibres 12 y 0.22; además 13 armas cortas; una granada de fragmentación; 112 cargadores y cartuchos de diversos calibres.

 

 

11 de julio de 2014

La agencia estadunidense Associated Press (AP) publicó que las 22 personas que perdieron la vida en Tlatlaya, fueron fusiladas por elementos castrenses y no producto de un enfrentamiento. En reportero de AP cita a un testigo que escuchó disparos y golpes durante dos horas aquella madrugada de junio. Además ingresó a la bodega donde pudo observar la trayectoria de las balas.

“La bodega en la que fueron encontrados muchos de los cadáveres no tenía muchas evidencias de que el enfrentamiento fuera prolongado… (Las manchas de sangre y los orificios de bala) dan la impresión de que las personas en el interior estaban de pie frente a la pared y fueron alcanzadas por uno o dos disparos a la altura del pecho”, se expone en el texto.

 

17 de julio de 2014

El titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México, Alejandro Jaime Gómez Sánchez, sostuvo no existían evidencias para suponer que las 22 personas que las personas fueron ejecutadas o fusiladas por miembros del Ejército Mexicano.

“Respecto a los hechos ocurridos en Tlatlaya, el Ministerio Público del fuero común inició la investigación correspondiente, practicó las diligencias respectivas y en su momento remitió la carpeta de investigación a la Procuraduría General de la República. En las diligencias prácticas, no se desprende indicio alguno que haga presuponer o que nos haga pensar en la posible ejecución o posible fusilamiento al que se ha hecho referencia en algunos medios de comunicación”, dijo en conferencia de prensa.

 

17 de septiembre de 2014

Tras dos meses de silencio en el caso, la revista Esquire publicó el reportaje Testigo revela ejecuciones en el Estado de México que señala a partir de una entrevista que el ejército ejecutó a 22 presuntos delincuentes en Tlatlaya.

“Ellos (los soldados) decían que se rindieran y los muchachos decían que les perdonaran la vida. Entonces (los soldados) dijeron ‘¿no que muy machitos, hijos de su puta madre? ¿No que muy machitos?’. Así les decían los militares cuando ellos salieron (de la bodega). Todos salieron. Se rindieron, definitivamente se rindieron. (…) Entonces les preguntaban cómo se llamaban y los herían, no los mataban. Yo decía que no lo hicieran, que no lo hicieran, y ellos decían que ‘esos perros no merecen vivir’. (…) Luego los paraban así en hilera y los mataban. (…)” se lee en la publicación.

 

19 de septiembre de 2014

La Sedena insistió que elementos del Batallón 102 repelieron una agresión armada en el que 22 personas murieron y descartó una ejecución de civiles por parte del personal castrense. La dependencia federal aseguró que “prestará su colaboración irrestricta para que la autoridad competente esclarezca los hechos y determine la verdad jurídica sobre este acontecimiento”.

Por su parte, la Procuraduría General de la República reiteró que se tiene iniciada una averiguación previa respecto a esos hechos, misma que está en etapa de investigación. Así mismo, informó que tiene un equipo de especialistas, en diversas disciplinas, dedicado a investigar de forma completa y profunda para llegar a la verdad desde que tuvo conocimiento de los hechos.

 

23 de septiembre de 2014

Raúl Plascencia, presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH)señaló que iniciarían una investigación sobre el caso Tlatlaya y que en un plazo no mayor a seis semanas daría a conocer un informe sobre los hechos. Incluso el ombudsman se adelantó a decir que “todo hace suponer que se trató de un enfrentamiento”.

 

25 de septiembre de 2014

Un comunicado de prensa de la Sedena informó que un oficial y ocho elementos de tropa que participaron en los hechos ocurridos en Tlatlaya fueron puestos a disposición del Juzgado Sexto Militar por su “presunta responsabilidad en la comisión de los delitos en contra de la disciplina militar, desobediencia e infracción de deberes.

 

15 de octubre de 2014

La Cámara de Diputados integró un grupo de trabajo plural para coadyuvar en las investigaciones para esclarecer la muerte de 22 personas en Tlatlaya.

 

21 de octubre de 2014

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) determinó que ocho elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional ejecutaron a 15 de las 22 personas el 30 de junio en Tlatlaya.

La CNDH emitió la recomendación 51/2014 a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), así como a la Procuraduría General de la República (PGR) y al gobierno del Estado de México debido a que documentó que hubo irregularidades en el proceso de investigación, pues no se preservaron de manera adecuada las evidencias.

 

6 de noviembre de 2014

La Sedena aceptó la recomendación 51/2014 de CNDH, pero señaló que no comparte algunos de los señalamientos contenidos en dicha recomendación.

“Aun cuando esta dependencia del Ejecutivo Federal no comparte algunos de los señalamientos contenidos en dicha recomendación, ha tomado la determinación de aceptarla por el especial interés de coadyuvar a esclarecer los hechos y en el caso de que algún militar haya incurrido en conductas contrarias a la ley, a las virtudes militares y a nuestra vocación de servicio, sea sancionado conforme a derecho”, señaló la Sedena.

Ese mismo día, el gobernador del estado de México, Eruviel Ávila Villegas, mediante el oficio 201.G/O/143/2014, informó al presidente de la CNDH, Raúl Plascencia Villanueva, la aceptación de dicha recomendación.

 

7 de noviembre de 2014

El Juzgado Primero de Distrito de Procesos Penales Federales en el Distrito Federal, dictó auto de formal prisión por diversos delitos a los siete militares presuntamente implicados en el asesinato de 22 personas en Tlatlaya.

 

15 de diciembre de 2014

Un juez ordenó la libertad inmediata de dos mujeres que fueron detenidas el 30 de junio en Tlatlaya, durante enfrentamiento en el que perdieron la vida 22 personas. Las mujeres, estaban recluidas en el Centro Federal Femenil de Readaptación Social en Tepic, Nayarit, acusadas del acopio de armas de fuego y posesión de cartuchos del uso exclusivo del Ejército.

 

13 de enero de 2015

La CNDH reclasificó el expediente del caso Tlatlaya como violaciones graves a los derechos humanos, para que las autoridades a quienes fue dirigida la recomendación 51/2014, lo tomen en cuenta en las acciones que implementen para dar cumplimiento a la misma.

 

11 de abril de 2015

El secretario general de Gobierno del estado de México, José Manzur Quiroga, confirmó que 10 servidores públicos de la PGJEM fueron suspendidos y serían investigados por los hechos ocurridos en Tlatlaya.

 

16 de abril de 2015

El grupo de trabajo de la Cámara de Diputados que investigó el caso de Tlatlaya concluyó que “en la muerte de 22 civiles en una bodega en la comunidad de San Pedro Limón, se está en presencia de un uso ilegal, excesivo y desproporcionado de la fuerza por parte de algunos elementos de la Sedena involucrados”.

 

10 de mayo de 2015

Se hizo público que el Departamento de Estado de Estados Unidos suspendió la asistencia al 102 Batallón de Infantería de la 22 Zona Militar, dijo que el agrupamiento castrense ya no es elegible para recibir asistencia, en tanto espera los resultados de la investigación.

 

25 de junio de 2015

La Silla Rota documenta en el reportaje ‘La llamada previa a la masacre del 30 de junio’ el robo de evidencia en el caso Tlatlaya y expone omisiones en la integración de la averiguación previa.

 

29 de junio de 2015

El titular de la Sedena, Salvador Cienfuegos denunció que el caso Tlatlaya ha sido tratado de forma “superficial” y admitió que ha tenido un “alto costo” para el Ejército mexicano. “Ha sido muy costoso (para el Ejército), y también me parece que ha sido manejado de manera superficial, sin conocimiento de las cosas”. Reveló que todavía no han asignado un juez para llevar el caso de los militares implicados.

A un año se ha vulnerado el derecho a la verdad, la justicia, la seguridad jurídica y la procuración de justicia de los familiares de las 22 víctimas.

Además las inconsistencia en el caso siguen, La Silla Rota en el reportaje ‘Dos fugas que no detuvo el ejército’ recopila varios testimonios que refieren que, tras el enfrentamiento, los militares dejaron escapar a dos personas que supuestamente están vinculadas con grupos criminales.

 

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.